Ecohuerto: cultivando nuevas formas de aprendizaje

Por el AMPA de la Escuela de Educación Infantil los Ángeles, Madrid, ganador del accésit en la categoría de Infantil de la 4ª edición del Premio Nacional de Huertos Educativos Ecológicos.

El proyecto “Ecohuerto Los Ángeles” comenzó en 2015 gracias a una iniciativa del AMPA y al apoyo de la Escuela de Educación Infantil los Ángeles del barrio de Tetuán, que cedió una zona para habilitarla como huerto y secundó el proyecto propuesto por las familias. En estos tres años hemos conseguido incorporar la actividad del huerto al currículo escolar, pertenecer a la Red de Huertos Escolares o quedar accésit en la categoría de educación infantil de toda España gracias al concurso Premio Huertos educativos Ecológicos de la Fundación Triodos.

Puedes conocer aquí nuestra memoria y vídeo.

Juntas hemos logrado convertir el huerto en un espacio abierto en el que las familias trabajamos conjuntamente y en comunidad con el centro y con otros huertos del distrito. Todas las decisiones se adoptan de manera participada y horizontal. Si bien el Ecohuerto y sus actividades se gestionan y elaboran desde el AMPA, se hace de forma cooperativa y en coordinación directa con las profesoras.

Durante este curso 2017/2018 se han realizado nuevas actividades, en las que ha participado todo el alumnado de 1 a 6 años.

Una de estas actividades ha sido la siembra de bellotas de roble en briks reciclados para conocer el desarrollo de los árboles en todas sus fases y aprender sobre reutilización y reciclaje de desechos habituales en los hogares.

Pasos que hemos seguido:

  1. Recolectamos: se recolectaron de un roble de más de 30 años ubicado en Ciudad Universitaria, con el germen en estado de latencia y se conservaron en frío hasta su siembra.
  2. Reciclamos: se pidió a las familias que trajeran briks cortados por la parte superior y con agujeros en la parte inferior, para usarlos de macetas.
  3. Sembramos: en los meses de octubre y noviembre se sembraron más de 100 bellotas en los briks y rotulamos el nombre del niño o niña que lo plantó. Participaron las clases de 2 a 6 años. Se mantuvieron en cajas y se regaron habitualmente.
  4. Observamos: con la primavera las bellotas de roble empezaron a asomar.
  5. Trasplantamos a macetas más grandes: con la intención de dejar los árboles en buen estado para pasar el verano. En esta parte participaron también los niños y niñas de 1 año.
  6. Plantamos: queremos salir a un parque y trasplantar los árboles y así completar el ciclo de desarrollo y sensibilizar sobre la importancia del arbolado tanto en la ciudad como en el campo, fomentando los espacios verdes.

Entendemos el huerto como una herramienta de aprendizaje, para que los peques adquieran conocimientos sobre siembra y recolección de verduras y hortalizas de temporada y hábitos de alimentación sana y equilibrada de una manera ecológica y sostenible. También han aprendido sobre la importancia de los insectos y otros animales que forman parte del ecosistema del huerto, de forma que desarrollen una actitud de respeto y conservación del medio ambiente, desde la observación y exploración del entorno natural.

Hemos conocido mejor a la escuela, hemos compartido parte del tiempo educativo de nuestros hijos e hijas, a sus compañeros y sus familias, hemos aprendido juntas. Desde nuestro Ecohuerto queremos contribuir a aumentar la conciencia de desarrollo sostenible, fomentando una educación ambiental participativa y creativa con el entorno.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario