Principal

Abril aguas mil

Por Cristina Zarauza Creo, profesora de infantil de la EEI o Areal. Ganador del primer premio en la categoría de infantil del Premio Nacional Huertos Escolares Ecológicos 2015.

Nuestra escuela la EEI o Areal está situada junto a la playa de A Ladeira en el municipio de Baiona, en la costa sur de Pontevedra. Somos una pequeña escuela de tan solo tres unidades de infantil. Contamos aproximadamente con unos 56 alumnos. La mayor parte de ellos residen en el núcleo urbano del municipio, por lo que trabajar en un huerto ecológico está siendo una experiencia atractiva y novedosa para todos.

En nuestra zona, las condiciones climáticas hacen que no siempre podamos salir a trabajar directamente en el huerto pero no por ello dejamos aparcado este proyecto.

¿Qué hacer todos esos días que por causa de la lluvia no podemos salir al huerto? Hay muchas actividades que se pueden desarrollar dentro de las aulas que siguen despertando un gran interés entre los pequeños y a la vez están cargadas de un importantísimo valor pedagógico.

Este es un resumen de actividades que el curso pasado pusimos en práctica con muy buenos resultados:

Compostamos  1. Compost en bolsas

Aunque el centro cuenta con un compostero, para poder ver más de cerca el proceso de descomposición de los alimentos, los alumnos trajeron de sus casas, en bolsas herméticas y transparentes, mondas de patatas, frutas y hortalizas. A cada bolsa le metimos carbón vegetal para neutralizar un poco el mal olor y durante toda una semana fuimos viendo todo el proceso de putrefacción de la materia orgánica. Posteriormente, vaciamos las bolsas en el compostero para que los “bichitos” terminasen de hacer su trabajo.

 

  1. Plantamos semillas de tomates, lechugas, fresas y… ¡otras cosas!

Fuimos guardando los envases de los yogures que se consumieron en el cole para realizar un semillero, echamos tierra, abono, semillas de tomate o lechuga (lo que cada uno eligiese) y agua. Lo cuidamos, lo regamos y lo pusimos cerca de la ventana para aprovechar la luz solar.

La clase de 3 años hizo además un pequeño experimento sobre qué se podía plantar y terminaron plantando ceras, tapones o chinchetas.

De todo ello, se hizo un registro semanal del crecimiento y de las necesidades de las plantas y se recogió en un cuadro de doble entrada. Se trabajó la lectoescritura por medio de unas fichas en las que los niños/as podías plasmar sus conocimientos.

Composicion 1

  1. Espantapájaros y manualidades de colores

Durante los días de lluvia, aprovechamos los momentos de ocio para realizar bandas de colores con bolsas de basura que nos sobraron de los disfraces de carnaval, y las pegamos haciendo una serie de cuatro colores sobre una cinta adhesiva.

Con botes de leche en polvo vacíos, hicimos abejas decorativas para “invitar” a la polinización y con tapones de botellas, realizamos una “supermariposa de colores” para embellecer nuestro pequeño huerto.

composicion 2

  1. Decoración de nuestro cole

Varias imágenes valen más que mil palabras. Todos los materiales posibles son reciclados y las temáticas tienen siempre que ver con la naturaleza y con nuestro huerto. ¡Fomentamos la creatividad de nuestros pequeños artistas!

composicion deco

Esperamos que os puedan servir estas actividades para que ¡no os falten ideas un día de lluvia!

2 comentarios
  1. Kepake
    Kepake Dice:

    Comentar es agradecer a tod@s que participáis en la enseñanza de nacer en este planeta pleno de sencillez, naturaleza vida…
    Estoy muy contento en observar vuestra labor humana, cultivando la cultura biología, natura.
    Gratitud
    kepake…

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario