sistemas de riego

Mantener el huerto en verano

Por Fundación Triodos

Mantener el huerto en verano se puede volver una tarea compleja con las altas temperaturas y más aún si nos vamos de vacaciones. Lo más cómodo suele ser utilizar un sistema de riego automatizado como son las goteras conectadas a un tubo principal, que permiten que cada planta reciba exactamente la cantidad de agua que necesita. No obstante, como esta opción no siempre es posible, queremos compartir algunos consejos caseros de riego automático fáciles de implementar y económicos y así marcharnos tranquilos de vacaciones.

-Riego por goteo con una botella: necesitarás reciclar varias botellas de plástico, tantas como macetas tengas. Haremos una pequeña perforación en el tapón (es recomendable poner unos guijarros en la boca de la botella para que el agua no salga de golpe y una tela de algodón). Se coloca la botella boca abajo enterrada en la tierra, el agua irá saliendo lentamente y las raíces de la planta o cultivo irán a buscarla. Con este sistema no hay peligro de encharcamiento, ni de que el cultivo se quede sin agua. No obstante, si la ausencia va a ser larga se recomienda poner botellas más grandes para asegurar el riego por goteo.

-Conos de plástico o de cerámica: Este sistema es similar al riego por goteo pero en lugar de utilizar una botella de plástico emplearemos un cono de plástico o de cerámica. Se introduce el cono en la tierra por el lado en punta hacia abajo y se coloca una botella pinchada para que entre el aire. Los distintos tipos de rosca que venden con estos conos permiten que se adapten a la mayoría de botellas de plástico. Según el tipo de planta irá demandando más o menos humedad y el cono irá dejando salir el agua de la botella.

-Cono de cerámica con cable al agua: Se trata de una variante del sistema de riego por goteo, su funcionamiento es similar pero en este caso lo que varía es la alimentación del agua al cono. El suministro de agua se realiza a través de un tubo muy fino gracias al efecto de capilaridad. La ventaja de este sistema es que se puede disponer de un depósito mayor y no necesita depender de roscas para adaptarlas a la botella.

-Cubo y cordel de algodón: Consiste en enterrar un extremo del cordel de algodón en la tierra mientras que el otro extremo se introduce en el cubo/jarrón lleno de agua. Es recomendable que el cubo esté ligeramente más alto que las macetas o la mesa de cultivo para permitir mejor la circulación del agua. Esta opción permite disponer de más litros de agua, lo cual favorece si las estancias van a ser más largas.

-Agua gelificada o en gel: Se trata de un gel de composición acuosa presentado en bolsas o cajas de plástico que permite que la planta pueda ir succionando el agua, según lo necesite, pudiendo llegar a durar hasta un mes, según el tipo de planta. Esta acción requiere hacer un pequeño orificio en la tierra para enterrar el tubo, permitiendo que una pequeña porción quede en la superficie. Después se vacía dentro del tubo el agua en gel y se tapa para evitar contaminaciones. El sistema funciona mejor si además se utiliza un sustrato llamado hidrocontrol que cuenta con polímeros que ayudan a que el sustrato conserve la humedad.

Esperamos que os sea útil y que podáis mantener vuestro huerto durante el periodo vacacional. Si tenéis un huerto escolar siempre es una buena solución que algún grupo de personas echen un vistazo regularmente para asegurarse que todo está funcionando correctamente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario