Huerto colegio Santa Ana

El “Rap del hortelano”

Por Andrés Melero, profesor del colegio Huerta Santa Ana, Sevilla. Ganador del tercer premio en la categoría de Primaria del premio nacional Huertos Escolares Ecológicos

Lo dice cualquier manual de educación mínimamente actualizado: hay que partir de conocimientos previos y conectar los aprendizajes con la realidad vital y cotidiana. Poner en práctica ese mantra es verificar una y otra vez su utilidad. Cansados de contenidos y curriculums impuestos, los alumnos agradecen infinitamente estas conexiones con sus intereses adolescentes. Por ello, introducir músicas familiares a ellos, desde cualquier área curricular, es éxito asegurado en cuanto a interés y participación.

Se daban las circunstancias idóneas: un grupo muy motivado con el huerto y la cooperativa que habíamos fundado en torno a él. Un profesor motivado y aficionado a la música con conocimientos de edición musical. Un grupo de alumnos raperos y alumnas bailongas. Una actuación de fin de curso por concretar. A partir de ahí todo fue fácil. En tan solo una sesión elaboramos una lluvia de ideas a la que fuimos dando forma y métrica sobre la marcha. Después de un año trabajando nuestro huerto, dichas ideas se agolpaban en las bocas de los niños y todas ellas destilaban una esencia ecológica y conservacionista que, per se, justificaba todos los esfuerzos. Más allá de todas las berenjenas y lechugas recolectadas, el principal objetivo de acercar la escuela a la tierra y despertar el deseo de cuidarla estaba alcanzado.El rap del hortelano

Un grupo de niñas diseñó la indumentaria y la coreografía grupal. Sorprendentemente nadie quiso quedarse fuera del show y los ensayos terminaron de consolidar el espíritu hortelano y comunal que azadones y regaderas habían ido puliendo durante todo el curso. Y el ingrediente fundamental, la diversión. Tratamos de eliminar en los ensayos el exceso de rigor académico y la perfección coreográfica o vocal en pro del disfrute constante, de la risa del cuerpo en movimiento y de las emociones positivas y sinérgicas que genera la actividad grupal.

Había mensaje que transmitir, había experiencias que contar, había motivación y ganas de pasarlo bien. La actuación fue todo un éxito y, aunque ya han pasado unos meses, sigue hoy fomentando el espíritu de grupo en torno a la actividad agrícola. Luego vino la motivación del premio y una entrevista en radio nacional terminó de emocionarnos y reilusionarnos a todos. Movidos por el espíritu de superación, queremos ahora convertirlo en videoclip. Pero dejemos que el rap hable por si solo:

Yo soy Eduardo, nuevo en el colegio
estar con este grupo está siendo un privilegio.
Venimos a hablaros de una cooperativa
donde todos trabajamos de forma emotiva.
Yo sinceramente no me imaginaba
que me iba a gustar tanto cuidar y sembrar habas.
Tenemos un problema, no nos crece nada,
con ayuda de un equipo combatiremos las plagas.

ESTRIBILLO:El rap del hortelano
Rap del huerta, lógica ilógica,
de una tierra muerta sale una huerta ecológica.
Rap del huerta, lógica ilógica,
de una tierra muerta sale una huerta ecológica.
Ir andando al huerto no nos da pereza,
aprendemos mucho y todo nos interesa.
La naturaleza tratamos con respeto,
y el calabacín ahora es Cucurbita pepo.

Trabajamos con las manos, mano a mano, codo a codo,
los productos de la huerta valen más que todo el oro.
Queremos sembrar paz en la memoria,
Y por eso nuestra huerta grabaremos en la historia.
Wonderful ground, es nuestro nombre
así alimentamos a mujeres y hombres.
Es fundamental comer las hortalizas,
para que nuestros padres no nos den la paliza.

ESTRIBILLO

Mente sana in corpore sano,
cuidar la Pacha mama nos hace más humanos.
Un poco de conciencia para cuidar la Tierra,
Sacamos las manos y escondemos las piedras.
No a los químicos ni a los plaguicidas
comer estos venenos es un acto suicida.
Así nos despedimos, este ha sido un buen año
el huerto nos permite salirnos del rebaño.

Os animamos a escuchar nuestro rap y la entrevista que de Josefina Maestre, en el programa de radio nacional “Reserva natural”.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario