fresas

Visita a 5 huertos educativos en la Fiesta de la banca con valores

La polivalencia de los huertos y jardines educativos como herramienta de ocio sostenible y pedagógica vuelve a ponerse de manifiesto. Todos los interesados en vivirlo pueden inscribirse, por ejemplo, a una de las actividades lúdicas que se celebrarán la mañana del sábado 3 de junio en A Coruña, Madrid, Sevilla, Málaga y Barcelona.

Allí tienen lugar eventos de la Fiesta de la banca con valores, organizada por Triodos Bank, que incluyen visitas y talleres en organizaciones con huerto educativo. Es posible apuntarse individualmente o con familia y amigos.

1. Degustar productos ecológicos en A Coruña

Habrá una visita guiada a la huerta de Fogar do Santiso, restaurante ecológico cercano a Santiago de Compostela y de gran arraigo en la zona, por su voluntad de ser también un espacio de divulgación de la cultura gallega. Además, los participantes verán su obradoiro de pan y se terminará con una degustación de productos ecológicos. La actividad contará con un autocar opcional desde A Coruña.

+ Más info y reserva de plaza

2. Dejar una huella verde en un proyecto social en Madrid

Aprocor

¿Has sembrado alguna vez en un jardin vertical? Con el equipo de Fundación Aprocor será posible vivir esta experiencia, conociendo cómo se hace y también su utilidad, en el caso de esta entidad social, para apoyar la integración sociolaboral de personas con discapacidad. Cuando te vayas, ellos seguirán cuidando de lo que hayas sembrado.

+ Más info y reserva de plaza

3. Jugar en el huerto de una escuela en Sevilla

Los más pequeños de la familia disfrutarán del juego libre en el huerto ecológico de la Escuela Waldorf El Girasol, de Mairena del Aljarafe (Sevilla). Los mayores tendrán la oportunidad de conocer a través de un taller con pedagogos la metodología que utilizan día a día con los alumnos, basada en el trabajo cooperativo y el contacto con la naturaleza.

+ Más info y reserva de plaza

4. Conocer un vergel malagueño apreciado en toda Europa

La Huerta Natural

Pasear por La Huerta Natural y ver cómo funciona su producción y recogida de cítricos, que distribuyen por toda Europa. Esta será la actividad que se realizará en esta finca de Alhaurín de la Torre, junto con una degustación de productos ecológicos. Habrá autobús opcional para desplazarse desde Málaga.

+ Más info y reserva de plaza

5. Vivir un taller de huerto ecológico diferente en Barcelona

Fundació Àuria

En Igualada, las instalaciones de la Fundació Àuria acogerán un taller de huerto ecológico abierto a todos y junto a los usuarios de la entidad social con discapacidad y trastornos de salud mental. En el taller, que se llevará a cabo en su huerto y también en su jardín, se podrá aprender especialmente sobre injertos y planteles, a la vez que compartir una experiencia personal valiosa.

+ Más info y reserva de plaza

Además, la Fiesta de la banca con valores ofrece también la posibilidad de visitar dos iniciativas más que promueven activamente los huertos educativos:

  • En Valladolid, se realizará el taller “Ponte en mis zapatos”, para ponerse a través de juegos en el lugar de las personas con discapacidad, en ASPAYM Castilla y León, cuyos usuarios disfrutan de huertos adaptados.
  • En Zaragoza, donde los más pequeños podrán vivir los talleres divertidos y pedagógicos de El Obrador de Ideas mientras los mayores aprenden más sobre cómo contar bien un cuento, esta entidad cultural también trabaja con un huerto educativo.

Conocer qué hace la banca ética y optar a ganar una bici

Concurso bicicletaLa Fiesta de la banca con valores es una iniciativa que permite a los clientes de Triodos Bank, así como a personas y entidades interesadas en la banca ética, conocer de primera mano iniciativas que han contado con financiación del banco. Complementa, de esta manera, la publicación cotidiana y transparente en su web de todas las organizaciones que han recibido crédito.

Además de poder vivir una experiencia singular en uno de los 22 puntos de España donde se celebra la Fiesta de la banca con valores, sus participantes podrán participar en un concurso fotográfico y optar a ganar una bicicleta de la campaña Muévete #PorElClima, pensada para promover la movilidad sostenible urbana.

domo geodesico

¿Qué es un domo geodésico?

Por Mario Turégano, fundador de Midomo

Parece que el ser humano se empeña cada vez más en buscar espacios para habitar alejados de lo natural. Con la necesidad de aprovechar el espacio al máximo, se va aprisionando poco a poco entre tanto ángulo de 90º, maravilloso para que todo encaje perfectamente como un puzzle, pero limitador para la creatividad y para el espíritu.

Richard Buckminster Fuller (1895-1983), fue un arquitecto, diseñador, visionario, escritor e inventor, que se hizo famoso por el estudio que hizo sobre los domos geodésicos. Intentó crear un espacio para habitar más sostenible y más humano, que además pudiese ser fácilmente construido por cualquier persona. Partiendo de la figura geométrica más sencilla y más resistente que existe, el triángulo, y basándose en los sólidos platónicos, desarrolló una de las estructuras más fuertes que se conocen. Su forma curva es capaz de soportar terremotos de gran magnitud, además de vientos huracanados o la acumulación de nieve. Son estructuras que se autosustentan, por lo que no necesitan columnas, y son relativamente fáciles de construir y transportar.

¿Cómo se construye un domo?

Cuando vamos a construir un domo, tenemos que observar el entorno para elegir los elementos más naturales a nuestro alcance. La madera es, sin duda, el material accesible más noble y que más beneficios tiene tanto para quien habita en su interior como para el medio ambiente.

domo igluLos iglúes de los esquimales tienen muchas similitudes con el domo. Aparte de la forma semiesférica de ambos, el material con el que están construidos, es de alguna manera parecido en cuanto a que lo podemos encontrar en la naturaleza y que no deja rastro ni daños en el entorno.

Habitar un espacio que está construido con los materiales que nos rodean, parece la forma más lógica de vivir.

Construir una cúpula geodésica puede ser una experiencia maravillosa, en la que uno mismo aprende a diseñar un espacio más auténtico, más sano, menos agresivo con el entorno. Si bien estar dentro de una de estas construcciones es algo mágico, la sensación es mucho más grande si somos nosotros mismos los que lo hemos construido.

Su forma curva, sin esquinas y los materiales con los que generalmente están construidos, hacen que realmente estemos mucho más en armonía que si entramos en una típica construcción moderna de cualquier ciudad del mundo.

Recordemos que nuestra primera vivienda antes de nacer, fue una especie de domo, en la que nos sentíamos totalmente protegidos.

Además su uso no está limitado únicamente a la vivienda. Este tipo de construcciones nos pueden servir para infinidad de posibilidades como podría ser un invernadero, sala de yoga, aula de naturaleza, sala de juegos para los niños, aula de innovación…

domo invernadero

Si tenemos en cuenta que la propia construcción en grupo es ya de por sí una experiencia enriquecedora en la que todos aprendemos, además de una técnica constructiva, a trabajar en equipo, la sensación de satisfacción es plena, una vez hemos terminado el trabajo y nos encontramos dentro observando el espacio que hemos creado entre todos.

Si estáis interesados en conocer más sobre esta estructura pincha aquí.

principal

Cómo regar los huertos urbanos con el agua de la ducha

Por el equipo de Esferic Better Things

Seguramente cada mañana, antes de entrar en la ducha, abres el grifo y dejas que corra el agua mientras esperas a que salga caliente. Muchos de nosotros adoptamos esta mala práctica ya que hasta ahora no había una manera sencilla de evitar que se malgastasen entre 3 y 6 litros por ducha.

Esferic Better Things ha diseñado la primera regadera plegable que permite recoger, transportar cómodamente y reutilizar toda esta agua para el riego de plantas y huertos urbanos: la Bolsa del Agua o Waterdrop.

IMG_4280Esta regadera plegable permite ahorrar más de 1.000 litros de agua al año en las casas, si se utiliza al menos una vez al día. Imagina si la utilizas dos o tres veces. Es una solución sencilla, económica y de sentido común al uso sostenible del agua en los hogares.

Waterdrop no sólo es un objeto para recoger ese agua que malgastamos cada día, es también una llamada a la acción para que no se desperdicie este recurso, busca cambiar los hábitos de consumo y concienciar a la población. Está fabricada con poliuretano termoplástico, un material reciclable y de múltiples usos que puede durar años.

Un niño de 5 años fue el primero que dio la voz de alarma sobre el agua limpia que se estaba yendo por el desagüe y gracias a él, nació Waterdrop. “Con un pequeño gesto evitas que se desperdicie agua. No importa si la gente utiliza la bolsa del agua o un cubo porque lo importante es que valore este recurso natural y lo puedan reutilizar en huertos urbanos y plantas, dar de beber a los animales o usos domésticos”, asegura Suso Chulvi, miembro del equipo de Esferic Better Things.

Esferic es una compañía especializada en desarrollar ideas que solucionan problemas cotidianos de la manera más sostenible posible. También es pionera en diseñar y gestionar campañas de concienciación y de RSC para fomentar una sociedad respetuosa con el medioambiente.

Para conseguir este objetivo llevan a cabo campañas de sensibilización en colegios con las que enseñan a los más pequeños a cuidar el agua. “Los niños aprenden a hacer un uso responsable del agua y es muy importante porque lo que aprenden desde pequeños lo llevarán siempre con ellos”, añade Chulvi.

En el siguiente enlace podéis ver un vídeo para saber cómo usar Waterdrop:

premio huertos sostenibles madrid

Los huertos escolares de Madrid se van de fiesta

Por Andrea Estrella Torres, responsable del área de huertos escolares de la cooperativa agroecológica Germinando.

Cada vez son más los centros educativos que inician interesantes e innovadores proyectos relacionados con los huertos escolares ecológicos o sostenibles. De hecho, muchas ciudades cuentan ya con su propia red, como la recién impulsada Red de Huertos Escolares de la Ribera de Navarra o la ya veterana Red de Huertos Escolares de Zaragoza. Estas redes pretenden poner en valor y apoyar el trabajo que se está llevando a cabo en todas estas iniciativas, favoreciendo espacios de intercambio de experiencias y enriquecimiento transversal.

Madrid cuenta también con su propia red de huertos. Un programa iniciado en 2005 por el Ayuntamiento de Madrid y que, en la actualidad, cuenta con más de 150 centros educativos participantes. Desde la cooperativa agroecológica Germinando, junto con la Asociación El Bancal, estamos colaborando con el Ayuntamiento en la mejora de este programa de huertos escolares municipal. En los últimos meses estamos llevando a cabo un diagnóstico sobre el estado del programa y los diferentes proyectos educativos asociados a los huertos en cada centro. Dicho diagnóstico, tiene el objetivo principal de obtener los datos necesarios para potenciar propuestas de mejora en el programa, de forma que sea una herramienta eficiente y útil para las comunidades educativas que deciden poner en marcha un huerto en sus centros.

I Edición del concurso Huertos Escolares Sostenibles

cartelpremiohuertosEste año, con la clara intención de dar un impulso a la Red así como de celebrar el cierre de fin de curso con una jornada festiva, el Ayuntamiento de Madrid, desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad, ha puesto en marcha la primera edición del concurso de huertos escolares sostenibles de la ciudad de Madrid. La entrega de premios se celebrará en el Huerto del Retiro, el día 27 de mayo, en la Fiesta de los Huertos Escolares Sostenibles en el Centro de Educación Ambiental ‘El Huerto del Retiro’, en el Parque del Retiro de Madrid.

Al premio pueden presentarse todos los centros educativos, de todos los niveles, que tengan huerto escolar o estén desarrollando un proyecto educativo en torno al huerto ecológico. No importa si el centro no está inscrito en el Programa de Huertos Escolares del Ayuntamiento, ¡sólo hay que tener un huerto!

En este enlace podéis acceder a las bases del concurso, así como al formulario de inscripción. El plazo de inscripción se ha ampliado hasta el 12 de mayo para que participe el mayor número posible de centros educativos.

coste real

La necesidad de equilibrar las condiciones en el mundo empresarial

Por Eosta / Nature & More – Michaël Wilde 

En la última feria de alimentación ecológica de Biofach (febrero 2017), en Alemania, Michaël Wilde escribió este artículo sobre la contabilidad del coste real (1). Triodos Bank, junto con Eosta, EY y Soil & More y con el apoyo de la Fundación Hivos ha participado en el desarrollo del proyecto piloto “La contabilidad del Coste Real en las Finanzas, la Alimentación y la Agricultura” (2) cuyos resultados preliminares se presentaron en la feria. Dado el interés del tema, desde la Fundación Triodos hemos querido traducir el artículo al castellano y publicarlo como colaboración.

En el marco de la última edición de Biofach, la empresa holandesa especializada en productos ecológicos Eosta, la consultora EY y otros socios presentaron dos exclusivas: la primera cuenta de pérdidas y ganancias que considera el cálculo del coste real (del inglés, True Cost) para una pyme; y los primeros resultados de esta contabilidad que consideran el impacto en la salud de los residuos de plaguicidas en los alimentos. Los resultados ilustran cómo los costes externalizados generan desigualdades entre las compañías que tienen en cuenta la sostenibilidad y las compañías que no la tienen. A raíz de estos resultados, los reconocidos políticos y ambientalistas alemanes Klaus Töpfer y Renate Künast pidieron medidas urgentes por parte del sector público, que es en definitiva quien tiene que soportar a menudo esos costes ocultos.

El reciente intento de adquisición de Kraft Heinz, que ofreció 149.000 millones de dólares a la multinacional holandesa de alimentos Unilever, es un claro ejemplo de lo que supone la externalización. Unilever tiene una fuerte política de sostenibilidad, esforzándose por el crecimiento a largo plazo. Sin embargo, con el sistema económico actual, esto se traduce en mayores costes y menores ganancias a corto plazo. Kraft Heinz está buscando comprar Unilever para recortar todos los costes relacionados con los programas de sostenibilidad, provocando así un desastre ecológico a la vez que un enorme beneficio a corto plazo.

“Por suerte, Paul Polman les dijo que se llevaran su dinero a otra parte”, comenta Volkert Engelsman, CEO y fundador de Eosta. Él siente afinidad con Paul Polman, el CEO de Unilever, en su objetivo de combinar la ecología y la economía en los negocios. Pero Engelsman es más comprometido, pues elige un enfoque 100% ecológico desde 1990. “Es sorprendente que nuestro sistema económico actual todavía permita este tipo de enfoque destructivo que Kraft Heinz está siguiendo. Los accionistas no deberían poder decirnos que destruyamos los ecosistemas. La contabilidad del coste real ayudará a frenar la externalización y el enfoque destructivo de hacer negocios”, continúa Engelsman. Los cálculos previos sobre el coste real llevados a cabo por Eosta en 2016 consideraron solo los impactos en el Capital Natural: suelo, clima y agua. En este último estudio se ha considerado además el Capital Social, incluyendo el impacto que tienen los residuos de plaguicidas en la salud del consumidor. Cuando estos números se añaden a las cantidades calculadas para el capital natural (0,14 € de coste en salud por kilo de manzana consumida), el piloto da como resultado un beneficio total de 0,21 € de coste por impacto sociales y ambientales por kilo de manzanas ecológicas en comparación con las convencionales. Teniendo en cuenta que se consumen 81 millones de toneladas de manzanas en todo el mundo cada año, esto supone un importante impacto.

Bio

Durante Biofach, Renate Künast y Klaus Töpfer, dos reconocidos políticos alemanes y líderes de opinión, hablaron positivamente acerca de este proyecto piloto e instaron al Gobierno a tomar medidas basadas en la contabilidad del coste real para establecer una igualdad de condiciones entre las empresas que son más y menos responsables. Künast, ex ministro de Agricultura y presidente del Partido Verde, abogó por un impuesto al carbono y otras medidas fiscales para hacer pagar a los que contaminan. Töpfer, ex director del PNUMA y actualmente director de IASS, destacó la necesidad de crear leyes y políticas que limiten los impactos negativos y desalienten los enfoques destructivos.

Tobias Bandel, director de Soil & More presentó además una cuenta preliminar de pérdidas y ganancias. El gráfico mostró cómo los costes y beneficios ocultos podrían igualar o incluso superar los beneficios financieros. Por ejemplo, según los cálculos, Eosta ha beneficiado a la sociedad aproximadamente con 1 millón de euros en la conservación del suelo, ya que apoya a los agricultores en el manejo sostenible del suelo. “Para una hoja de pérdidas y ganancias integrada, todavía no tenemos un punto de referencia en el mercado. Pero como nuestras comparaciones de la contabilidad del coste real a nivel de producto muestran que los productos convencionales tienen mayores costos externalizados, esperamos ver esto también en las cuentas consolidadas de la compañía”, señala Bandel.

Se prevé que los resultados del proyecto piloto se publiquen en los próximos meses. El proyecto continuará con más investigaciones sobre las implicaciones bancarias en la contabilidad del Coste Verdadero y realizará cálculos para otras compañías. “Nuestro objetivo final es que este piloto nos proporcione una herramienta práctica para que otras empresas del sector alimentario puedan evaluar su impacto en el capital natural y social de una manera práctica y sencilla”, concluye Engelsman.

 

Notas:

(1) El término “coste real” esta basado en el concepto de “precio real o verdadero” que Steiner lo define como la cantidad que una persona recibe como contravalor por el producto que ha hecho, que supone una cantidad suficiente como para que pueda satisfacer el conjunto de sus necesidades, incluyendo las de los familiares a su cargo, hasta que de nuevo haya completado un producto similar (Steiner, R.2011 [1922] Editorial Rudolf Steiner, Madrid).

(2) El proyecto piloto sobre “La contabilidad del Coste Real en las Finanzas, la Alimentación y la Ganadería” sigue el marco del Protocolo del Capitolio Nacional, que fue publicado por la Coalición de Capital Natural (NCC) en 2016. El NCC fue fundado en 2012 con el objetivo de reajustar el equilibrio ayudando a las empresas a mantener o mejorar el Capital Natural. Los participantes incluyen a Whole Foods, EY, FAO y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, que cuenta entre sus miembros con Nestlé, Unilever, Heinz y Cargill.

 

principal

Red de Huertos Escolares de la Ribera de Navarra

Por Diego Blanco Nayas, coordinador de la Red de Huertos Escolares de la Ribera de Navarra, miembro del Colectivo Helianto, técnico en jardinería y miembro de la Red de Universidades Cultivadas.

Colectivo Helianto surge a finales del 2014 con el objetivo principal de desarrollar y promover los valores medioambientales y de sostenibilidad en la Ribera de Navarra. Para cumplir con este objetivo se realizan actividades de divulgación medioambiental y proyectos que trabajen en esta línea.

Uno de los proyectos puestos en marcha es la Red de Huertos Escolares de la Ribera, un proyecto comarcal y participativo para desarrollar y promover los huertos escolares ecológicos, ofreciendo asesoramiento, formación y ayuda a los centros educativos de la comarca. Comenzó la andadura a finales del 2016 y en ella ya se han incorporado 8 huertos escolares y se ha impartido formación a más de 30 docentes de 15 colegios diferentes de la Ribera.

Entendemos el huerto escolar como un aula más dentro del centro donde se adquieren competencias y valores. Un espacio en el que las verduras, flores y plantas crean un espacio creativo y especial donde el alumnado puede acercarse a conceptos como la agroecología, soberanía alimentaria, sostenibilidad energética…es decir, un aula medioambiental.

Estructura de la Red

La estructura de la Red consta de tres partes: un huerto de referencia, un programa de actividades y una página web.

1. Huerto de referencia

20160519_180418Entendemos que es necesario un huerto escolar de referencia en el cual estén todos los elementos que consideramos esenciales como: diferentes tipos de bancales y cajones de cultivos, invernadero, charca, jardín vertical, zona de aromáticas, flores y árboles frutales, hotel de insectos, aula abierta, pared de agua, composteras etc.

Este huerto está en el colegio público de Arguedas y en él se desarrollan las actividades formativas de la red.

2. Programa de actividades

Para que el profesorado adquiera los conocimientos básicos para poder gestionar el huerto escolar se ha desarrollado un curso básico de formación que se dividió en dos partes. En la primera, se introdujo al profesorado en el manejo del huerto escolar con criterios de agricultura ecológica y fue impartida por el ingeniero técnico agrícola Gregorio Aguado Zardoya. En la segunda, se trató el huerto escolar como herramienta educativa y se contó el equipo de huerto escolar del Instituto Avempace de Zaragoza.

Aparte del curso de formación se irán desarrollando charlas y talleres relacionados con el huerto escolar como compostaje, agroecología escolar, creación de semilleros etc.

3. Web

El objetivo de la página web (http://www.redhuertosescolares.com/) es doble. Por un lado aglutinar y dar visibilidad al trabajo que se está haciendo entorno a los huertos escolares y por otro lado, ser una herramienta de intercambio de experiencias y actividades entre los huertos involucrados en la red.

En la web encontramos información referente a la red y los huertos escolares, un mapa con la localización de los huertos, una ficha con información de cada huerto escolar y un apartado de guías, recursos educativos y noticias.

Recientemente el huerto escolar que Colectivo Helianto y el Colegio Público Elvira España de Tudela pusimos en marcha fue reconocido por el Gobierno de Navarra como buena práctica medioambiental dentro los IX Premios de Buenas Prácticas de Desarrollo Local Sostenible de Navarra.

Huerto Elvira

Huerto del colegio público Elvira España, Tudela

Los retos de la Red de Huertos Escolares son muchos, pero en estos momentos nos estamos centrando en consolidar el proyecto y asesorar a los colegios que están empezando con los huertos ecológicos. Nuestro objetivo final es que los huertos formen parte del proyecto curricular del centro.

Os animamos a visitar la Red, a hacer uso de todos sus recursos y sobre todo a poner en marcha iniciativas parecidas dentro de vuestra propia Comunidad.

can moragues, a riudarenes

Huertos sociales y custodia del territorio: espacios de salud y naturaleza

Por Sandra Carrera Bonet, responsable de proyectos de Xarxa de Custòdia del Territori

El progresivo alejamiento del entorno natural en una sociedad urbanizada, nos lleva hacia un aumento de los problemas y disfunciones en el bienestar y la salud humana.

Parte de los problemas de salud identificados en la infancia hoy en día (estrés, obesidad, depresión, hiperactividad o trastorno de déficit de atención) tienen relación con la falta de contacto con la naturaleza. Richard Louv acuñó el concepto “Trastorno por Déficit de Naturaleza” (TDN) para referirse a esta carencia, y definió el término “Vitamina N” como el nutriente afectivo que aportamos a nuestro organismo mediante el contacto con la naturaleza, que estimula el organismo y mejora nuestra salud física y mental:

  • a nivel físico: la exposición regular a la luz solar (que favorece las síntesis de Vitamina D) regula los ciclos de sueño y apetito, estimula la circulación sanguínea y la transpiración. A su vez, a nivel cognitivo, ejercita la memoria y la capacidad de concentración.
  • a nivel social: aumento de la participación e interacción social, la mejora de la cohesión de grupo y el estímulo de patrones saludables en las relaciones.
  • a nivel psicológico: generación de ilusión, estimulación de la responsabilidad, disminución del estrés y la ansiedad y desarrollo de la autoestima, satisfacción y confianza en uno mismo.

Está demostrado que el contacto con la naturaleza influye directamente en el respeto que los más pequeños sienten por nuestro entorno y su patrimonio natural. Esto tiene claras consecuencias en el compromiso con la conservación de la naturaleza en su futura edad adulta.

En este sentido, la custodia del territorio aparece como una invitación a ser protagonista en primera persona de la experiencia de vivir la Tierra, cuidarla y velar por su sostenibilidad. Surge como una clara oportunidad para empoderar a la sociedad y hacerla participar activamente en la conservación de la biodiversidad y la gestión de la naturaleza.

En Cataluña la custodia del territorio abarca más de 800 acuerdos entre propietarios de terrenos y entidades sin ánimo de lucro con el objetivo común de conservar los valores naturales de estos espacios.

Un 13% de estos acuerdos tiene lugar en espacios agrícolas. Y entre ellos encontramos algunos ejemplos de huertos sociales, ejemplos de soberanía alimentaria, autosuficiencia, dignidad e impacto social y ambiental:

hort de la sínia, a tamaritEs el caso del Hort de la Sínia” en Tamarit, creado el 2010, con la colaboración de la Associació Medioambiental La Sínia, como un espacio de aprendizaje para familias, escuelas y otros colectivos, poniendo a disposición huertos para el autoconsumo con la aplicación de técnicas de horticultura ecológica. Este espacio fomenta encuentros lúdicos entre los hortelanos, así como una vinculación con la tierra y los ciclos de la naturaleza.

 

 

can moragues, a riudarenesOtro ejemplo interesante es Can Moragues” en Riudarenes, un proyecto de emprendimiento social y ambiental, de la mano de Fundació Emys y Fundació Plataforma Educativa, formado por un obrador ecológico de productos de proximidad que conserva la naturaleza y ayuda a las personas desfavorecidas de su ámbito local.

 

 

 

ecosuma, a lleidaEn la ciudad de Lérida, EcoSUMA representa otra entidad de custodia que mediante acuerdos entre propietarios de terrenos productivos y payeses que quieren cultivar estos espacios, asesora a los agricultores, incorporando la metodología de la “Horticultura Terapéutica”, que destaca los efectos beneficiosos en la mejora del estado general de salud gracias al contacto con la tierra, las plantas y las dinámicas vitales del huerto.

 

 

Todos estos ejemplos tienen en común que son iniciativas de huertos sociales en espacios de custodia del territorio, aportando un triple valor añadido a los ya múltiples beneficios de los huertos sociales: detrás de cada iniciativa hay una entidad de custodia que garantiza la viabilidad del proyecto y la durabilidad en el tiempo, a través del acuerdo de custodia con el propietario de la finca; son proyectos que cuentan con una alta corresponsabilidad e implicación social (voluntariado, empresas, administraciones locales, etc.); y contribuyen de manera clara a la conservación de la biodiversidad y del patrimonio natural de estos espacios.

 

huerto comunitario

El huerto comunitario, lugar de aprendizaje y encuentro

Por Mercè Gil Viñas, profesora del INS Fort Pius de Barcelona.

Un grupo de alumnos de 3º de ESO del Institut Fort Pius de Barcelona participa en un proyecto de aprendizaje-servicio en el huerto comunitario de Fort Pienc, un huerto autogestionado por los vecinos del barrio donde cada martes se encuentran vecinos y jóvenes. Allí se enseña a nuestros alumnos nociones de siembra, preparación de semilleros, a distinguir tipos de hortalizas, la asociación de cultivos, calendario del huerto, compostaje, etc. y, a su vez, los jóvenes ayudan en las labores habituales del huerto.

Fort Pius es un instituto público ubicado en el barrio de Fort Pienc, en una zona muy céntrica de Barcelona, con mucho tráfico de vehículos. El proyecto de aprendizaje-servicio pretende tejer lazos con la comunidad cercana al centro educativo, para que los alumnos desarrollen las competencias sociales y ciudadanas en el entorno más cercano.

El huerto de Fort Pienc ocupa un terreno de titularidad pública, recuperado por los vecinos para el cultivo de hortalizas agroecológicas en una organización espontánea, asamblearia y sin ánimo de lucro. Organizan periódicamente actividades abiertas al barrio para dar a conocer este espacio y favorecer la participación comunitaria. La mayoría de nuestro alumnado desconocía la existencia de este espacio verde, su funcionamiento alternativo y posibilidades que ofrece de mejora del entorno a nivel socio ambiental. Se nos ocurrió que tal vez podríamos colaborar con ellos, nos pusimos en contacto y rápidamente llegamos a un acuerdo.

Cada semana, rotativamente, un alumno se encarga de redactar la crónica de la sesión in situ, mientras que otro toma fotografías y graba pequeños vídeos para complementar la noticia, que se publica en el blog de Medio Ambiente del instituto.

Podéis conocer más sobre este proyecto consultando nuestro Blog o la web del Huerto de Fort Pienc.

Huerto comunitario

principal

Curiosidad como ingrediente para el aprendizaje científico

Por Marina Comas y Claudia Yagüe, equipo de la Asociación PLAT.

“No tengo ningún talento especial. Solo soy apasionadamente curioso.” (Albert Einstein)

En los proyectos vitales, en los proyectos profesionales, así como en la educación, la curiosidad es lo que nos conduce a aprender e ir más allá de los límites preestablecidos.

La tecnología de los alimentos es un mundo apasionante que explorar. Nos la encontramos a diario en supermercados, cursos de cocina y programas culinarios. ¡Es una ciencia muy apetitosa!

talleres asociación platLa manipulación de los alimentos que los propios niños han cultivado en el huerto escolar proporciona un escenario idóneo para descubrir el mundo de la biotecnología de los alimentos y asentar contenidos relacionados con la biología, la física o la química, siempre de una manera experimental.

A través de la cocina podemos aprender que la raíz de la remolacha es rica en sacarosa y con ella se produce un colorante llamado E162. La biología de los vegetales es muy importante y extensa debido a la información que nos proporciona para poder desarrollar exquisitas recetas, como una deliciosa crema perfecta como primer plato.

Por otro lado, los procesos físico-químicos son la base de la técnica en la cocina. Desde que añadimos bicarbonato a una masa para que sea más esponjosa hasta la generación de espumas de zumos de frutas a través de la aireación del líquido, ya mezclado con lecitina de soja como emulsificante, estamos poniendo en práctica el conocimiento científico de los educandos. Los contenidos de los currículos escolares hablan de leyes, fórmulas y moléculas pero en muchos casos la forma más fácil de comprender esas teorías es degustando los resultados.

Desde la Asociación PLAT (Programa Lúdico de Aprendizaje Técnico) ofrecemos actividades con la idea de fomentar la vocación científica y tecnológica entre los escolares (primaria y secundaria) y la de sus las familias. Nuestros ingredientes principales son la física, la química, la biología aderezados con el juego, la creatividad y la curiosidad.

Nuestro reto es llegar a más familias y centros educativos de Girona y Barcelona. Si necesitáis más información nos podéis encontrar en la plataforma Activitum.cat y en nuestra página web.

¡Buen provecho!

talleres asociación plat

colegio zola

Fomentando el desarrollo económico local, ecológico y sostenible desde la escuela

Por Pablo Stürzer, cofundador de Farmidable

A día de hoy es difícil encontrar a alguien que no muestre cierta preocupación por el cambio climático y por la influencia que el ser humano tiene en éste, especialmente en lo referente a la sobreexplotación de recursos naturales y la producción intensiva e industrializada, que sabemos con certeza, no es sostenible.

2Los valores y el conocimiento que los niños adquieren a través de la creación y gestión de un huerto escolar, van más allá de la propia tarea manual del cultivo, y tienen que ver tanto con aspectos fundamentales de un estilo de vida saludable, una alimentación natural y equilibrada, basada en los nutrientes de los productos propios de cada temporada como con la producción sostenible y el consumo de proximidad, algo íntimamente vinculado al respeto al entorno y medio ambiente.

Y bajo la premisa de potenciar estos valores nace Farmidable, un nuevo modelo colaborativo de consumo de producto local y de temporada, que busca poner en contacto a pequeños productores con familias que quieran adquirir esos productos, a través de los colegios.

Usamos la tecnología para democratizar este consumo sostenible de manera que pueda llegar a la mayor cantidad posible de personas desconocedoras de este servicio o que no saben cómo acceder a él.

La plataforma Farmidable permite a las familias hacer la compra online y semanalmente se organizan entregas de cestas de compra que los padres, aprovechando que van por los peques, pueden recoger en el colegio y llevarse a casa.

Nuestra labor promueve el consumo responsable, sostenible y de cercanía en las familias y reafirma en los alumnos los valores que se trabajan en un huerto escolar ecológico.

Creemos que para los colegios Farmidable es una iniciativa que aporta un valor añadido de conciencia y permite a esas familias poder ser parte de un nuevo modelo de consumo, más ético, más sano y más sostenible.

Farmidable apoya, por otra parte, todas las actividades de Ecoescuela, y fomenta el conocimiento y aprendizaje que los productores locales (agricultores, ganaderos, panaderos, etc.) pueden transmitir.

Si los niños desde pequeños aprenden la importancia que tiene la producción ecológica, y el desarrollo económico local sostenible, garantizaremos un planeta Tierra sano y Farmidable.

Si quieres que tu colegio sea Farmidable contáctanos aquí.