red universidades cultivadas

Soberanía alimentaria para enriquecer la formación universitaria

Por Francisco Javier Bravo, de la Red Universidades Cultivadas e Ingeniería Sin Fronteras Castilla y León.

Con el fin principal de dar a conocer en el ámbito universitario los principios de la Soberanía Alimentaria, Ingeniería Sin Fronteras Castilla y León (ISF CyL) decidió promover un proyecto participativo y eminentemente práctico. Gracias a la colaboración de la Escuela de Ingenierías Agrarias de Palencia, se inició en el año 2012 el proyecto de mini-huertos en las instalaciones de la misma.

ISF CyL se encarga de la gestión, coordinación y dinamización de los diez huertos creados. Cada año se abre la solicitud a toda la comunidad universitaria para participar de forma gratuita en ellos, y hasta la fecha han formado parte del proyecto unas 100 personas.

Nuestro proyecto educativo

El programa anual incluye, por una parte, el aprendizaje práctico en las técnicas de cultivo agroecológico. Con una periodicidad semanal se llevan a cabo una serie de tareas explicativas orientadas a aprender las labores básicas del huerto (laboreo, siembra, riego, mantenimiento, obtención de semillas, realización de semilleros, etc.), pero sobre todo con el objetivo de quitar el miedo a mancharse y trabajar la tierra,  familiarizarse con la naturaleza que nos rodea y atreverse a aprender por uno mismo contando siempre con la ayuda de las demás personas.

Por otra parte se llevan a cabo una serie de trabajos comunitarios. Son aquellos que repercuten en el bien general de las instalaciones como puede ser el vallado, mantenimiento de herramientas, montaje del sistema de riego y delimitación de parcelas.

Finalmente y como bloque fundamental de la programación, se desarrolla una serie de contenidos relativos tanto a las técnicas como a las políticas de la Soberanía Alimentaria, que incluye charlas, conferencias y talleres sobre agroecología, obtención de semillas, compostaje, planificación del huerto, montaje de riego por goteo, bioconstrucción, cooperación al desarrollo y otras temáticas relacionadas. Con todo esto, se pretende que las personas sientan la cercanía a la tierra, conozcan los principios de la agroecología, valoren la sabiduría popular, aprendan a trabajar en grupo, compartan recursos y conocimiento y sean conscientes de la injusta realidad mundial.

Las herramientas que más se han utilizado para la organización del proyecto han sido el listado de correo electrónico (la vía por donde se convocan todas las reuniones, se resuelven dudas, se facilita información interesante, se comunican eventos de interés etc.) y el blog de actividad del huerto.

Reconocimientos y colaboraciones

Taller planificación cultivos

Taller sobre planificación de cultivos

En este marco se han desarrollado de forma paralela dos ediciones del curso de “Introducción al diseño permacultural”, realizando las prácticas en estas instalaciones y generando sinergias entre unos y otros participantes. Además se han aprovechado las instalaciones como posible ejemplo y banco de semillas para otras iniciativas afines de huertos urbanos y escolares, así como para llevar a cabo diferentes actividades puntuales de educación ambiental.

Aunque la vocación del proyecto no es ser una formación reglada, los dos últimos años ha sido reconocido por la Universidad de Valladolid con créditos formativos en concepto de “actividades solidarias y cooperación al desarrollo”. Además han sido varios los Proyectos de Innovación Docente en los que se ha participado relacionados con la Responsabilidad Social. También hemos colaborado en algunos “Trabajos Fin de Grado” de la Facultad de Educación, apoyando la elaboración de contenidos para la plataforma educativa de juego online dirigida a escolares de primaria.

Nuestra asociación

ISF CyL es una organización no gubernamental (ONG) dedicada a la cooperación al desarrollo y que busca poner la tecnología al servicio del desarrollo, para construir una sociedad mundial justa y solidaria.

En su interés por dinamizar, promover y aprovechar sinergias de otras iniciativas similares de huertos educativos, en 2015, junto con colectivos afines se creó la Red Universidades Cultivadas, siendo socia fundadora y participando de forma activa en su actual funcionamiento.

Para más información consulta nuestra web o escríbenos a este correo.

aula rural de santibáñez zarzaguda

Aula Rural de Santibáñez Zarzaguda

Por el “Equipo del Aula Rural” Voluntared y Huerteco.

Cada vez vivimos más alejados del entorno natural y rural, perdiendo en cierta medida un pasado y unas raíces muy valiosas, con sus tradiciones, oficios, fauna y flora. Este fue uno de los motivos que impulsaron Huerteco y Voluntared Escuela Diocesana, para intentar sacar adelante el proyecto “Semilla del cambio fruto del trabajo”, dentro del que se encuentra el Aula Rural de Santibáñez Zarzaguda (Burgos). El objetivo principal es dar a conocer la huerta ecológica como sistema productivo alternativo a las formas de producción convencionales y como acercamiento a la soberanía alimentaria. Para ello contamos con un huerto de 3.000 m2 con distintos cultivos hortícolas y varias zonas bajo invernadero.

En las experiencias piloto que hemos realizado durante mayo y junio de 2016, han pasado por el huerto 7 centros educativos y 2 entidades sociales, con casi 500 participantes además de profesores y monitores que son los beneficiarios de este proyecto.

En el futuro inmediato queremos seguir mostrando la importancia del huerto ecológico a los escolares, tanto en nuestra provincia, Burgos, como en otras comunidades limítrofes.

aula rural de santibáñez zarzaguda

Antes

aula rural de santibáñez zarzaguda

Después

El colegio Virgen de las Eras, situado en la localidad de Santibáñez Zarzaguda (Burgos), va a visitar el huerto en varias ocasiones a lo largo de este curso para ver su evolución con el paso de las estaciones, y además cuentan con un bancal asignado para que ellos trabajen. En la primera visita de este año prepararon el terreno y plantaron ajos y habas, cultivos propios de esta época. También hicieron unas vermicomposteras para cuidar en su colegio y poder utilizar ese abono en un futuro.

 

Podéis encontrar más información en la página de Facebook (@AulaRuralSantibanez),  en Twitter (@AulaRural) y en la web http://www.alberguesenburgos.es/huerto-ecologico-santibanez-de-zarzaguda/

 

 

alumnas de la escuela de olba, eruel

Huerto ecológico escolar de Olba, Teruel

Por Maria Niubó Caselles, Comisión huertos, Escuela de Olba. Finalista de la categoría primaria del premio nacional Huertos Educativos Ecológicos, 2013-2014.

Hace tres cursos llegamos a Olba con nuestras dos hijas. Casi desde entonces, mi marido y yo participamos en el huerto ecológico de la Escuela de las niñas, en la comisión creada para el huerto junto con otros padres. La escuela rural de Olba pertenece al CRA-Javalambre (Colegio Rural Agrupado) de la comarca Gúdar-Javalambre y comparte CRA con 6 pueblos más, en total, 28 menores de infantil y primaria.

Con los niños marcamos los primeros bancales y plantamos las primeras plantas. Labrando, regando o sembrando. En poco tiempo el huerto fue dando sus frutos y hemos logrado también cultivar el cariño de los niños y sobretodo de las maestras que tenían claro que era una herramienta básica en su día a día.

huerto ecológico escolar de olbaEn el huerto los más pequeños aprenden la diferencia entre una cebolla y un puerro, qué semillas plantar en primavera, qué flores atraen más a los insectos, cuántas semillas de tabaco hay en una flor, cómo calcular la superfície del huerto, el proceso de la fotosíntesis, aprenden geografía con las lombrices de “California”, a compartir y repartir, a entender las reglas de tres y tantas otras cosas integrándolas de forma natural y en una aula sin paredes al aire libre. Con el huerto escolar ecológico de Olba pretendemos que los niños aprendan de forma práctica, a cuidar su entorno y su alimentación, que crezcan sanos, libres y que tengan unas herramientas para crear su futuro, un futuro basado en unas empresas respetuosas, ecológicas, sostenibles y locales.

El huerto es un gran aprendizaje para ellos, en él se puede aprender la alquimia de la vida, todas las materias que forman el currículum de la escuela las vemos y aprendemos en el huerto. A parte de trabajar todas las materias curriculares en el huerto, los niños realizan todas las tareas necesarias en él con la ayuda de los padres que formamos la comisión de huerto.

Aquí en Olba queremos que los niños vivan la tierra y vean que todo puede salir de ella con unas maestras y unos padres implicados. Y como resaltó Clemente, miembro de la comisión del huerto, en un reportaje que nos hicieron en el Diario de Teruel, “es muy importante que los niños sepan cultivar, el valor que tiene la tierra. Tan importante es que conozcan los alumnos cómo utilizar la azada como el ratón del ordenador. Todo viene de la tierra. Siguiendo las enseñanzas del físico, educador y ecologista F. Capra”.

 

El huerto y el emprendimiento

El huerto está ligado a unos talleres de cocina y alimentación, en los que se elaboran platos que se consumen en la propia escuela, se venden en el mercadillo local, o se venden algunos excedentes en la tienda del pueblo. Queremos que los niños sean autosuficientes a partir de la tierra, teniendo en cuenta los recursos locales y cuidando la tierra sin maltratarla con productos que la perjudiquen.

A partir del trabajo en el huerto los niños han puesto en marcha una pequeña empresa llamada “Lusanai Olba” con la que gestionan sus gastos e ingresos para poder comprar semillas y plantas, ingredientes para los talleres de cocina, y sufragar sus gastos para viajes. El curso pasado fuimos un fin de semana a Amposta a compartir con el CEIP Consol Ferré y este año hemos realizado un viaje de inicio de curso compartiendo con tres escuelas de Navarra y Cantabria, además de visitar diferentes cuevas y un parque natural.

huerto ecológico escolar de olbaEn estos tres últimos cursos hemos conseguido poner en funcionamiento tres huertos que nos han cedido vecinos del pueblo, todos ellos colindantes a la escuela. El curso pasado inauguramos un gran invernadero que conseguimos gracias al Ayuntamiento de Olba, a la Asociación para el desarrollo de la comarca Gúdar-Javalambre, AGUJAMA y al esfuerzo de toda nuestra “Comunidad Educativa Marina”. Con este proyecto queremos abastecernos de planteles tanto nosotros como otras escuelas y personas del pueblo y todo el valle, además de poder ver todo el ciclo de algún cultivo, antes de terminar el curso escolar.

En uno de los huertos estamos construyendo un domo con cañas y pallets. El objetivo del domo es su utilización como aula de naturaleza, sitio para cuentos, relajación y desarrollo de la educación emocional.

En nuestros huertos también tenemos árboles frutales que vamos cuidando, aprendiendo a realizar la poda, a realizar injertos con personas entendidas del pueblo, recoger su fruta y aprender a conservarla.

Desde el curso 2013-2014 participamos también con AGUJAMA en el proyecto PON ARAGÓN EN TU MESA que es un proyecto de colaboración al amparo del programa LEADER, que incluye la actividad de los huertos escolares.

Ahora mismo, el huerto escolar es un orgullo para todos los integrantes de nuestra “Comunidad Educativa Marina”. Puesto que los niños están contentos y sienten suyo el huerto, las maestras desarrollan su trabajo con una pedagogía innovadora y los padres podemos colaborar, en la medida de nuestras posibilidades, de forma directa, en la educación de nuestros hijos. Ya que, no sólo estamos en el huerto sino que participamos en talleres de encuadernación, de relajación, en la biblioteca con la lectura, en carpintería, en el teatro… En nuestra trayectoria se da mucha importancia a la participación de padres y madres, ya en una de nuestras primeras reuniones de la “Comunidad Educativa Marina” expusimos cada família y maestras cómo queríamos que fuese nuestra escuela, y esto es lo que se dijo:

Érase una vez, un grupo de familias y maestras que se juntaron para soñar…
En los bajos de un colegio, de un pequeño pueblo,
mientras sus pequeñas y pequeños jugaban con las  piedras
de su pequeño patio,
dentro, en el aula se ideaban y exponían grandes sueños,
grandes ideas y gran compromiso de cambio y mejora para su recién creada,
comunidad educativa.

Queremos una escuela rural pública donde los niños sean escuchados y tenidos en cuenta. Donde se les transmita una serie de conocimientos pero además se les acompañe en el proceso evolutivo de crecer y formarse como personas. Queremos una escuela rural abierta, inclusiva, donde las personas y el entorno se mezclen, sin fronteras.

 

Más información:

Folleto huerto escolar ecológico de Olba Proyecto de innovación del Aula de Olba ; Corto “Pequeños, grandes agricultores” ; Crowfunding Casetas Herramientas

 

caramel films

Cine y conciencia

Por Fundación Triodos

El cine es una herramienta muy eficaz para sensibilizar y concienciar sobre temas muy diversos. En este post queremos destacar algunas películas, documentales y vídeos sobre la industria alimentaria y la importancia de una alimentación saludable. Un material que fácilmente podéis usar en las aulas de los colegios y plantear debates con los estudiantes y padres:

 

mañana“Mañana”

Sinopsis: “¿Qué pasaría si mostrar soluciones o contar historias que hacen el bien fuera la mejor manera de resolver los problemas ecológicos, económicos y sociales? Siguiendo la publicación de un estudio que anunciaba la posible desaparición de parte de la humanidad de aquí a 2100, Cyril Dion y Mélanie Laurent se propusieron, junto a un equipo de cuatro personas, iniciar su propia investigación en diez países para averiguar qué podría estar provocando tal catástrofe y, sobre todo, cómo se podría evitar. Durante su viaje conocieron a pioneros que estaban reinventando la agricultura, la energía, la economía, la democracia y la educación. Poniendo en práctica estas iniciativas, concretas, positivas y que ya están en marcha en algunos lugares y demostrando que funcionan, los directores comenzaron a darse cuenta cómo podría ser el mundo del mañana”. Ver trailler

 

nuestro pan de cada dia“Nuestro pan de cada día”

Sinopsis: “Nuestro pan de cada día” refleja el día a día de todo el proceso de industrialización y mecanización a la que ha sido sometida la ganadería y la agricultura en un país desarrollado. Al ritmo de las cintas transportadoras y las inmensas máquinas, la película nos muestra diferentes lugares de Europa en los que se producen alimentos. Lugares monumentalmente grandes, paisajes surrealistas y sonidos extraños. Un frío entorno industrial que deja poco espacio al individualismo. Sin comentarios ni entrevistas explicativas, la película se despliega en la pantalla como un sueño molesto: una mirada fija insistente, acompañada por el ruidoso respirar de las máquinas hidráulicas”. Ver extracto

 

 

dos mejor que uno“Dos mejor que uno”

Sinopsis: “La amistad de Rafa y Jeromo tiene varios años de antigüedad, y está llena de peculiaridades. Para empezar, ambos han estado enamorados desde niños de Silvia, y este hecho nunca ha supuesto un gran problema en su relación, al menos hasta que la chica decidió elegir a Jeromo y Rafa optó por desaparecer discretamente. Algunos años más tarde Rafa vuelve con intención de instalarse definitivamente en Madrid y varias ideas revolucionarias, y descubre que la pareja se halla atravesando una grave crisis sentimental. Sin embargo, la principal prioridad de Rafa ahora es plantar un huerto de tomates en pleno centro urbanístico, para el que contará con varios ayudantes inesperados. Basada en la novela de José Luis Olaizola El señor del huerto”.

 

 

peligro de escasez de alimentos“Peligro de escasez de comida”

Sinopsis: “Bill Mollison -1928, Tasmania, Australia – es un investigador, científico, profesor y naturalista conocido como el padre de la permacultura, un sistema de diseño integrado desarrollado conjuntamente con David Holmgren que enlaza agricultura, horticultura, arquitectura y ecología, avanzando en su conexión con sistemas económicos, estrategias de acceso a las tierras y sistemas legales para empresas y comunidades. Recibió el premio Right Livelihood Award en 1981 junto con Patrick van Rensburg”. Ver completo

 

Encontramos también vídeos que están enfocados para los más pequeños y que fomentan la importancia que tiene alimentarse de una forma sana desde que son pequeños:

 

caillou“Caillou odia las verduras”

Sinopsis: “Caillou es un niño de cuatro años de edad que se divierte en el pequeño mundo que le rodea, embelleciendo todo lo que observa con su rica imaginación. Al amparo de sus padres, su hermana pequeña, sus abuelos y sus amigos, Caillou descubre el mundo mientras espera impaciente el momento de crecer y disfrutar cada día”.

 

compost“Compost”

Sinopsis: El abuelo Pig tiene un huerto en casa que cultiva con ayuda de sus nietos, Peppa y George. Una mañana recibe la visita de sus nietos que descubren con sorpresa cómo se hace compost a través de los restos de comida que tienen en su casa. Ver capítulo

 

El contenido de los vídeos y películas puede ayudar a sensibilizar al alumnado sobre los valores de la alimentación ecológica, servir de apoyo para transmitir la importancia que tiene la selección de los productos que consumimos y concienciarnos del impacto que tienen nuestras acciones. ¿Te animas a hacer una clase diferente?

 

 

Alumnos cocinando

La cocina del huerto escolar ecológico

Por José Marín Gil, profesor del CEIP Cervantes, Molina de Segura, Murcia

Sancho dirigiéndose a Don Quijote:

¡Gran merced! -dijo Sancho… Y aún si va a decir verdad, mucho mejor me sabe lo que como en mi rincón sin melindres sin respetos, aunque sea pan y cebolla, que los gallipavos de otras mesas, donde me sea forzoso mascar despacio, beber poco, limpiarme a menudo, no estornudar ni toser si me viene gana, ni hacer otras cosas que la soledad y la libertad traen consigo.

Capítulo XI – De lo que sucedió a Don Quijote con unos cabreros- Don Quijote de la Mancha

Nuestro proyecto de huerto escolar se basa en el análisis de nuestro particular contexto, la reflexión sobre la historia de nuestra huerta de Molina de Segura, de nuestro presente y de las posibilidades de futuro que se abren en nuestro centro escolar. El establecimiento de unos principios, objetivos y valores guían toda nuestra acción educativa referida al huerto escolar, en concreto a través de la experiencia de elaboración de recetas por parte de nuestro alumnado.

  • Nuestro huerto escolar enseña a comer de forma saludable. Con el proyecto de huerto escolar mostramos y enseñamos al alumnado la importancia de una dieta mediterránea, entendiéndola como un estilo de vida saludable y sostenible, integrándola dentro de los procesos de enseñanza y aprendizaje.
  • El aprovechamiento de los productos de nuestro huerto. Tratamos de mejorar los hábitos alimenticios contribuyendo a una educación de hábitos sanos, apreciando la cultura gastronómica tradicional de nuestro municipio y convirtiendo el huerto escolar en una fuente de alimentos que mejore la dieta y salud de los alumnos.
  • La dieta mediterránea como propuesta que mejora nuestra calidad de vida y es sostenible con el medioambiente. Nuestro alumnado pone en práctica el consumo de alimentos de nuestro huerto, adquiriendo hábitos alimentarios que tienen el sello de la cocina mediterránea.

Durante los dos últimos cursos escolares hemos puesto en práctica “La cocina del bancalico”. Esta actividad permite que padres e hijos se impliquen en la elaboración de recetas.

 ¿Cómo se lleva a cabo?

  1. Las familias comentan al tutor su interés de participar de la experiencia.
  2. A medida que se va cosechando lo cultivado en el huerto, se entregan los productos a los alumnos para que en casa y en colaboración conjunta con sus padres, elaboren la receta que consideren oportuna.
  3. La familia se compromete a desarrollar una receta y a tomar fotos de la misma. Por otro lado, el alumno redacta la receta anotando todos los ingredientes y explicando el proceso de elaboración.
  4. Tanto la receta como las fotos se llevan a clase para trabajarla en el aula con el resto de alumnos. Finalmente, se elabora el libro digital con todas las recetas y se comparte en el blog  “El bancalico del Cervantes” y en la Web  “Ceip Cervantes”.

Aunque el huerto escolar no pueda proporcionar todos los alimentos que consumen los niños, aun así proporciona un gran conocimiento, aprendizaje e influencia en el alumnado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los beneficios que aporta esta actividad

    1. Los productos del huerto escolar ayudan a introducir productos ecológicos en comidas y meriendas desde edades tempranas.
    2. Se promueve en el alumnado el conocimiento de ciertas normas de higiene y seguridad antes de manipular alimentos
    3. Ensayan y prueban la variedad de productos del huerto escolar.
    4. La relación alumnado-cocina es una relación alumnado-medioambiente.
    5. Esta actividad familiar incrementa el tiempo de unidad, comunicación y camaradería entre padres e hijos.
    6. Permite que los alumnos lleven a cabo sus propias elaboraciones.
    7. El alumnado queda sumergido en el mundo de transformación de los productos.
    8. Supone una ocasión excelente para que el alumnado explore, estimulando sus sentidos y queden tentados a probar nuevos alimentos.
    9. Se desarrollan habilidades lectoras y escritoras.
    10. La cocina se convierte en un espacio estimulante, tentador, provocador y lleno de magia, que despierta los sentidos.
    11. Favorece la promoción de dinámicas de participación activa y lúdica entre padres e hijos.
    12. Permite perfeccionar la observación y la comprobación, así como a desarrollar la paciencia y el autocontrol.
    13. Con la elaboración de recetas los alumnos advierten que hay una serie de ingredientes que se van repitiendo, y que forman parte de la dieta mediterránea.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Gracias a estas acciones, nuestros alumnos ven un claro ejemplo de consumo saludable, que combina ingredientes de la agricultura local de nuestra huerta tradicional y fomenta una forma de cocinar propia de nuestro municipio.

 

Recetas comprometidas por el clima

Recetas de cocina contra el cambio climático

Por Fundación Triodos

El cambio climático está muy presente en la actualidad y nos plantea grandes desafíos en el futuro más inmediato. Es un problema global que nos afecta a todos y que exige cambios en nuestro modelo de producción y por tanto económico, nuestro consumo, no sólo energético, las decisiones de compra de bienes y servicios…se está generando una alteración climática global que provocará, a su vez, serios impactos tanto en el medio natural como en los sistemas socioeconómicos.

El impacto potencial es enorme, hay datos objetivos de predicciones de falta de agua potable, cambios en las condiciones de producción de alimentos, extinción de especies animales y plantas, aumento de inundaciones, tormentas, sequías y olas de calor que ya incrementan los índices de mortalidad en el planeta.

Son muchas las iniciativas que se están desarrollando para concienciar y paliar el cambio climático. Hoy destacamos una iniciativa impulsada por ECODES (Fundación Ecología y Desarrollo) que junto con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, han publicado un libro electrónico de recetas de cocina comprometidas por el clima, que busca “sensibilizar a los ciudadanos y a todos los actores de la cadena alimentaria sobre cómo poner en práctica una alimentación que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero en todas las fases de la cadena alimenticia”.

Huella de carbono

Tal y como indican en su web, a modo de resumen los requisitos generales de una dieta baja en carbono están relacionados con:

  • Consumir productos de temporada, cercanos y ecológicos.
  • Consumir más alimentos de origen vegetal que animal.
  • Utilizar la energía de forma eficiente antes, durante y después de cocinar.
  • Reaprovechar los restos de comida para elaborar otras recetas.

A través de esta interesante publicación nos dan ideas que nos permiten reflexionar, de forma que cada uno de nosotros podamos ayudar a reducir nuestra huella de carbono, y en este caso en concreto, haciéndolo desde la cocina.

En el siguiente link podréis encontrar la información facilitada por ECODES y descargar de forma gratuita el libro electrónico de recetas comprometidas con el clima. Seguro que a los centros educativos y demás entidades les viene bien tenerlo en sus sedes y practicar con los alumnos estas recetas para combatir y concienciar sobre el cambio climático.

ecosegell

Nuevo recurso digital para trabajar la producción ecológica en las escuelas

Las escuelas e institutos de Cataluña trabajarán la producción ecológica y el etiquetado de alimentos ecológicos con el recurso digital Ecosegell.cat

Por Júlia Capdevila, coordinadora del proyecto Mamaterra de la Asociación Vida Sana.

Ecosegell es un nuevo recurso didáctico digital diseñado para el alumnado de ciclo superior de Primaria y primer ciclo de Secundaria, de edades comprendidas entre los 10 y los 14 años. Se trata de la primera iniciativa de este tipo en todo el Estado español, y ha sido realizado por la Asociación Vida Sana y la empresa Ecotrui.

Sello EcosegellEsta herramienta digital consta de una guía pedagógica para el profesorado y de 3 juegos: un cuestionario sobre la producción ecológica, un taller para hacer tu propia etiqueta de producto bio y una actividad para cocinar.

La guía para el profesorado incorpora las fichas curriculares, el marco competencial y los contenidos teóricos, además de constar de dos actividades complementarias de investigación. Los objetivos planteados en el proyecto son dar a conocer los principios de la producción agraria ecológica, transmitir nociones básicas del sistema de certificación y el etiquetado ecológico, e incentivar valores y actitudes familiares respetuosas con la salud y el entorno.

Los 3 juegos para trabajar la materia con el alumnado son:

– “Ecotest”, un cuestionario tipo test para lograr conocimientos básicos sobre la producción agraria ecológica.

– “Haz tu etiqueta”, para diseñar la etiqueta de un producto ecológico según la normativa.

– “Mmm… hoy cocinaré”, que ofrece dos recetas para cocinar virtualmente, pasando antes a una tienda virtual para elegir los alimentos ecológicos necesarios para hacer las recetas.

Este proyecto pedagógico es un encargo del Consell Català de la Producció Agrària Ecològica (CCPAE), organismo de control de la producción ecológica en Cataluña que quería mejorar el conocimiento del sistema de control de los productos ecológicos acercándolo a los centros educativos.

El CCPAE, que tiene también como función la promoción de los alimentos ecológicos, detectó que los materiales editados para este fin habían quedado obsoletos por su contenido o bien se había agotado. Es por eso que decidió emprender un proyecto nuevo con recursos propios, y ofrecer un nuevo material en los centros educativos de forma permanente, accesible, gratuita y ecológica.

El recurso, que en principio estará disponible solo en catalán, está en fase final de pruebas y estará disponible muy pronto en www.ecosegell.cat.

 

asociación del campo al cole

¿Es posible una alimentación ecológica en las escuelas españolas?

Por Andrés Muñoz Rico, responsable de comedores agroecológicos.

¿Qué es lo que preocupa a los padres y madres cuando deciden llevar a sus hijos e hijas a una escuela infantil o a un colegio?, ¿el enfoque pedagógico del centro?, ¿el docente responsable del niño? o quizás ¿el ratio por aula del centro?

Y en la alimentación, ¿quién piensa? Son cada vez más los padres y madres que se preocupan por lo que sus hijos e hijas comen en los colegios. Personas que quieren conocer la procedencia de los alimentos, la forma en que se cocinan o la manera en la que se enseña a los pequeños a comerlos.

Un paso interesante para introducir la alimentación ecológica en los centros educativos es el trabajo en los huertos escolares. Numerosos colegios de la geografía española han empezado a trabajar con esta herramienta de sensibilización, que puede ser la antesala para transformar también los comedores escolares en espacios educativos, permitiendo que la alimentación entre en las aulas.

El comedor escolar, en muchos casos, es una parte más del proyecto educativo del huerto, ya que permite cocinar la cosecha producida para ofrecérsela a los alumnos y, es también cada vez más común, que los residuos orgánicos de los comedores acaben en la compostadora del centro para luego abonar y mejorar los cultivos.

Imagen Campaña

En Aragón, ya existen más de treinta colegios públicos (y algunos privados y concertados) que apuestan por alimentos ecológicos cultivados en sus alrededores, seguidos de Cataluña, que son también pioneros en esta materia. En el caso de estos colegios el coste para las familias es el mismo que el utilizado con productos no ecológicos, e incluso algunos colegios pagan menos ya que compran directamente a productores locales.

Experiencias de este tipo han motivado que un grupo de personas hayamos creado del Campo al Cole, una asociación sin ánimo de lucro que asesora a centros escolares de Madrid sobre menús agroecológicos y distribuye alimentos ecológicos, de cercanía y de temporada en los centros educativos.

Nuestra experiencia de este último año nos ha llevado a conocer más sobre la realidad de la alimentación escolar en España. Así que hemos decidido lanzar una campaña de crowdfunding para investigar más sobre los comedores escolares y conocer la normativa que los rige, qué empresas hay detrás del negocio de los catering escolares o qué alimentos se comen y su origen.

Para poder hacer todo esto necesitamos de la ayuda de madres y padres concienciados con la alimentación de sus hijos e hijas. También requerimos de docentes y equipos directivos comprometidos con modelos de comedores escolares acordes con proyectos educativos transformadores. Y por último, como no, de profesionales de la hostelería sensibilizados con la alimentación que ofrecen a los niños y niñas en los colegios.

¿Eres de las personas que opinas que “somos lo que comemos”?, ¿te animas a impulsar el cambio?

fresas ecológicas

Los niños aprenden de lo que viven…

Por Beatriz García, gerente de construcción sostenible de Triodos Bank y madre de dos pequeños.

…y los mayores también.

Mamá, cuando sea mayor no pienso volver a comer nada ecológico”. Pues empezamos bien. Lo anterior no era una declaración de intenciones, fue más bien un arrebato de furia pasajera. Paula, dulce y tierna, con 6 años recién cumplidos y un enfado enorme porque su madre no le ha comprado fresas. “¿Qué pasa mamá?, ¿si Chus no tiene fresas no puedo comprarlas en otro sitio? ¡Acabamos de ir al súper y había fresas, me has engañado!”. Horror, en solo dos minutos ha conseguido agitar una bolsa con el cóctel de palabras mágicas: “no pienso volver a…”, “me has engañado…” Y ahí está Pablo, ese pequeño aliado de 3 años que rápidamente replica a su hermana: “Paula, no digas eso, mamá no te engaña, las fresas del súper no son ecológicas”. “Y qué pasa, los abuelos también comen fresas, son iguales” contesta Paula. Pablo se indigna y las palabras se le agolpan en la garganta, hasta que por fin abre su linda boca y grita: “¡son iguales pero sin “cológicas”!”

IMG-20151124-WA0012Tengo la gran suerte de haber compartido mesa con José Monedero, gerente de agricultura ecológica de Triodos Bank. Pepe, como le conocemos sus compañeros, me explicó el tratamiento de las fresas cultivadas de forma tradicional. Adoro las fresas, pero reconozco que ya no las consumo si no son ecológicas. Es evidente por el relato anterior que esto ha originado un “pequeño-gran” problema en casa; vivo con una niña que adora la fruta y más aún las fresas.

Una mañana le comento a Pepe la anécdota y me regala la solución para mis niños. Había visitado a un cliente, un agricultor propietario de un olivar, y de lo que me contó, esto es lo que les llegó a mis hijos:

“Hace mucho, pero que mucho tiempo… un señor que trabajaba en el campo, un agricultor, heredó unas tierras con olivos.

“Mamaaaá, ¿qué es un olivo? El olivo es el árbol del que crecen las aceitunas. “Ahhhhhh”.

El agricultor estaba preocupado. Dando un paseo entre sus olivos se dio cuenta de que todo estaba en silencio. Un silencio nada habitual en plena naturaleza. Llegó a pensar que tenía un problema de oído, no conseguía escuchar el zumbido de los insectos, ni el canto de los pájaros, ¿estaría también quedándose ciego? No veía ni un solo pájaro, ni una mariposa, ni una mariquita. Nada. ¿Qué me está pasando, me estaré haciendo viejo? El hombre caminaba y caminaba entre sus árboles y no entendía qué había pasado para que no hubiera vida en sus tierras.

Por fin descubrió el misterio. Los insecticidas que había utilizado el anterior dueño para evitar que los “bichitos” del campo y los pájaros se comieran las aceitunas también habían hecho que todos ellos se fueran lejos, muy lejos, buscando tierras que no estuvieran contaminadas. Los pájaros se vieron forzados a cruzar los cielos en busca de alimento, si comían esas aceitunas enferman, o incluso morían. Lo mismo sucedió con las mariposas y las mariquitas.

Una gran sonrisa se dibujó en el rostro de nuestro amigo agricultor, ¡esto tiene solución! Dejó de utilizar insecticidas químicos y cuidó de sus árboles como si de sus hijos se tratase. En poco tiempo los pájaros volvieron al olivar, las mariposas volaban por todas partes y las pequeñas mariquitas hacían zumbar sus alas para posarse en las ramas de los olivos”

-“¿Mamá, cuando Chus traiga fresas iremos a comprarlas?” ¡Pues claro! -“Entonces me espero”.

Gracias Pepe por ayudarme a ver que hasta los más pequeños son capaces de entender lo que supone el uso y abuso de la agricultura tradicional y su impacto en el medio ambiente, la fauna, la flora. Y gracias a todos los que cada día se levantan por hacer de este mundo un lugar mejor.

Huerto Escolar

El huerto escolar: la revolución en la escuela

Por Montse Escutia, Asociación Vida Sana

La escuela siempre ha hablado de objetivos, proyectos, interdisciplinariedad, secuenciación, procedimientos, contenidos, actitudes, valores y normas. Y ahora le llega una revolución con el huerto escolar ecológico. A pesar de que la escuela sea un reflejo de la sociedad, debe evitar verse inmersa en la precipitación de la misma sociedad.

El mundo en un clic no puede inundar las aulas. Las habas, tomates, coles, cebollas, fresas tienen un crecimiento pausado, armonioso. Por eso son tan buenas y nos aportan tantos nutrientes. Cuando el crecimiento de una planta se acelera el resultado es un montón de agua, con unas pocas sustancias nutritivas.

Derecho a una alimentación de calidad

Y cada vez más la gente se preocupa por su alimentación. Pero… ¿ya sabemos que la alimentación es un derecho universal? Y no cualquier alimentación: una alimentación de calidad, que nos nutra, no que nos harte. Por eso hay que hablar alto y claro y darlo a conocer, por eso hay que romper los tabúes. Entrar en los comedores escolares y gritar bien fuerte: “¿Qué menú de calidad puede valer 2,5 €?” Y gritar bien fuerte que trabajar la tierra no es ser un esclavo de ella, sino un lujo al alcance de muy pocos, que los agricultores son los guardianes de nuestra salud, los jardineros de nuestro paisaje, que hay que pagar un precio justo por los alimentos y que el gasto en alimentación no debe ser el primero en reducirse en tiempos de crisis, porque es una apuesta por nuestra salud.

La escuela juega más que nunca un papel capital cuando la sociedad ha perdido el rumbo. A pesar de todos los obstáculos, debe recuperar el protagonismo, la guía, el acompañamiento de los niños y niñas para convertirlos en ciudadanos autónomos, críticos y respetuosos con el mundo que les rodea.

Huerto escolar: la herramienta global

El huerto escolar como proyecto es una herramienta excelente. El huerto entra de lleno en esta mirada competencial que nos pide el sistema educativo. ¿Qué competencia queda al margen? ¿La competencia científica? ¿La artística? ¿La lingüística? ¿La autonomía personal? ¿La competencia ciudadana? … ¿Qué área dejamos fuera de estudio y análisis? ¿Matemáticas? ¿Ciencias sociales? ¿Ciencias naturales? ¿Música? ¿Tecnología? .¿Qué edad puede quedar excluida? ¿Los niños y niñas de 3 años? ¿Los de 10 años? ¿Los de 16 años?

La familia puede participar. Puede ser una excelente puerta de diálogo entre el profesorado y las madres y padres. Los abuelos recuperan el protagonismo y aportan conocimiento. Los inmigrantes no se sienten excluidos y hasta tienen el trabajo del huerto más cercano que nuestros hijos.

El huerto ha entrado en las escuelas y ha supuesto una revolución. Es un lugar seguro donde niños y niñas pueden experimentar directamente con la vida, con la naturaleza. Donde todavía pueden disfrutar de la conexión que como especie animal tenemos con la tierra que es nuestro hogar. El éxito estaba asegurado.