Curiosidad como ingrediente para el aprendizaje científico

Por Marina Comas y Claudia Yagüe, equipo de la Asociación PLAT.

“No tengo ningún talento especial. Solo soy apasionadamente curioso.” (Albert Einstein)

En los proyectos vitales, en los proyectos profesionales, así como en la educación, la curiosidad es lo que nos conduce a aprender e ir más allá de los límites preestablecidos.

La tecnología de los alimentos es un mundo apasionante que explorar. Nos la encontramos a diario en supermercados, cursos de cocina y programas culinarios. ¡Es una ciencia muy apetitosa!

talleres asociación platLa manipulación de los alimentos que los propios niños han cultivado en el huerto escolar proporciona un escenario idóneo para descubrir el mundo de la biotecnología de los alimentos y asentar contenidos relacionados con la biología, la física o la química, siempre de una manera experimental.

A través de la cocina podemos aprender que la raíz de la remolacha es rica en sacarosa y con ella se produce un colorante llamado E162. La biología de los vegetales es muy importante y extensa debido a la información que nos proporciona para poder desarrollar exquisitas recetas, como una deliciosa crema perfecta como primer plato.

Por otro lado, los procesos físico-químicos son la base de la técnica en la cocina. Desde que añadimos bicarbonato a una masa para que sea más esponjosa hasta la generación de espumas de zumos de frutas a través de la aireación del líquido, ya mezclado con lecitina de soja como emulsificante, estamos poniendo en práctica el conocimiento científico de los educandos. Los contenidos de los currículos escolares hablan de leyes, fórmulas y moléculas pero en muchos casos la forma más fácil de comprender esas teorías es degustando los resultados.

Desde la Asociación PLAT (Programa Lúdico de Aprendizaje Técnico) ofrecemos actividades con la idea de fomentar la vocación científica y tecnológica entre los escolares (primaria y secundaria) y la de sus las familias. Nuestros ingredientes principales son la física, la química, la biología aderezados con el juego, la creatividad y la curiosidad.

Nuestro reto es llegar a más familias y centros educativos de Girona y Barcelona. Si necesitáis más información nos podéis encontrar en la plataforma Activitum.cat y en nuestra página web.

¡Buen provecho!

talleres asociación plat

alumnos trabajando la extracción de semillas

La extracción de semillas en la escuela

Por José Marín Gil, profesor del CEIP Cervantes, Molina de Segura, Murcia

El progreso y el desarrollo del ser humano a lo largo de la historia está íntimamente ligado a las semillas. Los seres humanos en el Paleolítico subsistían de la caza de animales salvajes y de la recolección de frutos, raíces, granos, etc., pero fue en el Neolítico cuando se dieron cuenta de que los granos y semillas que recolectan para su alimentación germinan de manera espontánea y generan nuevas especies vegetales y que, incluso, en los lugares que lo hacen, se desarrollan y crecen mejor que en otro sitio. Es así, como las semillas y los granos silvestres comienzan a ser cultivados en las cercanías de sus asentamientos produciendo nuevos frutos y nuevas semillas y así nace la agricultura.

En nuestro municipio de Molina de Segura y a lo largo de muchísimos años, los huertanos dependían del abastecimiento propio de sus semillas. Es por ello que algunos de sus cultivos de tomates, pimientos, acelgas, cebollas, pepinos, berenjenas, melones,…los dejaban madurar para luego recoger sus semillas. Todo ello ha ido permitiendo que estos trabajadores de la huerta fueran produciendo plantas con las mejores características y eligiendo las más convenientes. Plantas fuertes y sanas, sin plagas ni enfermedades y adaptadas al clima de nuestro municipio, que ha hecho que se hayan ido preservando a lo largo del tiempo determinados cultivos locales y consiguiendo con ello las mejores plantas.

alumnas trabajando la extracción de semillas

alumnas trabajando la extracción de semillas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En nuestro centro hemos revivido estas prácticas que antaño y aún hoy día, siguen utilizando los hombres y mujeres de nuestra huerta.

Razones por las que llevamos a cabo esta experiencia:

  1. El propio alumnado conocerá cómo determinadas hortalizas y verduras que cultivamos en nuestro huerto son susceptibles de dejarlas espigar o que maduren sus frutos para posteriormente, sacar sus semillas, conservarlas y sembrarlas en nuestro propio huerto.
  2. Introducir a los niños en el conocimiento de prácticas que, a lo largo de muchos años, huertanos de nuestro municipio han llevado a cabo, y aún siguen haciendo, para apropiarse y disponer de semillas con las que poder hacer sus semilleros y obtener las plantas que proporcionarán excelentes cosechas.
  3. Tratamos de sensibilizar y despertar el interés a nuestros alumnos para que puedan llevar y desarrollar dicha experiencia, fascinante y mágica, y que puedan realizar sus propios semilleros.
  4. Ampliarán y profundizarán sobre conocimientos y despertarán la curiosidad, entusiasmo y saber.
  5. Experimentarán sobre la técnica del abastecimiento propio de semillas: extracción de semillas en distintos frutos, secado y almacenado.

En nuestra experiencia, destacamos que es una actividad atractiva que permite obtener semillas sin ningún coste, asegurando que las que sembremos son las especies deseadas y las que mejor se adaptan a nuestro entorno, obteniendo las variedades de hortalizas y verduras de la mejor calidad y garantizando su pervivencia.

alumnos observando semillas

Después de la experiencia el alumnado habrá observado y comprobado:

  1. Ciertas plantas son susceptibles de poderles extraer sus semillas. Además, según la especie, el modo de extracción varía.
  2.  Los alumnos observan los distintos tipos de semillas y perciben sobre la diferencia de semillas (tamaño, forma y color) según el fruto que se trate.
  3. Aprenden de una técnica que en nuestro entorno, aún huertanos siguen practicando.
  4. Experimentan sobre la sencillez de la tarea y de la importancia que tiene para poder disponer de semillas y hacer sus siembras, sin necesidad de comprarlas.
  5. Se conciencian de la posibilidad de cultivar un huerto y cosechar frutos, hortalizas y verduras perfectamente sanas y de auténtico sabor y aroma a partir de las semillas que ellos mismos pueden extraer y conservar.

Conclusión

Nuestros alumnos tienen la oportunidad de experimentar y tomar conciencia sobre la importancia de extraer semillas y poder aprovecharlas en sus propios cultivos. Además comprenden lo que suponen las semillas como elementos esenciales en la renovación, perpetuación y difusión de distintas especies de plantas, lo que les lleva a valorar la propia naturaleza, amarla y respetarla.

 

filomena y aurelio

¿Quieres que los más pequeños aprendan sobre biodiversidad urbana?

Por Equipo de la Asociación Eco de la Tierra – Eco of the Earth.

La educación ambiental es una herramienta fundamental en la lucha para revertir la tendencia actual de pérdida de la biodiversidad y es también la forma más eficaz de cambiar a largo plazo las actitudes y percepciones, enseñando y aumentando la conciencia de los niños sobre la conservación de la biodiversidad. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, un promedio de 75% de la población europea vive en ciudades. A menudo, el contacto que los pequeños europeos tienen con la naturaleza se limita a un espacio de césped en su barrio o a un zoológico cercano. Por consiguiente, existe actualmente una necesidad urgente de promover la importancia de la biodiversidad en la vida de la sociedad europea y de sensibilizar a los niños sobre este tema.

“Learn with Philomena and Aurelio about Urban Biodiversity” es un libro bilingüe inglés/español creado por la asociación Eco de la Tierra – Eco of the Earth, que tiene por objetivo mejorar y propagar el conocimiento y entendimiento entre los más pequeños (7-11 años) y futuras generaciones sobre la biodiversidad urbana. Sin duda una herramienta fundamental para que los más pequeños aprendan sobre biodiversidad urbana.

Este libro cubre dos necesidades:

  • Por un lado, la sensibilización de la población infantil sobre los elementos que componen la biodiversidad como la fauna, la flora, los ecosistemas y sobre la importancia de la biodiversidad urbana.
  • Por otro lado, la promoción del bilingüismo que ahora está en auge en España y se ha vuelto una verdadera necesidad en nuestro país.

aurelio eco de la tierraPara conseguir una copia del libro enviad un correo electrónico a esta dirección y podéis consultar a través de su página en Facebook  los próximos eventos de presentación del libro.

Eco de la Tierra – Eco of the Earth tiene su sede en Boadilla del Monte, Madrid. Su principal objetivo es la conservación de la biodiversidad y de los ecosistemas mediterráneos. Son un equipo multidisciplinar formado por biólogos, profesores y periodistas. Entre los principales objetivos de la organización están la educación, la cual quieren utilizar para concienciar al público en general, autoridades y niños, sobre la importancia de conservar la biodiversidad y los ecosistemas de la región mediterránea.

 

 

red de universidades cultivadas, encuentro en soria

¿Conoces la Red Universidades Cultivadas?

Por Marcia Eugenio Gozalbo, Presidente de la Red de Universidades Cultivadas

La Red Universidades Cultivadas (RUC) es una asociación de ámbito estatal que nació en 2015 como fruto del activismo profesional de algunos docentes universitarios quienes consideran que los huertos ecológicos constituyen un recurso educativo de gran valor y necesario incorporar a la Educación Superior, tanto para mejorar la formación del alumnado, dotándola de una dimensión práctica imprescindible en el aprendizaje por competencias, como para educar en valores y para la acción con un propósito de transformación social. En este espacio, y con una periodicidad bimensual, os presentamos diversas iniciativas que están enmarcadas en la RUC.

red de universidades cultivadas, encuentro en soria

En mayo de 2016 celebramos nuestro primer Encuentro en Soria, acogidos por la Universidad de Valladolid. Durante el mismo, los participantes tuvimos oportunidad de presentar nuestras experiencias y aproximaciones al uso educativo de huertos, de llevar a cabo talleres prácticos de permacultura en el huerto en la Facultad de Educación de Soria (FedSo) de la mano de Ángel Puente, de reunirnos en los café-tertulia que amablemente facilitaron Jaulas Abiertas (de la Universidad de Málaga), de participar en una mesa redonda conjunta y muy agradable y hasta de escuchar una charla de Mariano Bueno, con música de Guille Jové que nos presentó su disco Enraizando. Además, acuñamos el término a Huertos EcoDidácticos, que sincretiza dos conceptos fundamentales, hablamos de huertos cuyo manejo sigue los principios de la agricultura ecológica o la permacultura porque tienen un propósito de ser sostenibles en el tiempo y de educar en valores medioambientales y además su principal función no es productiva, sino educativa. Estos dos aspectos caracterizan a este recurso didáctico, en el sentido de que existen dos dimensiones de saberes necesarios para el docente que los utiliza, el del manejo de la tierra y el del uso educativo.

red de universidades cultivadas, encuentro en soria

En nuestra página web http://universidadescultivadas.org/ podéis encontrar información sobre algunos de los grupos de trabajo que actualmente constituyen la red y también sobre novedades y noticias relacionadas con nuestra tarea. Como por ejemplo, la reciente concesión de un proyecto de investigación educativa por parte de la Junta de Castilla y León para abordar la evaluación de los aprendizajes que suceden en torno al huerto, o información sobre nuestro segundo Encuentro que estamos preparando y que tendrá lugar del 26 al 29 de abril en Cerdanyola del Vallès (Barcelona), acogidos por la Universitat Autònoma de Barcelona.

En este segundo Encuentro nos plantearemos el papel de las universidades en la dinamización agroecológica comunitaria, y se han previsto diferentes modalidades de participación. En primer lugar, miembros de la red y otras personas clave en el campo de la Agroecología compartirán sus perspectivas y experiencias para reflexionar conjuntamente en torno a ellas. También se ofrecerán espacios para que los miembros de la RUC y aquellas personas interesadas puedan trabajar y desarrollar proyectos conjuntamente. En tercer lugar, los asistentes podrán participar en un taller sobre dinamización agroecológica que se realizará diariamente, con la intención de desarrollar procesos de participación locales para la creación de huertos ecológicos en el ámbito universitario. Finalmente, se han programado visitas a diferentes huertos ecológicos periurbanos y urbanos de Barcelona y su área metropolitana, como Can Possible y La Ortiga (Sant Cugat del Vallès) o el Forat de la Vergonya (Barcelona).

Las inscripciones para participar del segundo Encuentro estarán disponibles próximamente a través del siguiente enlace: http://universidadescultivadas.org/eventos/. Os animamos a participar.

 

 

huerto urbano escolar medussa protect

Proyecto Educativo Regala Vida

Por D. Angel Vázquez Buendía, Ceo de Medussa-Protect y Director del Proyecto Educativo Regala Vida

¿No creen que a lo de la alubia en algodón y un simple vaso de yogurt para conocer como nacen y crecen las plantas, habría que ponerle unas gotas de innovación educativa y adaptarlo al siglo XXI?

Medussa-Protect nos presenta un interesante proyecto que ha sido creado con la finalidad de justo eso, ir un paso más allá del vaso con algodón y una triste alubia.

Se trata de una empresa fabricante de soluciones innovadoras para cultivo, tras un laborioso I+D+I realizado en el curso 2015/2016 con la ayuda del Colegio Sámer Calasanz de Valdemoro (Madrid), ofrece a los Centros Educativos de Infantil y Primaria españoles la oportunidad de desarrollar un innovador proyecto de Ciencias Naturales.

huerto medussa protectEl Proyecto Educativo Regala Vida 2017 es una experiencia muy entretenida que se realiza entre los meses de marzo a junio. Está dirigido al último ciclo de Infantil, 2º de Primaria y 4ºde Primaria y no influye en el correcto desarrollo del calendario escolar. Es un plus didáctico al huerto urbano con un extra de innovación, en el que se aportan nuevas ideas, nuevas técnicas y otros conocimientos para que los niños cultiven una conciencia más ecológica, sostenible y adquieran unos conocimientos básicos de autosuficiencia desde un punto de vista educativo.

Actualmente muchos colegios optan por poner un huerto urbano con un fondo más lúdico que pedagógico con escaso alcance en el alumnado. A través de esta nueva iniciativa, el retorno educativo y la participación se eleva al 100% ya que cada alumno dispone de su propio mini huerto, que debe atender personalmente.

La actividad es totalmente complementaria al huerto urbano escolar y viceversa.

La inversión realizada en un huerto urbano por parte del colegio en el que participan activamente cada ciclo como mucho 20 niños, equivale a la participación activa de un mínimo de 90 niños cada ciclo en el Proyecto Educativo Regala Vida.

regala vida infantilLos kits de autocultivo son automontables, con componentes de primera calidad, reciclables y vienen con todo lo necesario. Además van a hacer que su último trimestre sea más divertido con concursos y talleres de impacto directo en el alumno y el profesor, formando a los alumnos que aprenderán a cultivar sus propios alimentos, a crearles una responsabilidad en un proyecto propio, a compartir experiencias en equipo y a desarrollar la capacidad cognitiva de una forma ecológica.

Se refuerza con otras divertidas actividades de impacto directo en el alumno, como el uso de los cincos sentidos que tienen un papel fundamental en los talleres.

Concursos, premios y otras actividades recompensarán el esfuerzo de los alumnos y también de los profesores, que forman parte esencial del proyecto.

Si quieres más información y pasar en tu centro educativo una primavera ecológica, divertida e innovadora, entra en la web www.medussa-protect.com o mándales un email a regalavida@medussa-protect.com para solicitar el documento de inscripción y que tu cole no se quede sin plaza ya que son limitadas.

 

 

crear un huerto escolar

Cómo crear un huerto ecológico en la escuela

Por Fundación Triodos

Crear un huerto ecológico es una actividad multidisciplinar que estimula y motiva a los alumnos en su día a día. En este artículo mostramos algunos pasos básicos, útiles para diseñar un huerto ecológico desde cero. La labor durante el curso de estudiantes y profesores convertirá este espacio en una herramienta educativa que fomenta el respeto ambiental, conciencia sobre un consumo responsable y una alimentación sana y promueve el trabajo en equipo y el compañerismo.

En ocasiones pueden existir limitaciones de presupuesto que nos impiden poder ponerlo en marcha o hacer las mejoras que nos gustaría. Por eso desde la Fundación Triodos facilitamos la posibilidad de obtener financiación a través de nuestra plataforma de crowdfunding para la puesta en marcha o la incorporación de mejoras en un huerto ecológico, así como para apoyar a otros proyectos.

Por otro lado, las características del terreno del que se dispone marcará la planificación de un tipo u otro de siembra. Si no existe un terreno adecuado, se pueden utilizar todo tipo de materiales reciclados para crear un huerto alternativo y original.

Destacamos algunos pasos básicos:

suelo para sembrar

web www.como-limpiar.com

Preparar el suelo para la siembra (laboreo): Preparar el suelo es el primer paso, y fundamental, para asegurar que nuestra siembra va a tener éxito. Lo primero que debemos hacer es actuar sobre la tierra realizando las siguientes actividades:

  • Eliminar las adventicias (o mal llamadas malas hierbas)  mientras preparamos el terreno para la siembra. También se tendrán que retirar durante el cuidado del mismo, ya que continuarán saliendo a lo largo del cultivo.
  • Acomodar el suelo eliminando las piedras.
  • Airear la tierra: conviene que la primera capa de tierra esté siempre más suelta
  • Allanarla para dejarla preparada para la siembra.
  • Realizar surcos para colocar las semillas con espacio entre ellas, según las necesidades que de cada planta.
  • Fertilizar la tierra utilizando abonos orgánicos (como el compost).
  • Humedecer el suelo.

La forma en la que se prepara el suelo se encuentra condicionada por la selección de plantas y hortalizas que se vayan a cultivar.

 

herramientas huerto

web www.timelesstools.co.uk

Herramientas básicas para comenzar:

  • Azada: para cavar y desmenuzar la tierra, levantar surcos y limpiar hierbas no deseadas.
  • Rastrillo: para remover y alisar el suelo, recoger hojas secas y desmenuzar la tierra.
  • Pala: para remover, voltear y airear la tierra y el compost.
  • Carretilla: para transportar tierra, arena, basura, piedras y abono (compost).
  • Mangueras o regaderas: para el riego.
  • Guantes de jardinería: para trabajar con las herramientas.

Una buena limpieza después de cada uso ayuda a mantener las herramientas en buen estado y a prolongar su vida útil.

 

plantar semillas

web www.farmersalmanac.com

Escoger las semillas y plantones de temporada: Escoger las semillas correctamente es fundamental, ya que determinarán el desarrollo y crecimiento de la planta. Para alcanzar todos los objetivos de un huerto ecológico y conectar con la tierra y las tradiciones de cada zona, debemos usar variedades locales que, además, se adaptan mejor al suelo y ayudan a la conservación de la biodiversidad. Existen calendarios de siembras que ayudan a saber qué cultivar en cada época.

 

 

 

seleccionar donde plantar

web www.communitygarden.org

Seleccionar donde plantamos: Para seleccionar adecuadamente el lugar en el que crearemos nuestro huerto ecológico tenemos que escoger un lugar ventilado, que disponga de mucha luz y con acceso al riego. Hay que tener en cuenta también el clima de la zona y su temperatura, iluminación, humedad ambiental, aireación…etc. Cada una de esas variables influirá de una manera u otra en nuestros cultivos. A su vez, hemos de tener en cuenta dónde plantamos cada hortaliza de forma que las más grandes no tapen a las pequeñas. Es recomendable también que el huerto no se encuentre demasiado cerca de árboles que puedan quitarle la luz y los nutrientes del suelo que necesita. La sombra es importante pero es fundamental calcular qué partes estarán a la sombra a lo largo del día y durante cuánto tiempo, ya que algunas hortalizas no crecen igual si les da mucha sombra y otras en cambio no se desarrollan si les da el sol.

 

 

asociación de cultivos

web www.plantas.facilisimo.com

Realizar asociaciones de cultivos: Consiste en plantar de forma conjunta distintos tipos de cultivos de forma que se beneficien entre sí en la captación de nutrientes, en el control de plagas, así como de otros factores que ayudan en la productividad agrícola. Por ejemplo, asociar el cultivo de frutas y hortalizas con plantas aromáticas y florales hace que se alejen las plagas e incluso atraen insectos que favorecen el control biológico. También es recomendable combinar cultivos que tengan diferentes etapas de crecimiento para que no compitan entre sí, o distinta profundidad de enraizamiento. Por otro lado, la rotación de cultivos ayuda a combatir las plagas y adventicias, evita que el suelo se agote y mejora el drenaje y la aireación del mismo. De esta forma se asegura la fertilidad del suelo a largo plazo.

 

 

riego

web www.elangreen.com

Riego: Es imprescindible disponer de una toma de agua cerca para regar los cultivos. Los horarios, la cantidad de agua así como la frecuencia del riego dependerán del tipo de huerto que tengamos y de la época del año, pero siempre debemos mantener la tierra bien hidratada. También hay que tener en cuenta que no todas las plantas tienen las mismas necesidades de agua, por lo que será importante saber qué cantidad requiere cada una y colocar en una misma zona aquellas que tengan las mismas necesidades.

 

 

 

 

El curso escolar está a punto de comenzar. Esperamos que este artículo os anime a empezarlo creando vuestro propio huerto educativo ecológico. Compartimos además un manual muy detallado que os puede servir de ayuda, así como otros enlaces con materiales de apoyo.

Por otro lado, en la página de Huertos Educativos podréis leer las experiencias de numerosos centros en torno al trabajo de un huerto y los beneficios que implica en estudiantes y otros usuarios. Animamos a todas aquellas personas que innovan y se esfuerzan para mejorar la educación a través de un proyecto de huerto ecológico a enviarnos y compartir igualmente sus experiencias con toda la comunidad.

 

 

Bosquescuela

Bosquescuela, donde la naturaleza es el aula

Por Silvia Corchero de la Torre y Philip Buchner promotores del proyecto Bosquescuela.

Cada día es diferente en el centro de educación infantil de segundo ciclo Bosquescuela Cerceda. Un centro reglado y homologado por la Comunidad de Madrid que ha empezado su andadura este curso 2015-16. Situado a los pies del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, en Bosquescuela la naturaleza es el aula y la mayoría de los recursos didácticos provienen del medio natural. Los niños y niñas pasan la mayor parte del tiempo al aire libre, combinando clases de iniciación a la lectoescritura y las matemáticas, en espacios abiertos y con materiales naturales, con amplios momentos de juego libre, talleres y excursiones fuera del centro.

Durante el mes de febrerBosquescuelao fueron las cigüeñas las que con sus vuelos rasantes, en busca de una ubicación idónea para sus nidos, recibían cada mañana a los niños y niñas a primera hora. Más tarde fueron los milanos los que, realizando sus vuelos de cortejo, han acompañado el juego libre de los pequeños. Recientemente y, con la llegada de la primavera, las flores, las pequeñas orugas formando sus capullos antes de convertirse en mariposas, o el agua limpia de un arroyo lleno de vegetación acuática, acompañan cada día el desarrollo y aprendizaje del primer grupo de niños y niñas que están formándose en Bosquescuela.

La educación infantil al aire libre es un modelo educativo innovador que surgió en los años 50 en Dinamarca desde donde se extendió a otros países con un boom especial en los años 90. Solamente en Alemania existen más de 1.000 escuelas infantiles al aire libre y otros países como Canadá, Estados Unidos, Gran Bretaña, Corea, Australia y Japón están implantando cada vez más centros educativos de este tipo. El motivo, los enormes beneficios que el contacto con la naturaleza tienen para la salud y el adecuado desarrollo físico, cognitivo, social, afectivo y emotivo de los niños y niñas.

En un mundo en el que los pequeños están sobrestimulados, sobre todo por el auge de las nuevas tecnologías, y por el hecho de que pasan gran parte del tiempo en espacios cerrados, se hace imprescindible proporcionarles entornos de aprendizaje adecuados para su desarrollo. Espacios en contacto con la naturaleza, libres de estrés acústico, que presentan una gran variedad de formas, colores y texturas que estimulan enormemente su curiosidad, que ayudan a su desarrollo psicomotriz, que les permiten expresarse libremente, ser ellos mismos y conectar con la Tierra.  Entornos donde ellos sean los auténticos protagonistas de su aprendizaje y donde se respeten sus ritmos, de una manera acompañada y guiada.

Las consecuencias de este tipo de educación son niños espontáneos y alegres, conscientes de los ritmos naturales ya que los experimentan diariamente, motivados por aprender, con capacidad para comunicarse eficazmente, creativos, imaginativos, sanos física y mentalmente, capaces de asumir riesgos y conscientes de sus capacidades y límites y…de fondo siempre presente LA NATURALEZA.

Más información: www.bosquescuela.com

bosquescuela

Abril aguas mil

Por Cristina Zarauza Creo, profesora de infantil de la EEI o Areal. Ganador del primer premio en la categoría de infantil del Premio Nacional Huertos Escolares Ecológicos 2015.

Nuestra escuela la EEI o Areal está situada junto a la playa de A Ladeira en el municipio de Baiona, en la costa sur de Pontevedra. Somos una pequeña escuela de tan solo tres unidades de infantil. Contamos aproximadamente con unos 56 alumnos. La mayor parte de ellos residen en el núcleo urbano del municipio, por lo que trabajar en un huerto ecológico está siendo una experiencia atractiva y novedosa para todos.

En nuestra zona, las condiciones climáticas hacen que no siempre podamos salir a trabajar directamente en el huerto pero no por ello dejamos aparcado este proyecto.

¿Qué hacer todos esos días que por causa de la lluvia no podemos salir al huerto? Hay muchas actividades que se pueden desarrollar dentro de las aulas que siguen despertando un gran interés entre los pequeños y a la vez están cargadas de un importantísimo valor pedagógico.

Este es un resumen de actividades que el curso pasado pusimos en práctica con muy buenos resultados:

Compostamos  1. Compost en bolsas

Aunque el centro cuenta con un compostero, para poder ver más de cerca el proceso de descomposición de los alimentos, los alumnos trajeron de sus casas, en bolsas herméticas y transparentes, mondas de patatas, frutas y hortalizas. A cada bolsa le metimos carbón vegetal para neutralizar un poco el mal olor y durante toda una semana fuimos viendo todo el proceso de putrefacción de la materia orgánica. Posteriormente, vaciamos las bolsas en el compostero para que los “bichitos” terminasen de hacer su trabajo.

 

  1. Plantamos semillas de tomates, lechugas, fresas y… ¡otras cosas!

Fuimos guardando los envases de los yogures que se consumieron en el cole para realizar un semillero, echamos tierra, abono, semillas de tomate o lechuga (lo que cada uno eligiese) y agua. Lo cuidamos, lo regamos y lo pusimos cerca de la ventana para aprovechar la luz solar.

La clase de 3 años hizo además un pequeño experimento sobre qué se podía plantar y terminaron plantando ceras, tapones o chinchetas.

De todo ello, se hizo un registro semanal del crecimiento y de las necesidades de las plantas y se recogió en un cuadro de doble entrada. Se trabajó la lectoescritura por medio de unas fichas en las que los niños/as podías plasmar sus conocimientos.

Composicion 1

  1. Espantapájaros y manualidades de colores

Durante los días de lluvia, aprovechamos los momentos de ocio para realizar bandas de colores con bolsas de basura que nos sobraron de los disfraces de carnaval, y las pegamos haciendo una serie de cuatro colores sobre una cinta adhesiva.

Con botes de leche en polvo vacíos, hicimos abejas decorativas para “invitar” a la polinización y con tapones de botellas, realizamos una “supermariposa de colores” para embellecer nuestro pequeño huerto.

composicion 2

  1. Decoración de nuestro cole

Varias imágenes valen más que mil palabras. Todos los materiales posibles son reciclados y las temáticas tienen siempre que ver con la naturaleza y con nuestro huerto. ¡Fomentamos la creatividad de nuestros pequeños artistas!

composicion deco

Esperamos que os puedan servir estas actividades para que ¡no os falten ideas un día de lluvia!

El huerto como laboratorio

El huerto, el mejor laboratorio

Por Noelia Fernández y Ricardo Muguruza, profesores de Muskizko Ikastola, Bizkaia. Ganador del segundo premio en la categoría de infantil del premio nacional Huertos Escolares Ecológicos 2015.

En nuestro huerto tenemos 3 bancadas de plantación, un invernadero, un estanque, un jardín de flora auxiliar y un pequeño jardín de aromáticas y bulbos.

Cada grupo de edad (3, 4 y 5) es responsable de una bancada y de las zonas comunes y los más pequeñitos de 2 años participan en el jardín de hierbas aromáticas.

Ser responsables de las bancadas implica: preparar la tierra, crear semilleros, cultivar diferentes plantas, su observación, cuidado y recolección. De esta manera no sólo fomentamos un cultivo responsable, la utilización de los recursos de una manera sostenible y una actitud respetuosa con el medio ambiente, sino que además nos sirve como hilo conductor y punto de partida para trabajar numerosos proyectos.

En nuestro caso hemos utilizado la huerta como laboratorio científico para observar, plantear hipótesis y experimentar con la luz, el agua, el aire y la función de los insectos y de otros animales en nuestro entorno. A continuación os contamos algunas de estas actividades.

foto artículo 8Los insectos y otros animales: cuando preparamos nuestra primera bancada, utilizando el método de cultivo en acolchado (ya que no necesita maquinaria ni mover la tierra), nos encontramos la primera oportunidad de observar la importancia de los insectos y otros animales en nuestro huerto. Comprobamos con sorpresa el increíble trabajo que realizaron en 4 meses transformando una tierra dura, de mala calidad, en un huerto fértil, así como la importancia que tienen para el control de plagas sin necesidad de ningún producto químico. Para favorecer este equilibrio ecológico vimos la conveniencia de añadir un jardín de flora auxiliar y un pequeño estanque.

 

 

Ciencia: durante el curso, los de tres años realizan experimentos en torno al agua, los de 4 sobre el aire y los de 5 en torno a la luz. El huerto es un lugar excepcional para observar y experimentar con estos tres elementos.

  1. Agua: experimentamos con el agua, conocemos sus ciclos, la dependencia que los seres vivos buscando ranastenemos de ella y por lo tanto la importancia de un uso responsable de ésta.
  2. Luz: certificamos la necesidad que tenemos los seres vivos de la luz, así mismo observamos diferentes fenómenos que se producen con la misma como la fotosíntesis, las sombras, el arcoíris, etc.
  3. Aire: al igual que sucede con la luz y el agua, comprobamos la importancia que tienen para la vida de las plantas y como éstas ayudan a conseguir un medio ambiente más limpio.

Con estos sencillos experimentos conseguimos observar los elementos del medio físico natural para entender su función y la influencia recíproca con todos los seres vivos. Pero, esta metodología basada en la investigación ha supuesto, sobre todo, que el huerto se convierta en un centro de interés motivador para poder trabajar mediante proyectos las diferentes competencias establecidas en el currículo.

En el huerto fomentamos las ganas de aprender.

foto artículo 11

Carnaval

Huerto a ritmo de carnaval

Por Patricia González Irala, madre de un alumno de la Escuela Ideo, Madrid.

Uno de los muchísimos motivos por los que nos encanta el proyecto de la Escuela Ideo de Las Tablas (Madrid), es que los niños de infantil tienen la posibilidad de disfrutar de un pequeño huerto dentro del cole y aprender así, desde pequeñitos, que las verduras no crecen en el supermercado.

Carnaval4Nuestro hijo Hugo, con 3 años, está aprendiendo a distinguir unas verduras de otras, está teniendo la suerte de poder tocarlas, olerlas e incluso de probarlas directamente de la tierra. También tiene la posibilidad de participar de los cuidados de “Moradita”, la planta de su clase.

Por eso, cuando el colegio nos planteó el reto de buscar un disfraz para la fiesta de Carnaval en torno a la temática del cambio climático para despertar la conciencia ecológica, nos pareció que un disfraz de huerto podía ser buena idea. Fue muy fácil hacerlo y, lo que es más importante, pudimos colaborar todos en su preparación, incluido el propio Hugo.

Para nosotros era fundamental contar con que a nuestro hijo no le apasiona disfrazarse, así que tenía que ser algo muy sencillo, fácil de quitar, fácil de poner y que no le impidiera saltar, correr y jugar como hace siempre, o el disfraz no iba a durar ni cinco minutos.

Así que lo primero que hicimos fue comprar un trozo de tela marrón de unos 50x140cm, hicimos un agujero del tamaño de la cabeza en el centro y ya teníamos la tierra de nuestro huerto. También compramos recortes de fieltro de colores: naranja, verde, marrón y morado, para poder hacer los frutos, y rotuladores permanentes. ¡Ah! Y en la tienda del barrio encontramos unas pegatinas de bichitos muy divertidas, una pala y un rastrillo.

Carnaval1Ya con todo el material en casa lo único que nos quedaba por hacer era dibujar las verduras en el fieltro, recortarlas y pegarlas, con pegamento de barra del de toda la vida. Hugo iba colocando pegatinas de bichitos y adivinando qué verduras estábamos pegando. Por el otro lado, dibujamos con los rotuladores “El huerto de los Pandas” y con la ayuda de nuestro hijo coloreamos cada letra. Lo llamamos así porque “Los Pandas” es la clase de Hugo en el cole y todos los niños tienen un bonito sentimiento de “orgullo panda”, por lo que nos pareció más divertido.

Quizá no sea el disfraz más bonito del mundo pero para nosotros fue una experiencia muy enriquecedora poder comprobar, mientras hacíamos juntos el disfraz, lo que nuestro hijo había aprendido en el huerto del cole y la importancia que este espacio educativo tenía para ellos. Además estas fiestas temáticas son una excusa perfecta para practicar actividades artísticas con los pequeños, hacer manualidades y fomentar su creatividad mientras trabajamos su conciencia ecológica.

Y es que ¡el huerto escolar da para todo!