tulbaghia_queso. principal

Plantas multifuncionales para enriquecer el huerto

Por Alberto Jiménez y María Vela socios fundadores de Ecoherencia, cooperativa sin ánimo de lucro.

Las PlaM, Plantas Multifuncionales, son plantas comestibles de muy fácil cultivo que, además de servir de apoyo en el huerto, son medicinales y suponen una estrategia de lucha contra el cambio climático.

Se estima que el 95% de la dieta mundial está compuesta por unas 30 especies vegetales diferentes. Sin embargo, diversos estudios afirman que la lista de plantas comestibles en el planeta puede rondar entre las 27.000 y las 65.000 especies.

IMG_1221En 2012 parte del equipo de Ecoherencia tuvimos la suerte de viajar a la amazonía brasileña. Allí nos esperaba el Dr. Valdely Kinupp, especialista en el fomento de plantas alimenticias no convencionales, con quien compartimos tres meses de aprendizaje agroecológico.

Cuál fue nuestra sorpresa al ver que la oferta de frutas y verduras en la amazonía brasileña era idéntica a la de cualquier mercado europeo. Gracias a ellos supimos que muchas de estas cosechas eran exportadas desde otra zona del país o de otros países. La producción de hortalizas convencionales en Brasil tiene un alto coste social y ambiental debido al uso descontrolado de químicos para evitar las enfermedades propias de la humedad y temperatura tropical. ¿Cómo podía ocurrir esto si la Amazonia está repleta de recursos?

A nuestro regreso a España nos sentíamos invadidos de ganas de continuar con el trabajo del profesor Kinnup y adaptarlo a nuestra realidad. La ortiga, la malva, la caléndula, el aloe, se presentaban como candidatas seguras. Plantas con muy bajos requerimientos y todas ellas comestibles.

Nuestra afición por la permacultura nos ayudó, además, a ver la multifuncionalidad en cada una de estas plantas.

Algunas plantas multifuncionales de nuestro entorno.

En nuestras investigaciones conocimos plantas como la tulbaghia o ajo social, que a pesar de no ser autóctonas, se adaptan con gran facilidad a nuestras condiciones climáticas. Es muy común encontrarlas decorando las zonas ajardinadas de la ciudad, donde son inconfundibles gracias a su característico olor a ajo. Sus propiedades medicinales y de apoyo en el huerto son superiores a las del ajo, pero además, aportan un par de ventajas, puesto que si la comemos no se “repiten” y contamos con sus hojas para poder incluirlas en nuestros platos durante todo el año, cosa que no podemos conseguir con el cultivo del ajo.

Otro gran descubrimiento para nosotros fue la verdolaga, tan poco querida por los agricultores convencionales al ser considerada una de las invasoras de los cultivos veraniegos. Sin embargo, es una planta que forma parte de la cocina tradicional de numerosos países mediterráneos, con un contenido omega3/omega 6 que la hace muy interesante para el control del colesterol y que puede servir de acolchado vivo en nuestros huertos.

Si al igual que nosotros, eres un amante de la biodiversidad y quieres aprender a fomentarla en tu huerto, te invitamos a conocer más sobre estas y otras plantas en nuestros talleres y conferencias.

Además, puedes conseguir nuestro libro “Plantas Multifuncionales: Guía de usos, cultivos y recetas” solicitándolo aquí.

visita al huerto comunitario anken green skyfarm, en una azotea de shanghai (china)

Plataforma de conocimiento sobre huertos ecológicos

Por Luis Ruiz García, profesor del departamento de Ingeniería Agroforestal, ETSIAAB, Universidad Politécnica de Madrid y Lucia Muñoz Martín, Ingeniera Agrónoma

El sitio web Agrohuerto.com es una plataforma de conocimiento on-line para la difusión de la agricultura y alimentación ecológicas. Se trata de una iniciativa, que surgió de un proyecto de colaboración entre la Escuela de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid y una empresa de internet. Su fundador es el profesor Luis Ruiz García del Departamento de Ingeniería Agroforestal, que coordina a un grupo de alumnos que elaboran los contenidos y atienden las consultas. El objetivo es transferir de forma masiva, con gran alcance y rigor técnico, conocimientos útiles sobre huertos urbanos, producción hortícola ecológica, control biológico de plagas, etc., siempre de una forma didáctica y fácil de entender.

Actualmente es muy utilizado por aquellas personas que cultivan o tienen intención de cultivar un huerto ecológico. Suelen acudir a Agrohuerto como fuente de información sobre los diferentes cultivos y las técnicas necesarias para manejar el huerto: riego, abonado, tratamientos para plagas, etc.  Esta información no sólo la encuentran en los artículos publicados, sino también gracias a otros usuarios o “Agrohuerters” que comparten sus experiencias.

Agrohuerto se ha convertido en un punto de encuentro, para una gran comunidad de personas interesadas en la cultura de “lo sostenible”, donde se intercambian conocimientos y experiencias reales desde distintos lugares del mundo como España, México, Estados Unidos, Colombia, Ecuador, Argentina y otros países de habla hispana.

Los artículos de Agrohuerto se clasifican en 7 categorías según su temática:

  1. Actualidad y novedades
  2. Agricultura urbana y periurbana
  3. Agricultura y alimentación ecológica
  4. Cómo cultivar el huerto
  5. Huertos ecológicos
  6. Huertos por el mundo
  7. Plagas y Enfermedades

Para aquellos que se empiezan a interesar por este tema, lo primero es conocer las bases y objetivos de la agricultura ecológica y urbana, por ello en la categoría “Agricultura y alimentación ecológica” hay una serie de artículos sobre alimentación saludable, las características que debe tener un huerto ecológico, los beneficios de los huertos urbanos, o los principios de las distintas corrientes agroecológicas como la agricultura ecológica, la permacultura o la agricultura natural.

Categorías como Plagas y enfermedades” o “Cómo cultivar el huerto” se centran más en cómo cultivar cada hortícola, técnicas y herramientas que se usan en el huerto y formas de luchar contra las plagas de forma ecológica.

Los posts de otras categorías como “Huertos por el mundo” o “Agricultura urbana y periurbana” son, en su mayoría, sobre visitas a huertos urbanos y huertos ecológicos de todo tipo y en distintos lugares:

– Huertos terapéuticos como el huerto del centro de salud de Carabanchel Alto, en Madrid
– Huertos didácticos y para la integración, como un huerto escolar en un colegio de Pekín o HuertAula Cantarranas en Madrid
– Huertos en hospitales, como el del St. Charles Hospital, en Londres
– Huertos comunitarios en varias ciudades como Madrid, Londres, Pekín o Shanghái
– Huertos vecinales, de grupos de consumo, de particulares.

comentariosEn “Actualidad y novedades”  hay posts sobre libros, exposiciones, eventos como la Feria ecológica y alternativa de Ponteareas (en Pontevedra) o Biocultura (en Madrid), y también artículos sobre aspectos e iniciativas útiles para el huerto: formas de reciclaje, aplicaciones móviles para cultivar, formas de cultivo modernas (hidropónicos, cubiertas y paredes vegetales…)

Debajo de cada post cualquier visitante puede intervenir dejando sus comentarios y leer opiniones de otros “Agrohuerters”. Los participantes interaccionan contando sus experiencias sobre el cultivo del huerto o la lucha contra plagas, preguntan sobre problemas concretos, suben fotos, etc.

Agrohuerto apoya sus posts sobre el cultivo de huertos con una serie de vídeos didácticos que explican de forma divertida aspectos del huerto como elegir su localización, preparar el suelo, los sistemas de riego, el cultivo de plantas en maceta, etc.

En el canal de Youtube Agrohuerto TV también hay vídeos sobre algunas de las visitas a huertos comunitarios y terapéuticos de Madrid o China.

 

Desde aquí os animamos a visitar este sitio sobre agricultura ecológica urbana, y a formar parte de su comunidad. También están en redes sociales como Facebook y Twiter, donde, además de seguir todas las publicaciones nuevas, los usuarios pueden ver artículos y noticias interesantes de otras webs sobre novedades e iniciativas ecológicas.

 

Plantas aromáticas

Plantas aromáticas para mantener el huerto

Por Fundación Triodos

Las plantas aromáticas no sólo desprenden de sus hojas y flores aromas que pueden ayudar a controlar los insectos de forma ecológica, sino que además, si se plantan de manera estratégica, nos pueden servir para ayudar a aprevenir enfermedades y tener un control biológico del huerto. Este tipo de plantas suelen ser fáciles de cultivar y no suelen ser muy exigentes en cuanto al riego.

A continuación mostramos algunas variedades de plantas que ayudarán a combatir plagas dejando un aroma intenso en vuestro huerto ecológico y aportando además toques de color:

albahaca berenjenas Borraja

 

 

 

 

 

Albahaca: Planta herbácea muy olorosa que atrae polinizadores como las abejas, potenciando su crecimiento. A su vez, repele la mosca blanca de los tomates y pimientos, ahuyenta mosquitos.

Berenjena: Es una planta de fruto comestible, generalmente anual  que ahuyenta el escarabajo de la patata.

Borraja: Ayuda contra el ataque del gusano del tomate. Esta planta se cultiva con bastante facilidad y por regla general en el mes de abril en el hemisferio norte, siendo recolectada tras las primeras lluvias otoñales.

caléndula cebollas hierbabuena

 

 

 

 

 

Caléndula: Son hierbas de poca altura que ahuyentan el escarabajo del espárrago.

Cebollas y cebollinos: Planta herbácea bienal muy útil para proteger el suelo de plagas y enfermedades.  Además estimula el crecimiento de las zanahorias y las rosas.

Hierbabuena: Es una hierba aromática muy empleada en gastronomía y perfumería por su aroma. Si se siembra entre tomateras mantiene alejados a los pulgones y atrae a insectos beneficiosos. También se utiliza como ahuyentador de ratones.

jazmin lavanda manzanilla

 

 

 

 

 

Jazmín: Es una planta eficaz contra los mosquitos. Hay que tener en cuenta que en general soportan mal las heladas.

Lavanda: Esta planta ahuyenta a las polillas, moscas y mosquitos. Las flores se utilizan como hormiguicida. Además, la lavanda es también una planta medicinal que se caracteriza por sus propiedades calmantes, siendo su aceite esencial muy beneficioso para la salud.

Manzanilla: Esta planta atrae a las abejas y se usa como repelente de hongos y pulgones y tiene buena reputación como médico de otras plantas.

menta orégano ortiga

 

 

 

 

 

Menta: Se incluye entre las hierbas aromáticas de mayor difusión y es apreciada por su aroma refrescante, que ayuda contra las plagas de hormigas, pulgones, insectos dañinos y roedores. Se asocia bien con el tomate y las lechugas.

Orégano: Las hojas de esta planta normalmente se utilizan como condimento tanto secas como frescas, aunque secas poseen mucho más sabor y aroma. Plantado en el huerto ayuda a repeler hormigas y moscas.

Ortiga: Esta planta ayuda a repeler pulgones y los hongos en las planta cultivadas cerca de esta.

perejil romero tomillo

 

 

 

 

 

Perejil: Es una de las plantas aromáticas más populares de la gastronomía mundial y favorece el crecimiento de espárragos, tomates y maíz y se suele encontrar naturalizado en huertos.

Romero: Esta planta desprende una fuerte fragancia debido a la presencia de aceites esenciales en sus hojas y flores, y este fuerte olor es excelente para repeler las pulgas. Además estimula el crecimiento de las zanahorias, coles y judías.

Tomillo: Esta planta ahuyenta la mosca que ataca el repollo y atrae abejas y abejorros que ayudan a controlar plagas de insectos. Favorece además el crecimiento de coles, patatas y tomates. El tomillo es además una hierba aromática muy habitual en la cocina mediterránea.

Aparte de las plantas aquí mencionadas hay muchas otras que pueden ayudar contra las plagas y enfermedades del huerto de forma natural y a las que además podréis dar otras utilidades. Antes de seleccionar el tipo de planta aromática que se quiere plantar es recomendable tener en cuenta las características específicas de cada una, para ayudarlas a desarrollar plenamente sus funciones.

 

 

aplicaciones moviles para el huerto

Aplicaciones móviles para el huerto

Por Fundación Triodos

Los móviles se han convertido en un dispositivo esencial que nos acompaña a todos lados, hasta en el huerto. La tecnología ha demostrado que también se encuentra al lado de la agricultura jugando cada vez un papel más importante, ayudándonos en la automatización y cuidado del mismo.

A continuación destacamos algunas aplicaciones móviles que nos pueden ayudar a cuidar el huerto ecológico: recordando las tareas periódicas que tenemos que realizar, informando de cuáles son las etapas de cada especie o cuál va a ser la predicción del tiempo, nos aconsejan qué plantar, cuándo regar o cómo realizar asociación de cultivos, entre otras.

 

tu huerto en casaTu huerto en casa: Es una aplicación que ayuda a dar los primeros pasos en el huerto sin tener conocimientos previos, permitiendo plantar un huerto urbano en la terraza, patio o en terrenos con poco espacio.

 

macetohuertoMacetoHuerto: Ayuda a cosechar tus propias hortalizas, verlas crecer, cuidarlas y llevarlas a la mesa. Ofrece información necesaria para iniciarse en esta actividad. Además, esta aplicación carga los datos según tu localización en el Hemisferio Norte o Hemisferio Sur usando el GPS de tu smartphone.

 

hazz-tu-huerto-casero

Hazz Tu Huerto Casero: Fomenta el cultivo de una alimentación sana en tu propia casa. Enseña a cultivar hortalizas y plantas aromáticas en el balcón, terraza, patio o jardín e incluye planos con información para construir una mesa de cultivo.

 

ihuerting-comiHuerting Start: Ayuda a cuidar el huerto y resolver distintos problemas que puedas tener con plagas y enfermedades en tus plantas. Dispone además de una guía que ayuda a identificar síntomas y recomienda soluciones ecológicas.

 

calendario-del-hortelanoCalendario del hortelano: Una aplicación pensada para los amantes de la naturaleza, el campo y la horticultura. Facilita información para saber en cada momento las tareas que se deben realizar en el campo, cuándo se deben cultivar verduras y hortalizas, plantar flores, realizar controles de plagas e insectos, labrar la tierra y abonar la misma, etc.

 

agenda-ecohuertoAgenda EcoHuerto: Es una aplicación con sugerencias de huerta ecológica de forma que no tengas que comprar nada a la hora de crear o mantener un huerto, independientemente del espacio del que dispongas. Facilita también sugerencias sobre técnicas ecológicas como el compostaje, reciclaje, acolchados, etc.

 

asociacion-de-cultivosAsociación de Cultivos: Con esta aplicación puedes comprobar las asociaciones entre plantas para planificar tu huerto organizándolo de forma que unas plantas no perjudiquen a otras sino que se beneficien. Es interesante tenerlo en cuenta ya que las combinaciones en el huerto pueden condicionar el éxito de la cosecha.

 

aquadaiaAquadaia: Permite ahorrar en el consumo de agua y detecta de forma automática la estación meteorológica más cercana. Proporciona a su vez más de 100 tipos diferentes de cultivos y envía notificaciones al móvil cuando detecta que nuestro cultivo se encuentra en estrés hídrico.

 

todo-sobre-el-huertoTodo Sobre el Huerto: Facilita una guía donde indica en qué época plantar, utilizando distintos calendarios de siembra, cómo deshacerse de plagas con preparados caseros naturales, cómo hacer compost con un manual de compostaje, recetas, etc.

 

hortitool-huertoHortitool – Huerto: Es una aplicación en la que a través del juego y fichas de aprendizaje enseñan a cultivar distintos tipos de hortalizas. Contiene materiales con distintos tipos de hortaliza, refranes divertidos, juegos, etc.

 

ivyphoneIvy: A través de mensajes de voz te ayuda a cultivar tus plantas de forma ecológica, facilita consejos sobre qué plantar, cuándo es el mejor momento, resuelve problemas y aclara dudas. Inicialmente disponible en inglés y próximamente en español.

 

 

 

Estas son algunas aplicaciones para móviles relacionadas con la creación y mantenimiento del huerto ecológico, aunque hay muchas más disponibles en internet. Recomendamos leer detenidamente las características que ofrece cada una antes de realizar ninguna descarga, para asegurarnos de que cumplen con nuestras necesidades y expectativas.

 

del huerto al plato

Del huerto al plato

Por Fundación Triodos

Los huertos urbanos ecológicos, que empezaron como una moda, se han convertido para muchos en un estilo de vida. Cada vez nos encontramos más huertos urbanos ecológicos, no solo a nivel particular y comunitario sino también en restaurantes que eligen cultivar sus propios alimentos ecológicos, ya sea cerca de donde tienen el restaurante o incluso en sus propias instalaciones.

Son muchos los beneficios que se pueden obtener de estas prácticas, como controlar sus propios cultivos y diseñarlos a medida, servirlos cuando están en su punto óptimo, mantener el sabor original, la frescura, evitar el uso de productos químicos y conservantes que no solo contaminan sino que además influyen en el sabor… En definitiva, que la comida sea lo más sana y natural posible.

Además, aquellos restaurantes que tienen el huerto en sus propias instalaciones pueden compartir con el cliente experiencias únicas de apreciación por la naturaleza, incrementar la conciencia ambiental y también utilizarlos para revindicar el producto de temporada, de forma que ayude a entender los cambios de menú, según corresponde a cada estación del año.

A continuación destacamos 3 restaurantes que tienen huertos ecológicos y aportan un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente:

 

fogar do santisoFogar do Santiso:
Es un referente gastronómico y cultural de Teo, municipio cercano a Santiago de Compostela. El restaurante ofrece a sus clientes productos ecológicos y de temporada que provienen de sus propias huertas ecológicas en las que siembran y recolectan 7 hectáreas de calidad. Además, adquieren sus carnes de razas autóctonas a productores ecológicos mientras que sus pescados vienen directamente de las rías gallegas y son capturados de forma sostenible. Su compromiso con la sostenibilidad se refleja también en la reutilización y reducción de residuos, algo que aplican también en su local.

 

 

restaurante Los arándanosLos Arándanos:
Está ubicado en la pequeña aldea de Almallos, en el concejo asturiano de Taramundi. Dispone de 11 fincas en donde se desarrolla no solo el proyecto del restaurante sino también la elaboración de sus propias mermeladas ecológicas. La mayoría de sus productos son ecológicos, destacando la producción propia de frutos del bosque como arándanos, grosellas y frambuesas que utilizan para preparar todo tipo de platos.

 

 

el fortEl Fort:
La cocina de Lola Puig se define como una “cocina ecológica, tradicional y con un toque de modernidad”, y podemos encontrarla en el pueblo de Ullastret, Girona. En El Fort, el 80% de sus productos cuentan con certificación ecológica y buena parte de ellos se recolecta en su huerta familiar. Los responsables de esta iniciativa son socios de la asociación internacional Slow Food que nace como respuesta a la invasión del fast food.

 

Estos son solo algunos de los muchos ejemplos que podemos encontrar en nuestro país y fuera de nuestras fronteras. Animamos a compartir otras iniciativas similares en los comentarios.

 

sistemas de riego

Mantener el huerto en verano

Por Fundación Triodos

Mantener el huerto en verano se puede volver una tarea compleja con las altas temperaturas y más aún si nos vamos de vacaciones. Lo más cómodo suele ser utilizar un sistema de riego automatizado como son las goteras conectadas a un tubo principal, que permiten que cada planta reciba exactamente la cantidad de agua que necesita. No obstante, como esta opción no siempre es posible, queremos compartir algunos consejos caseros de riego automático fáciles de implementar y económicos y así marcharnos tranquilos de vacaciones.

-Riego por goteo con una botella: necesitarás reciclar varias botellas de plástico, tantas como macetas tengas. Haremos una pequeña perforación en el tapón (es recomendable poner unos guijarros en la boca de la botella para que el agua no salga de golpe y una tela de algodón). Se coloca la botella boca abajo enterrada en la tierra, el agua irá saliendo lentamente y las raíces de la planta o cultivo irán a buscarla. Con este sistema no hay peligro de encharcamiento, ni de que el cultivo se quede sin agua. No obstante, si la ausencia va a ser larga se recomienda poner botellas más grandes para asegurar el riego por goteo.

-Conos de plástico o de cerámica: Este sistema es similar al riego por goteo pero en lugar de utilizar una botella de plástico emplearemos un cono de plástico o de cerámica. Se introduce el cono en la tierra por el lado en punta hacia abajo y se coloca una botella pinchada para que entre el aire. Los distintos tipos de rosca que venden con estos conos permiten que se adapten a la mayoría de botellas de plástico. Según el tipo de planta irá demandando más o menos humedad y el cono irá dejando salir el agua de la botella.

-Cono de cerámica con cable al agua: Se trata de una variante del sistema de riego por goteo, su funcionamiento es similar pero en este caso lo que varía es la alimentación del agua al cono. El suministro de agua se realiza a través de un tubo muy fino gracias al efecto de capilaridad. La ventaja de este sistema es que se puede disponer de un depósito mayor y no necesita depender de roscas para adaptarlas a la botella.

-Cubo y cordel de algodón: Consiste en enterrar un extremo del cordel de algodón en la tierra mientras que el otro extremo se introduce en el cubo/jarrón lleno de agua. Es recomendable que el cubo esté ligeramente más alto que las macetas o la mesa de cultivo para permitir mejor la circulación del agua. Esta opción permite disponer de más litros de agua, lo cual favorece si las estancias van a ser más largas.

-Agua gelificada o en gel: Se trata de un gel de composición acuosa presentado en bolsas o cajas de plástico que permite que la planta pueda ir succionando el agua, según lo necesite, pudiendo llegar a durar hasta un mes, según el tipo de planta. Esta acción requiere hacer un pequeño orificio en la tierra para enterrar el tubo, permitiendo que una pequeña porción quede en la superficie. Después se vacía dentro del tubo el agua en gel y se tapa para evitar contaminaciones. El sistema funciona mejor si además se utiliza un sustrato llamado hidrocontrol que cuenta con polímeros que ayudan a que el sustrato conserve la humedad.

Esperamos que os sea útil y que podáis mantener vuestro huerto durante el periodo vacacional. Si tenéis un huerto escolar siempre es una buena solución que algún grupo de personas echen un vistazo regularmente para asegurarse que todo está funcionando correctamente.

Bombas de semillas

La agricultura natural, según Masanobu Fukuoka

Por Stéphanie Roblin, de Agriaffaires, empresa de productos y servicios para la agricultura.

El concepto de agricultura natural fue desarrollado por el biólogo, agricultor y filósofo japonés Masanobu Fukuoka en los años 70, rompiendo así con la agricultura industrial.

Cuando pensamos en la agricultura, solemos asociarla siempre con la maquinaria agrícola que trabaja el suelo. Sin embargo, según Masanobu Fukuoka, se puede conseguir mejores resultados sin utilizar maquinaria, dejando el suelo como está. Fukuoka define este tipo de agricultura como la agricultura “del no hacer o del no actuar”, esto es, una “agricultura salvaje”.

Durante miles de años, la naturaleza creció sin intervención humana y ahora se compone de animales, plantas, frutas, flores… ¿por qué intervenir entonces artificialmente si la naturaleza puede producir todo lo que necesita por sí misma?

Por supuesto, no se trata de no hacer nada, sino de intervenir lo menos posible para dejar que los procesos naturales hagan su trabajo. Fukuoka no se opone al trabajo del suelo sino al trabajo inútil de éste. Por ejemplo, piensa que fertilizar con abonos o luchar contra las malezas con pesticidas químicos no sólo es inútil sino peligroso.  En un ecosistema, estas funciones se rigen por la naturaleza misma.

Por el contrario, Fukuoka preconiza la rotación de los cultivos, ya que evita agotar el suelo, y recomienda dejar los tréboles blancos, por su aporte de nitrógeno al suelo y su importante papel evitando el desarrollo de malezas. Los tréboles actúan como un abono verde, nutren al suelo de forma natural y hacen innecesaria la aplicación de herbicidas.

En su libro La revolución de una brizna de paja, Fukuoka habla también de la maquinaria y del trabajo del suelo con arados. Según el biólogo, este trabajo destruye el equilibrio interno del suelo ya que mata a las lombrices y a otros organismos vivos. Para Fukuoka, sólo la intervención humana en la siembra y la cosecha está autorizada, o sea una agricultura sin labranza.

Fukuoka nos enseña también el método de siembra mediante bombas de semillas, que no requiere ningún trabajo o labor previa sobre el suelo. Las bolas de semillas están compuestas por la mezcla de arcilla (preferentemente volcánica roja) y material orgánico, como compost, envolviendo la semilla que queramos plantar. La mezcla se moja y se va formando compactando todos los ingredientes. Se dejan secar y se tiran donde y cuando queramos sembrar las semillas. Así de simple.

Como resumen, el concepto de agricultura natural se puede dividir en 4 puntos:

  • Dejar a la naturaleza trabajar (no labranza artificial). La tierra se cultiva por sí misma mediante la actividad de microrganismos, pequeños animales y lombrices.
  • Desarrollar la fertilidad natural del suelo (no fertilizantes químicos). El suelo alcanza el equilibrio con el propio ciclo de vida de las plantas y de los animales.
  • Reconocer el papel de las plantas pioneras (no matar las malezas). Estas malas hierbas desempeñan un papel en la construcción de la fertilidad del suelo y en el equilibrio de la comunidad biológica. Hay que controlar las malezas, no eliminarlas.
  • Buscar el equilibrio con los insectos y las aves. Sin intervención humana, la naturaleza se equilibra. Los insectos, las plagas y las enfermedades de las plantas siempre están presentes pero no debemos caer en el uso de herbicidas o insecticidas. Un enfoque inteligente del control de las enfermedades permite cultivar cosechas resistentes en un entorno sano.

Los conceptos de permacultura y de agricultura de conservación se inspiran directamente en la teoría de Fukuoka. Esta teoría es una verdadera reflexión sobre la relación entre el hombre y la naturaleza, sobre la nutrición y sobre la salud, que puede ser útil tener en cuenta a la hora de preparar un huerto ecológico.

Foto1

RAÍCES

El suelo nos alimenta

Por Begoña Huerta, Eva Torcal, Lourdes Pérez, Mamen Pardos, Blanca Esteban, Piluca Lacambra y Jesús Betrán, miembros del equipo docente y de la comisión de huerto escolar del CEIP Cándido Domingo de Zaragoza. Ganador del primer premio en la categoría de primaria del Premio Nacional Huertos Escolares Ecológicos 2015.

El suelo es el recurso esencial para el mantenimiento del medio ambiente y en prácticamente cualquier producción agraria, suministra los nutrientes esenciales: el agua para el desarrollo del cultivo y las condiciones físicas para permitir el enraizamiento y la respiración de las raíces.

El mantenimiento del suelo del huerto escolar presenta, a nuestro entender, un doble objetivo:

  • Preservar y, hasta donde sea posible, incrementar la fertilidad.
  • Destacar ante los alumnos el papel del suelo como fuente de nutrientes y como lugar de reciclaje.

muestreando suelo1Un manejo adecuado del suelo del huerto escolar ecológico producirá pronto resultados en las dos direcciones. Por un lado el suelo se hará más fácil de preparar y trabajar, y la mejora será tan rápida que incluso será aparente para los alumnos en un mismo curso. Es esencial que los alumnos se impregnen de la “rentabilidad” más o menos inmediata que se obtiene de mantener los elementos del medio ambiente, y de la necesidad de gestionar adecuadamente los recursos.

Para mejorar la fertilidad incorporamos fertilizantes naturales, que tratándose de un huerto escolar están muy limitados ya que muchos subproductos permitidos en la agricultura ecológica no serían adecuados en ese entorno. En la práctica, quedamos limitados al uso de estiércol y maduro de “compost” (el fresco podría ser inadecuado si los niños entran en contacto directo con él), que puede elaborarse directamente en el huerto.

Las dosis de cualquiera de los productos deben orientarse a partir del conocimiento del sustrato que se obtenga mediante análisis. Esto tendrá también un aspecto educativo en el sentido de la necesidad de conocer el medio ambiente y los recursos para mantenerlos y mejorarlos.

Hay otras excelentes vías de mejora del suelo como son la rotación de cultivos, o la siembra de cultivos para enterrar, especialmente leguminosas. Las raíces de la leguminosa  (judías, habas, garbanzos, guisantes etc.) exploran y esponjan el suelo, y aportan nitrógeno gracias a la simbiosis con bacterias fijadoras de nitrógeno atmosférico.

Experiencia de mantenimiento del suelo en el CEIP Cándido Domingo

En nuestro huerto escolar ecológico el mantenimiento del suelo se ha abordado de la siguiente forma, incluyendo cada paso los correspondientes aspectos pedagógicos de la actividad:

 

  • Análisis del suelo. Cada dos o tres años es interesante conocer el estado del suelo a través del análisis de una muestra. Es importante que la muestra se extraiga respetando unos mínimos criterios de representatividad, y siempre en la misma época del año. La muestra de suelo debe tomarse con los alumnos. Es una oportunidad para explicar algunas nociones de muestreo y de la utilidad del análisis de suelo. Después se les pueden enseñar y comentar también los resultados analíticos.
  • Aportes de estiércol. Al menos una vez cada dos años se ha aportado una cantidad de estiércol suficiente para cubrir ligeramente toda la superficie. El estiércol se ha esparcido y mezclado con el suelo a la salida del invierno, antes de establecer los cultivos de primavera. En el momento de preparación del estiércol los alumnos deben conocer para que se hace esa aplicación. Se puede introducir el concepto de nutrientes esenciales, incluso cuales son. Explicar qué contiene el estiércol y cómo todo se recicla a través del suelo.
  • Siembra de guisantes para enterrar. Todos los años, en otoño o final de invierno, el terreno libre de cultivo se ha sembrado de guisantes con la finalidad de enterrarlos según se fuese necesitando el suelo. Cualquier leguminosa de invierno sería adecuada, pero el guisante presenta una buena resistencia al frío y no requiere riego. Los alumnos pueden hacer la siembra de la leguminosa, y luego seguir el desarrollo del cultivo. En cuanto las plantas tengan unos centímetros de altura se podrá ver el desarrollo de los nódulos en las raíces. A los alumnos les entusiasma observarlos, y saber que son una especie de “infección” de la planta donde viven unas bacterias que son beneficiosas.
  • Gestión de restos de cultivo. Se han enterrado siempre que ha sido posible. Si son voluminosos o muy lignificados, la incorporación puede resultar complicada, y también la utilización posterior del suelo, con lo que lo más recomendable es entonces retirarlos para compostar.
RAIZ DE GUISANTES1

Raíz de la planta del guisante

En resumen, el mantenimiento del suelo en el huerto escolar ecológico debe basarse en la gestión de la materia orgánica disponible y en el uso de leguminosas. Prestar atención al suelo y a las técnicas para mantener su fertilidad mejorará los resultados del huerto escolar, tanto desde el punto de vista del estado de los cultivos, como desde el punto de vista docente.

Huerto IES Menendez Pelayo

Aprendiendo sobre el control de enfermedades y plagas

Por Lucía Teresa García, docente y coordinadora del proyecto de huerto escolar del IES Menéndez Pelayo de Madrid. Ganador del segundo premio en la categoría de secundaria del Premio Nacional Huertos Escolares Ecológicos 2015.

El huerto escolar del IES Menéndez Pelayo, de Getafe, se puso en marcha en el curso 2014/15 debido, inicialmente, al interés de un grupo de profesores. Este mismo curso nuestro centro fue seleccionado para el Programa de Escuelas Sostenibles de la Comunidad de Madrid, donde se incluyó también nuestro proyecto de huerto escolar.

Desde el inicio, la finalidad de nuestro huerto ecológico ha sido ser el motor de arranque de una verdadera educación ambiental, entendida como un proceso interdisciplinar que ayude a promover las relaciones de los jóvenes entre sí y con la naturaleza, enmarcado, todo ello, dentro de un proyecto educativo global.

En este segundo año de funcionamiento del huerto escolar como laboratorio de conocimientos y transmisor de valores, hemos colaborado en un proyecto con el Grupo de Producción Vegetal y Calidad Agroalimentaria de la Universidad Católica de Ávila para aprender a utilizar buenas prácticas agroecológicas para el control de enfermedades y plagas del huerto escolar.

Hemos aprendido mucho y nos encantaría compartir todos los contenidos con los lectores de este blog.

-Todas las actividades se han desarrollado en dos partes, una primera teórica, donde se explica la base científica de cada aplicación,  y otra práctica, de acuerdo a los planteamientos metodológicos iniciales. Siempre que ha sido posible se ha trabajado en el exterior y la metodología ha sido participativa, integradora y adaptada a las necesidades de los alumnos. Se han desarrollado tres sesiones educativas con una duración de hora y media y en cada una se ha realizado una charla teórica previa y se ha finalizado con una experiencia en el huerto.

PhotoEditor-1466023373087

Solución ecológica para plagas de pulgón

-Las prácticas han estado enfocadas a la defensa de las plantas frente a hongos y plagas. Frente a los hongos, se han utilizado fungicidas naturales, como la leche, con la que se ha fumigado las plantas hortícolas en una proporción 1/7 de  leche respecto al agua, o la canela que se ha espolvoreado para combatir el mildiu.
Frente a las plagas, además de purín de ortigas, se han realizado trampas caseras para ahuyentar pulgones, mosca blanca y trips. Por ejemplo, hemos utilizado cartulinas de color amarillo, con un tamaño din A4,  que hemos untado con miel por ambas caras, las hemos grapado a una cuerda y las hemos colgado en el huerto. Al cabo de una hora se observa que están llenas de pulgón pegado a la cartulina. Para los trips se ha seguido el mismo proceso pero con cartulinas de color azul.

Para el control de babosas y caracoles se han utilizado unos cuencos de cerveza colocados debajo de las hojas de la planta en la sombra. La cerveza los atrae y los deja atrapados en el propio recipiente.
También se han utilizado otras trampas caseras cómo las cáscaras de patatas, cítricos y cáscaras de huevos machacadas como barrera integral. Por ejemplo, colocando trozos grandes de la piel de naranja con la parte blanquecina mirando para abajo en sitios húmedos y oscuros, se forma un refugio al que las babosas y caracoles acudirán y nosotros solo tendremos que retirarlos.

A todos los participantes en el curso, alumnos y profesores, se nos pasó una encuesta al finalizar las sesiones y la valoración ha sido muy satisfactoria por parte de todos los asistentes. ¡Estamos deseando continuar y seguir aprendiendo el próximo curso!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El reto del compost en las escuelas

Por Manuel Font, gerente de Ecohortus y asesor durante 20 años de entidades, colegios y particulares en temas de huertos y compostaje.

En muchas de las escuelas de nuestro país se ha introducido desde hace años  la elaboración de compostaje a pequeña escala, con la metodología de jardín o el vermicompostaje urbano.

Las razones son claras, tanto por el aspecto educativo, ya que es una estupenda herramienta de trabajo a nivel curricular, por el medioambiental, nos permite comprender el  valor de los ciclos en la naturaleza, y por último por los aspectos relacionados con reciclaje y aprovechamiento de la fracción orgánica de los residuos domésticos y municipales.

No es la razón de este artículo contar los conceptos básicos relacionados con las técnicas de elaboración, sino ayudar a solucionar los posibles problemas que pueden aparecer.

Con el ánimo de que no fracase la experiencia y con mis años de experiencia como formador y divulgador de esta técnica, me atrevo a hacer unos pequeños comentarios:

sacando compost

  • Los aportes: Solo se debería  hacer compost si se dispone de todos los elementos necesarios a nivel de aportes en  el propio colegio. En especial fracción seca o lo que se denomina material estructurante, la fracción húmeda habría de ser muy bien seleccionada previamente. Solución: En caso de no  existir materia seca en el propio colegio debería buscarse restos municipales de poda  triturada o paja.
  • El modelo de compostador: Se recomienda un tamaño máximo de 320 l y un mínimo de 250 l de capacidad, con una buena tapa que impida la entrada de agua incluyendo un sistema de cierre. Es importante que la apertura del mismo sea fácil para la  extracción y la  observación del proceso.
  • El mantenimiento del proceso: Es básico que exista la figura del responsable del centro de compostaje que supervise y marque las normas de uso. La figura del responsable puede ser rotativa, pero nunca se debe de dejar el proceso en manos de alguien sin experiencia.
  • La incorporación de los materiales: Es muy importante que se realice un llenado del compostador al inicio con un volumen de 2/3 de la capacidad, con una buena dosis de humedad y con la colocación de los materiales de forma intercalada: seco, húmedo, seco, húmedo y siempre, la última capa, que es la que se ve al abrir, debe estar tapada con seco para evitar que los materiales húmedos generen la mosca de la fruta.
  • Los aportes húmedos: Hay una costumbre a creer que con los restos de fruta de los alumnos y con los restos del comedor escolar se puede hacer compost. Según mi experiencia, si  se hace solo con los restos de fruta, no hay suficiente material para ayudar a la descomposición de los materiales leñosos y si se incorporan restos procedentes del comedor siempre aparecen restos de comida (carne o pescado) en el compost que generan problemas. Solución: Lo mejor es establecer un protocolo de colaboración con la  cocina y solicitar que nos separe solo los restos orgánicos de la limpieza de las verduras, ensaladas y frutas.
  • La extracción: Es el momento más esperado por los alumnos y que propongo que se realice hacia final de curso, durante el mismo se pueden ir haciendo los aportes, volteos y posibles riegos. Al final de la extracción es bueno dejar algo de compost maduro junto con los restos que no estaban totalmente descompuestos dentro del compostador y volver a hacer un llenado de 2/3 como al principio.

Podría contar muchas cosas más, pero no querría transmitir que hacer compost en las escuelas es complicado, nada está más lejos de mi intención. Os animo sin duda a que pongáis en marcha esta práctica, os deseo mucha suerte y si necesitáis más información, buscad asesoramiento con alguien que haga compost en vuestra localidad.