crowdfunding huertos escolares

Financia mi huerto educativo, colectivamente

Por Ricardo Colmenares, director de la Fundación Triodos

Poco más de un mes después de que la Fundación Triodos lanzara la primera plataforma de financiación colectiva para huertos educativos ecológicos, a través de este portal, podemos hablar de éxito en las dos primeras campañas activas. Más de 200 pequeños donantes han contribuido a sumar, a través de pequeñas aportaciones, un total de 4.700 euros. La Escuela Ideo ha conseguido el 100% de los fondos para su proyecto de huerto escolar, mientras que el CEIP Federico García Sanchiz está muy cerca de lograr los fondos para su gallinero ecológico, a un 30% para ser exactos. Aún quedan unos días para que puedan lograr el 100% propuesto.

otro tipo de educación

La comida siempre ha sido una fuente de creación de vínculos sociales entre los seres humanos, de creación de comunidades, también en lo económico, algo que permanece hoy día. Pensemos en actividades como la caza, la trashumancia, la siembra, la cosecha, la cocina y la degustación de la comida. No se puede pensar en una buena fiesta sin comida que compartir.

La creación de comunidades asociativas para la colaboración entre productores y consumidores constituyó el corazón del posterior desarrollo de la agricultura ecológica tal como la conocemos hoy en día. Esta concepción multifuncional de producir alimentos proporciona un espacio único para la educación, la terapia, la integración y, en definitiva, para la regeneración de la vida social y del paisaje.

La actividad agraria en sentido amplio: agricultura, ganadería y silvicultura; es la base de toda economía pues sin ellas no podríamos vivir. La industria, los servicios y el comercio son sus complementos, y se sustentan en ella.

El huerto, actividad agraria a pequeña escala, se muestra como un lugar excelente para crear y regenerar comunidades educativas, terapéuticas y de integración social, de forma simultánea en la mayoría de casos. Todos servicios sociales.

Lo social implica a lo económico y viceversa, por lo que los huertos, constituyen lugares idóneos para practicar también la cooperación en lo económico, la fraternidad en comunidad. Donde es posible el reconocimiento de la dependencia mutua para conseguir un resultado determinado con sentido.

Desde la Fundación Triodos les animamos a participar en esta plataforma mediante la donación de pequeñas cantidades, para promover colectivamente, con ese pequeño gesto, otro tipo de educación, de alimentación, de relación con la naturaleza y de economía también, en el entorno de las comunidades educativas.

 

Venta de verduras

La cajita verde: una cooperativa escolar muy especial

Por Joaquín Marza Merce, director del Colegio Manuel Riquelme, Hurchillo, Alicante.

El colegio público Manuel Riquelme, situado en Hurchillo, Alicante, diseñó hace 25 años una estrategia donde la educación ambiental era, y es, un eje imprescindible dentro del proyecto educativo del centro “Nuevos tiempos, nuevos retos”.

En el marco de esta estrategia, el huerto escolar y la cooperativa escolar La Cajita Verde son los principales aliados para que los alumnos/as se conviertan en agentes ambientales capaces de adquirir y transmitir los valores de la educación ambiental como un estímulo, e incluso como un estilo de vida.

Huerto colegio HurchilloPara el centro dicho proyecto educativo supone una aventura que nos acerca a los principios de la Unesco: “Piensa globalmente y actúa localmente”, y al mismo tiempo rinde un homenaje a todas aquellas mujeres y hombres que han hecho y hacen de la agricultura una insignia de nuestra comarca, la Vega Baja.

La inquietud del centro por aspectos relacionados con la solidaridad y autonomía se plasman en la puesta en marcha de la cooperativa escolar La Cajita Verde, que se creó con el objetivo de que todos los alumnos/as se convirtiesen en socios cooperativistas, y donde se intenta promover aquellos valores relacionados con la autonomía, el ahorro y la solidaridad.

Como todas las cooperativas, se trata de una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para formar una organización democrática cuya administración y gestión debe llevarse a cabo de la forma que acuerden los socios.

Está basada en unos principios cooperativos, que constituyen la base filosófica del movimiento cooperativista:

  • Adhesión voluntaria y abierta
  • Gestión democrática
  • Participación económica de los socios
  • Autonomía e independencia
  • Educación, formación e información
  • Cooperación entre cooperativas
  • Interés por la comunidad

Cómo funciona nuestra cooperativa escolar

El modo de funcionamiento establecido consistió en que cada uno de los alumnos puso un capital social (un euro) para iniciar el camino de esta aventura, de tal manera que cada persona se convirtió en socio de la cooperativa. Además, cada alumno/a contaba con una libreta de ahorro con una imposición inicial de 30 euros.

A partir de ahí se constituyó una junta directiva formada por un alumno de cada curso, de entre los cuales salió elegido el presidente/a de la cooperativa. Anualmente se elige democráticamente la junta directiva de la cooperativa y también se nombra al presidente/a de la misma.

Cada dos años la cooperativa reparte beneficios con sus socios. El reparto de estos beneficios es distribuido en un 50% para los alumnos y otro 50% destinado a Unicef. El pertenecer a dicha cooperativa tiene como finalidad despertar en los alumnos/as el ahorro personal de los bienes producidos y la responsabilidad de saber compartirlos con otros/as que tienen más necesidades.

Taller de elaboración de jabones

Taller de elaboración de jabones

La autonomía económica de la cooperativa La Cajita Verde se centra en la venta de productos del huerto escolar a la empresa encargada del comedor escolar y la venta de productos artesanales como jabones y perfumes elaborados por los alumnos del centro mediante talleres formativos, que se convierten en experiencias prácticas muy enriquecedoras.

Otro de los productos que pretende desarrollar la cooperativa es la elaboración de un perfume, que contenga las esencias aromáticas del entorno ambiental próximo (Cabezo de Hurchillo) cercano al colegio. Dicho perfume tendrá el nombre de “Orchello”, que es el nombre por el cual el naturalista Cavanilles describía el Cabezo de Hurchillo.

Para conocer más actividades que desarrollamos, entre en la web de nuestro huerto escolar.