Huerto IES Menendez Pelayo

Aprendiendo sobre el control de enfermedades y plagas

Por Lucía Teresa García, docente y coordinadora del proyecto de huerto escolar del IES Menéndez Pelayo de Madrid. Ganador del segundo premio en la categoría de secundaria del Premio Nacional Huertos Escolares Ecológicos 2015.

El huerto escolar del IES Menéndez Pelayo, de Getafe, se puso en marcha en el curso 2014/15 debido, inicialmente, al interés de un grupo de profesores. Este mismo curso nuestro centro fue seleccionado para el Programa de Escuelas Sostenibles de la Comunidad de Madrid, donde se incluyó también nuestro proyecto de huerto escolar.

Desde el inicio, la finalidad de nuestro huerto ecológico ha sido ser el motor de arranque de una verdadera educación ambiental, entendida como un proceso interdisciplinar que ayude a promover las relaciones de los jóvenes entre sí y con la naturaleza, enmarcado, todo ello, dentro de un proyecto educativo global.

En este segundo año de funcionamiento del huerto escolar como laboratorio de conocimientos y transmisor de valores, hemos colaborado en un proyecto con el Grupo de Producción Vegetal y Calidad Agroalimentaria de la Universidad Católica de Ávila para aprender a utilizar buenas prácticas agroecológicas para el control de enfermedades y plagas del huerto escolar.

Hemos aprendido mucho y nos encantaría compartir todos los contenidos con los lectores de este blog.

-Todas las actividades se han desarrollado en dos partes, una primera teórica, donde se explica la base científica de cada aplicación,  y otra práctica, de acuerdo a los planteamientos metodológicos iniciales. Siempre que ha sido posible se ha trabajado en el exterior y la metodología ha sido participativa, integradora y adaptada a las necesidades de los alumnos. Se han desarrollado tres sesiones educativas con una duración de hora y media y en cada una se ha realizado una charla teórica previa y se ha finalizado con una experiencia en el huerto.

PhotoEditor-1466023373087

Solución ecológica para plagas de pulgón

-Las prácticas han estado enfocadas a la defensa de las plantas frente a hongos y plagas. Frente a los hongos, se han utilizado fungicidas naturales, como la leche, con la que se ha fumigado las plantas hortícolas en una proporción 1/7 de  leche respecto al agua, o la canela que se ha espolvoreado para combatir el mildiu.
Frente a las plagas, además de purín de ortigas, se han realizado trampas caseras para ahuyentar pulgones, mosca blanca y trips. Por ejemplo, hemos utilizado cartulinas de color amarillo, con un tamaño din A4,  que hemos untado con miel por ambas caras, las hemos grapado a una cuerda y las hemos colgado en el huerto. Al cabo de una hora se observa que están llenas de pulgón pegado a la cartulina. Para los trips se ha seguido el mismo proceso pero con cartulinas de color azul.

Para el control de babosas y caracoles se han utilizado unos cuencos de cerveza colocados debajo de las hojas de la planta en la sombra. La cerveza los atrae y los deja atrapados en el propio recipiente.
También se han utilizado otras trampas caseras cómo las cáscaras de patatas, cítricos y cáscaras de huevos machacadas como barrera integral. Por ejemplo, colocando trozos grandes de la piel de naranja con la parte blanquecina mirando para abajo en sitios húmedos y oscuros, se forma un refugio al que las babosas y caracoles acudirán y nosotros solo tendremos que retirarlos.

A todos los participantes en el curso, alumnos y profesores, se nos pasó una encuesta al finalizar las sesiones y la valoración ha sido muy satisfactoria por parte de todos los asistentes. ¡Estamos deseando continuar y seguir aprendiendo el próximo curso!

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario