Conectar con la naturaleza, un buen plan como campamento de verano

Por Mónica Pérez-Solero, Fundadora de NewPa Inmersiones Inglés.

En abril Google nos recordaba el Día Internacional de la Tierra mediante una animación de Jane Goodall. Curiosamente en una época donde vivimos bombardeados por la información, que debería servirnos para ser más conscientes sobre el cuidado del medio ambiente, lo que como mucho hace la mayoría de la gente, es reciclar en sus casas y colgar algo en redes de vez en cuando.

Para nosotros ésta era una realidad no tan lejana. Sin embargo, llevábamos mucho tiempo con la idea en la cabeza de que había que hacer mucho más. Y sabíamos que tenía que estar orientado hacia las nuevas generaciones, impulsoras del cambio. De ahí nace NewPa, de la búsqueda de Nuevos Caminos (New Paths) para transmitir esta necesidad de reconectar con el mundo de una forma más sana, con más cabeza, sin dejar atrás el corazón y, sobre todo, con más conciencia.

Viniendo desde el mundo de la educación, en concreto desde la enseñanza del inglés como segunda lengua, fue sencillo visualizar el idioma como un elemento de aprendizaje transversal para alcanzar nuestros objetivos. Por eso centramos nuestras inmersiones en la educación en valores y la concienciación ambiental, combinándolos en uno para transmitir a los pequeños lo que llamamos “Econciencia”.

Siendo conscientes de la distancia cada vez más presente entre los niños y la naturaleza, nos vimos movidos y atraídos hacia un proyecto que pudiera reconectarles con el medio natural. Es por ello que nuestras Jornadas de Acampada y Campamentos se desarrollan en un entorno inigualable en la infinita Cantabria, con un planteamiento  móvil y transportable.

Con este mismo enfoque abordaremos también próximos proyectos en terrenos rurales en Inglaterra.

Son abundantes los estudios que nos dan a conocer los múltiples beneficios de la exposición de los niños a la naturaleza y nos gustaría mencionar algunos de ellos:

  • Apoya múltiples aspectos del desarrollo (cognitivo, motor…)
  • Estimula la creatividad y resolución de problemas
  • Mejora la capacidad cognitiva y el rendimiento académico
  • Reduce los síntomas del Trastorno de Déficit de Atención (TDA)
  • Aumenta la actividad física
  • Mejora la nutrición, la visión y las relaciones sociales
  • Favorece la autodisciplina
  • Reduce el estrés

Durante nuestras experiencias de inmersión, conectaremos de nuevo con la naturaleza en un entorno excepcional donde trabajaremos para desarrollar la autonomía personal y sacaremos partido a todos esos beneficios que hemos mencionado. Para ello disfrutaremos de aprender a cuidar del huerto y las gallinas, seremos Masterchefs responsables, haremos la compra en el NewPa supermarket, montaremos las tiendas donde dormiremos y haremos muchísimas actividades (Forest Survivor, Acrobatics, Musical Exprience, etc.) y talleres (Soap making, Woodwork, Sewing, Recycling arts, etc.).

Muchas familias nos preguntan si realmente es posible para niños con distinto nivel de inglés sacar el máximo partido de este tipo de experiencias. Para los que tengan sus dudas pueden leer nuestra entrada en el blog Mi hijo no sabe mucho inglés, ¿no se enterará en el campamento? ¿lo pasará mal? A nosotros no nos cabe ninguna duda de ello.

El proyecto NewPa ha reunido un precioso equipo multidisciplinario con gran experiencia con niños, responsable y dedicado.

¡Vienen cargados de ganas para plantar la semilla de la “Econciencia” en los corazones de los más pequeños!

La red de Huertos Escolares Sostenibles de Madrid está de celebración

Por Andrea Estrella Torres, responsable del área de huertos escolares de la cooperativa agroecológica Germinando.

Este curso 2018-2017 desde la red de huertos de Madrid volveremos a celebrar una fiesta, porque ya hay más de 160 centros educativos con huerto escolar en la ciudad de Madrid, y queremos que todo el mundo conozca las cosas que pasan en ellos.

Por eso, por segundo año consecutivo, queremos premiar a las comunidades educativas, y hemos organizado el 2º concurso de Huertos Escolares para los centros de la ciudad de Madrid, a los que animamos a participar en cualquiera de sus dos categorías:

  • La mejor cosecha de nuestro huerto. Se premiará al huerto que haya producido las hortalizas o flores más llamativas (por su tamaño, aspecto, etc.). La producción se presentará en la fiesta de entrega de premios en una pequeña cesta o caja personalizada con el nombre del colegio. Previamente se entregarán tres fotografías de los productos que se van a presentar a concurso ubicados dentro del huerto escolar, junto a la hoja de inscripción.  Plazo de inscripción hasta el 30 de mayo.
  • El huerto explicado con más arte. Se premiará al mejor vídeo explicativo donde se cuente cómo es el huerto, cómo se usa, por qué y para qué lo tiene el centro y, especialmente, qué razones se podrían dar a otros centros para que creen su propio huerto. Plazo para el envío del vídeo hasta el 25 de mayo a las 14.00.

Podéis consultar los detalles y las bases del concurso aquí.

Pronto anunciaremos cómo participar en la votación popular en nuestra web. La entrega de premios se realizará el día 3 de junio, en la fiesta de los huertos escolares que celebraremos en el Aula ambiental de la Casa de Campo. Esperamos veros por allí, será un evento lleno de sorpresas.

 

Estrenamos web

Además, os invitamos a visitar nuestra nueva web. Mantenemos la sección del blog y la hemos enriquecido con nuevos contenidos. Las secciones de la nueva web son:

  • Centros: Listado de los centros educativos que forman la Red de Huertos Escolares Sostenibles de Madrid.
  • La Red: Aquí seguiremos subiendo noticias que nos enviáis desde vuestros centros o que ocurren en los coles. En esta sección es fundamental vuestra colaboración, así que os animamos a enviar fotos y relatos sobre lo que ocurre en vuestros huertos.
  • Noticias: Esta es la sección donde os iremos informando sobre eventos y noticias relacionadas con los huertos escolares.
  • Consejos hortelanos: En esta sección continuaremos ofreciendo información y materiales sobre los aspectos más técnico- agrícolas relacionados con el manejo ecológico del huerto.
  • Recursos didácticos: Seguiremos compartiendo con vosotros y vosotras materiales didácticos y recursos para la docencia en torno al huerto y la alimentación. Por supuesto, estaremos encantados de recibir propuestas o recursos para poder compartir con el resto así que, si tenéis algún libro, o actividad debajo de la manga no dudéis en hacérnosla llegar.

Cualquier duda, sugerencia o aportación no dudéis en escribir a huertosyjardinesescolares@gmail.com

red de huertos escolares murcia

10º aniversario de la Red de Huertos Escolares del Municipio de Murcia

Por Juan José Robles, coordinador de la Red de Huertos del Municipio de Murcia. 

La Red de huertos escolares del municipio de Murcia (RHEMU) celebra en este curso 2017/2018 sus 10 años de vida. Con este motivo el pasado 1 de marzo organizaron unas jornadas de intercambio de experiencias de la RHEMU con todos los centros educativos pertenecientes a esta red.

El objetivo de estas jornadas fue fomentar el intercambio de información entre los centros educativos, así como analizar los procesos de trabajo llevados a cabo, sus fortalezas y debilidades.

La jornada se desarrolló con la exposición de 4 experiencias, que iban desde educación infantil hasta ciclos formativos:

  • Experiencia de educación infantil con el CEIP José Rubio Gomariz Actividades en el huerto de Lola”. Sonia Pozas Martínez y Pilar Serrano Ureña.
  • Experiencia de educación infantil y primaria con el CEIP Ntra Sra. de la Arrixaca El Huerto de mi cole”. María Amparo Márquez Méndez, María Cristina Portillo Muñoz, Mauricio Monserrate Cánovas.
  • Experiencia de educación secundaria por el Colegio Santa Joaquina de Vedruna. “El huerto con ciencia”. Luís Zurita Herrera y María Dolores González Guillén.
  • Experiencia de trabajo con todos los niveles educativos, Colegio Severo Ochoa. Nuestro huerto, espacio para todos”. Montserrat Martínez Morote y Antonio Luís Guinea Serrano.

También se llevaron a cabo dos ponencias, “10 años de la Red de Huertos Escolares Ecológicos del Municipio de Murcia” a cargo del coordinador de la RHEMU Juan José Robles y la ponencia marco “Una visión de los huertos escolares en España” a cargo del director de la Fundación Triodos, Ricardo Colmenares Gil.

En estas jornadas participaron 60 docentes y 10 representantes de las AMPAS de los centros participantes en la RHEMU, que en este curso suman 46 centros educativos del municipio de Murcia.

10º aniversario Red de huertos murcia

Durante esta década de trabajo, la RHEMU se ha consolidado como un recurso educativo cada vez más demandado por los centros ya que se encarga de gestionar y organizar las múltiples actividades que se realizan a lo largo del curso escolar, atendiendo a 7.000 escolares de Infantil, Primaria y Secundaria. La red se puso en marcha en el curso 2007/2008 y, desde entonces, ha dado servicio a 72 centros en total.

La RHEMU sigue apostando por su modelo de gestión ofreciendo a los centros educativos un servicio de asesoramiento, ayuda a la planificación y puesta en marcha de los huertos, un premio anual, préstamo de herramientas, servicio de bibliografía y documentación de huertos escolares y agricultura ecológica, actividades de educación ambiental, realización de unidades didácticas para los huertos escolares, charlas, difusión de los huertos escolares en webs y redes sociales y organización de jornadas de formación para intercambio de experiencias.

Plantas purificadoras del aire

Por Marian Molina Márquez, profesora de compensatoria de 1º y 2º de la ESO.

Existe un gran desconocimiento ante la acción descontaminante que las plantas realizan sobre diversas sustancias nocivas que se encuentran presentes en innumerables productos que contienen los aerosoles, detergentes, barnices e incluso radiaciones electromagnéticas que nos rodean. Todos sabemos que a través de la fotosíntesis, las plantas producen compuestos orgánicos aprovechando la luz solar para obtener energía a partir del dióxido de carbono junto con el agua, lo que nos aporta, entre otras cosas, el oxígeno que todos los seres vivos necesitamos para respirar. Los denominados “contaminantes orgánicos volátiles” que nos rodean, tanto en espacios interiores como exteriores, penetran en la planta a través de los estomas y entran en contacto con el agua que recubre sus paredes, para ser metabolizados por la planta o bien almacenados.

Con mi alumnado decidimos realizar una investigación sobre la acción purificante que efectuaban muchas de las plantas que teníamos plantadas en el huerto y, para sorpresa de muchos, no podíamos ni imaginar el auténtico tesoro que nos envolvía. El proyecto comenzó cuando iniciamos el diseño y la plantación de varios setos ajardinados utilizando diversas variedades de plantas con flor o aromáticas con el objetivo de atraer a insectos, especialmente abejas, para facilitar la polinización de nuestros cultivos. Posteriormente cada ecogrupo de alumnas y alumnos eligió, de forma colaborativa, una especie determinada para elaborar un informe, con ficha botánica incluida, que completara nuestro manual hortícola del ecohuerto. Este trabajo culminó con una amplia exposición fotográfica de cada planta en el hall del centro.

A raíz de esta planificación y proyecto cooperativo, me gustaría enumeraros una serie de variedades que descubrimos que teníamos cultivadas en el ecohuerto y su acción descontaminante, por ejemplo:

  • Las gerberas y kalanchoes inciden contra la acción tóxica que provoca el benceno presente en muchos plásticos y pinturas, gomas, óleos y gasolina.
  • El aloe y las cintas sobre el formaldehído que contienen alfombras y moquetas.
  • El ficus y la palmera enana sobre el tolueno que engloban muchos pegamentos.
  • La azalea sobre el xileno que incluyen gomas, tintas o disolventes e insecticidas.
  • El cyclamen actúa contra el formaldehído y el xileno.
  • Los potos, crotón y cintas nos ayudan a depurar el monóxido de carbono procedente del humo del tabaco.
  • La aspidistra, una planta muy característica de los patios andaluces, también absorbe el humo que se produce como consencuencia de quemar la leña en las chimeneas de las casas.

Por otro lado, con cajas de frutas que el alumnado pintó y recicló, construimos un cactuario en vertical adosándolas en un palé. Esto, además de proporcionar humedad al ambiente del huerto, nos protege de las muchas emisiones electromagnéticas del medio que nos rodea. Asimismo, plantamos geranio limón, jazmín y plumbago azul, que actúan como repelentes de insectos, al igual que muchas de nuestras plantas aromáticas como la menta, citronela, caléndula, lavanda o albahaca que actúan como auténticos aromatizantes naturales, preventivos de mosquitos y tábanos gracias a los aceites que contienen como el linalol, cineol o geraniol.

Pero lo más importante de todo es el efecto humidificante y depurativo del aire que nos regalan las plantas. Por ello, nos solemos referir a la masa forestal y arbórea de nuestro planeta como los auténticos pulmones de la Tierra. Por todos estos motivos es nuestro deber y responsabilidad contribuir al respeto, mantenimiento y sostenibilidad del medio ambiente.

apadrina un olivo

Revertir la despoblación creando empleo

Por el equipo de Apadrinaunolivo.org una organización que trabaja en el pueblo turolense de Oliete. 

Si tenemos en cuenta la realidad de los pueblos de España, cada vez son más los que han pasado a tener una población cada vez más envejecida. Analizando la situación, observamos que una de las causas principales de este proceso es la falta de oportunidades laborales, factor que ha propiciado que los jóvenes hayan decidido migrar a las ciudades, y por tanto, agravando la problemática del éxodo rural.

Para revertir esta situación, nació el proyecto social, solidario y sostenible Apadrinaunolivo.org. Donde el mundo veía olivos viejos e improductivos, nosotros visionamos el motor de bienestar y desarrollo económico que Oliete, un pueblo turolense en vías de desaparición, precisaba para sobrevivir.

Así surge Apadrinaunolivo.org, una plataforma que recupera y pone en valor a más de 100.000olivos centenarios abandonados para poder fijar población, creando empleo de calidad para personas desaventajadas por su condición rural, así como para aquellas con discapacidad intelectual, contribuyendo a su vez a la conservación de los ecosistemas rurales.

Para ello hemos desarrollado un programa único de apadrinamiento de olivos que consiste en una donación anual de 50€, con la que el padrino podrá bautizar a su olivo, visitarlo en persona y descubrir el pueblo. Además, para agradecer la confianza en el proyecto enviamos 2 litros de aceite solidario, social y sostenible procedentes del olivar recuperado a su domicilio.

apadrina-un-olivo

Por otro lado, el proyecto es también innovador por la creación de una nueva categoría de mercado rural friendly, de la cual nace la marca de aceite ‘Mi Olivo’. ‘Mi Olivo’ garantiza el respeto y conservación medioambiental de espacios de alto valor natural, como son los olivares de Oliete. Genera desarrollo económico sostenible en poblaciones inferiores a 500 habitantes. Además, ‘Mi Olivo’ es producido a partir de sus olivos en proceso de recuperación de la variedad empeltre y manzanota, dando lugar a una creación única por sus valores y sabor.

En menos de 4 años de acción, Apadrinaunolivo.org ha conseguido recuperar 5.300 olivos, lograr más de 2.000 padrinos y crear14 puestos de trabajo. Además, hemos reactivado el sector turístico del pueblo, cerrado más de20 acuerdos con empresas y ganado 15 premios de emprendimiento.

¿Nos ayudas a seguir salvando pueblos? Puedes apoyar nuestro proyecto participando en nuestra campaña de Crowdfunding:

https://crowdfunding.huertoseducativos.org/apadrina-un-olivo/761

concurso Efinco

I Concurso “Diseña tu casa + sostenible”

Por Ana I. Menéndez Suárez, socia fundadora de Enersen, gerente de Efinco.

Enersen (integrada por Efinco, Uría Ingeniería y LACC Ingenieros) es una empresa nacida para promover y participar en proyectos que se postulen en la “reducción de consumo, la huella ecológica y la gestión eficiente de la energía” y solo acepta proyectos que cumplan con estos objetivos fundacionales.

La idea de trabajar con niños y niñas siempre ha estado latente, ya que son capaces de pensar sin las restricciones técnicas, económicas y culturales de los adultos y nunca dejan de sorprendernos.

¿Qué entienden los niños por hogares y barrios eficientes y sostenibles? ¿Coinciden con la visión real? ¿Propondrían otras soluciones más innovadoras al desconocer los límites técnicos?

Para obtener la respuesta a estas preguntas, hemos puesto en marcha esta primera edición del concurso “Diseña tu casa + sostenible” en el que se pretende hacer pensar a un equipo multidisciplinar, compuesto por profesores y niños de distintas edades, en un edificio donde se podría vivir y en el que la gestión de recursos energéticos y medioambientales sea el eje principal.

Este año, aprovechando la feria de Expoenergía 2018, hemos aunado fuerzas con distintas instituciones (Consejería de Educación de Asturias, Fundación Energía del Nalón, Ayuntamiento de Langreo, Colegio de Arquitectos, Colegio de Ingenieros, Colegio de Aparejadores y Procinsa) para impulsar este concurso que busca implicar de un modo activo y dinámico a la ciudadanía y en especial a las generaciones más jóvenes, más exigentes con la necesidad de combatir el cambio climático y con defender los valores de un entorno más saludable, pero que aún no tienen una conciencia de las barreras.

En este primer certamen se ha propuesto una actividad inminentemente práctica que haga pensar a los niños y adolescentes sobre cómo intervenir en el entorno más inmediato guiados por los centros educativos. Se trata de un concurso de “nuevos talentos en materia de eficiencia energética y sostenibilidad” aplicado a un entorno conocido; nuestros hogares, barrios y ciudades.

El plazo de presentación de proyectos está abierto hasta el 23 de abril. Puedes conocer todos los detalles del concurso consultando las bases aquí.

efinco

app-huertarea

Huertarea: una app para organizar el trabajo de cultivar en grupo

Por Raquel Gálvez, coordinadora del proyecto Parcel·les

Si eres parte de un huerto urbano es que “huertareas”. ¡Vale! el verbo “huertarear” nos lo hemos inventado, pero es una palabra que nos gusta y ha servido para darle nombre a las tareas compartidas que se hacen en un huerto urbano comunitario.

Y es que de ahí surge la idea de la aplicación Huertarea, que ayuda a hacer una gestión más compensada del trabajo en comunidad de un huerto urbano a través de una comunicación sencilla de las tareas, y a visibilizar la contribución que cada uno hace al proyecto mediante un sistema sencillo y lúdico.

¿Cómo surge Huertarea?

Nuestro propósito fue averiguar qué era lo más complicado de llevar adelante un huerto urbano colectivo. Nos dimos cuenta de que lo más difícil no era tanto aquello de “¿Sabré hacerlo? No he plantado un tomate en mi vida” que algunos urbanitas nos decían, ya que como nos contaron agrourbanitas veteranos al hacerlo de forma colectiva “se aprende por ósmosis”, porque siempre tienes vecinos y compañeros de huertos que te enseñan, o tienes una persona que te acompaña y resuelve dudas.

Descubrimos que lo que les preocupa de verdad es que “el trabajo común suele recaer siempre sobre los mismos, a los demás parece que se les olvida que es ocio para todos y con el tiempo los de siempre se queman”. Según nos cuentan, detrás de esto está el hecho de que “la mayoría ya no estamos acostumbrados a trabajar en comunidad, (para muchas personas el huerto urbano es su primera experiencia de proyecto en comunidad) o que la ilusión del principio se va desvaneciendo.

Esto no es tan diferente de otros proyectos colectivos, pero en el caso de un huerto urbano además del proyecto y las personas, también implica el cuidado de la tierra y el espacio. El reto era trabajar y cuidar el grupo para tener un huerto con futuro. Teníamos claro que esto no se soluciona con una app, porque tiene que ver con algo más de fondo, como la gobernanza, la facilitación y mediación de la comunidad, como muy bien explican en Ciudad Huerto. Pero sí pensamos que podíamos poner nuestro grano de arena para lograrlo con una herramienta que ayudará en la organización y visualización del día a día, que respondiera a esta pregunta:

¿Cómo podríamos incentivar la participación y reforzar la comunicación necesaria del trabajo en comunidad? Nuestra idea fue crear una app sencilla y con un elemento lúdico que se pudiera adaptar al funcionamiento de cada huerto urbano comunitario.

 

huertarea

Pero ¿qué se puede hacer con Huertarea?

Estos son algunos ejemplos:

  • Crear y comunicar tareas de forma más fácil y visual para todos, ver quién puede asistir y quién no, ver si nos faltan manos para actuar a tiempo…
  • Revisar el estado y cuidado de parcelas o zonas del espacio, poner sobre aviso para que nadie se duerma ni se descuide nada.
  • Incentivar y motivar a la participación a través de la elección de ciertas tareas y con un sistema de logros que se consiguen por participar y que sea acorde al sistema de gobernanza y participación de la comunidad o proyecto

 ¿Quieres probarla para poner en común y organizar las tareas y actividades del huerto comunitario en el que participas? Descárgarte gratis la app para Android.

Nos gustaría mucho seguir mejorando Huertarea, que además es Open Source para que más personas puedan disfrutarla y también mejorarla. Por favor, si detectas algún error o quieres proponernos mejoras cuéntanos: hola@parcelllesnostres.com. Y si quieres saber más sobre el proceso de investigación detrás de la app, échale un vistazo a Parcel·les.

 

Un huerto especial y sostenible

Por Pepe Romero Manzano, responsable del taller de horticultura del Colegio de E. Especial “Ntra. Sra. De las Cruces” Plena Inclusión Don Benito, Badajoz.

Cuando los chavales con discapacidad intelectual entran en los 16 y hasta los 20 años, es el momento adecuado para cursar los “Programas para la Transición a la Vida Adulta (P.T.V.A.)”, una etapa decisiva para que ellos y ellas se sientan mayores y puedan acceder a esa funcionalidad de los aprendizajes ya adquiridos en la Educación Básica Especial.

Los talleres de los P.T.V.A. son un elemento educativo imprescindible; supone salir de las aulas, tomar contacto con el mundo pre laboral, utilizar ropa apropiada, manejar herramientas, trabajar en equipo, etc. Es por ello por lo que, para este alumnado, personas con discapacidad intelectual y por tanto con necesidades educativas especiales, es una etapa que les hace “sentirse útiles, más seguros y mayores”.

Nuestro taller de horticultura, con más de 400 metros cuadrados, dispone de los condicionantes necesarios para educar en las tareas de campo: disponemos de tierra fértil y fácil de labrar, agua abundante y sobre todo ilusión, constancia y dedicación. El aporcado lo realizamos mediante un abonado natural, granja de gallinas, serrín de pino y realizamos un compostaje sencillo con materiales en desuso propios de la tarea diaria.

El proceso ha necesitado varios años de esfuerzo y ha supuesto toda una aventura donde no faltaron aciertos y muchos errores. Educar en plena naturaleza, con tareas propias de una educación especial y enfocada a chavales con discapacidad resulta muy gratificante.

Son muchas, muchísimas las acciones necesarias para afianzar una educación adaptada: limpieza general, preparación del terreno, aporcado, elaboración de caballetes, siembra, mullido, riego a goteo, control de las malas hierbas, recolección del fruto y reparto de los mismos.

En el curso 2008, con ayuda de nuestra asociación Aprosuba 4, decidimos construir un invernadero de 60 metros cuadrados, pudiendo disfrutar de una horticultura protegida y amén de las condiciones climatológicas. Aun recuerdo cuando montamos la estructura metálica, los plásticos y el emotivo acto inaugural. Nunca faltó ayuda por parte de nuestros chavales y otros jóvenes pertenecientes a programas de inclusión social de aquella época; unas instalaciones, que hasta el día de hoy cumplen perfectamente su cometido pudiendo trabajar en pleno invierno, más calentitos y bajo techo.

Veíamos que los frutos resultantes eran de buen aspecto y cierta calidad, todo el centro accedía a nuestros productos: verduras, lechugas, puerros, habas, etc… las bolsas iban de aquí para allá en manos de nuestros chavales y a cambio… un pequeño donativo. Luchando y con persistencia conseguimos algunos ahorrillos pudiendo acceder en dos años a un cobertizo de 20 metros cuadrados. Preparamos la solera de hormigón, montamos las piezas, las barnizamos y construimos “La Casita del huerto”. Es en este nuevo y acogedor espacio donde desarrollamos desde entonces tareas muy diversas: clasificación de plantas, preparación de semilleros, desayunos, pesaje, embolsado y tiempos de descanso.

Hemos creado un entorno agradable con árboles frutales, hemos practicado diferentes técnicas de cultivo, sistemas de riego a goteo, infraestructuras para combatir el calor, mesas de cultivo, mobiliario adaptado, accesos y herramientas.

La comunidad educativa está sensibilizada con nuestro proyecto y se ha volcado con nuestra iniciativa; en ocasiones ayudando, en otras, beneficiándose de nuestros productos, obteniendo así los recursos necesarios para llevar este huerto-taller con autofinanciación y transparencia. Mi compañera Inma lleva siempre bien las cuentas y registros.

Disponer de un entorno socio familiar dispuesto a colaborar es imprescindible; nos ayuda a dar salida a los productos, cerrar el círculo productivo y manejar las monedas que no siempre nos resultan fáciles para nuestro alumnado.

Son muchas y variadas las tareas que llevamos a cabo para sacar adelante nuestro proyecto; una educación personalizada prima por encima de cualquier otro objetivo y el alumnado manifiesta un entusiasmo que se respira en el ambiente.

“El entorno del huerto”, ha originado extraordinarios hábitos de trabajo, al tiempo que un gran impacto entre familias y amigos del entorno que siguen día a día nuestra labor y el potencial prelaboral que desarrollamos.

Hoy en día, cientos de personas cercanos al alumnado disfrutan de la actividad mediante la red social Facebook en la que exponemos nuestras imágenes semanalmente con fotos y videos representativos que provocan muchas reacciones, nos alientan y además no faltan comentarios constructivos al conocer nuestra labor diaria.

Queremos llegar aún más lejos, romper más barreras y ofrecer siempre que sea viable la posibilidad de participar activamente en el taller mediante nuestro programa “Pásate por nuestro huerto”, al que asisten de forma rotativa familiares y personas allegadas para compartir la jornada escolar.

Consideramos que llevar a cabo un taller con estas características genera grandes satisfacciones, así como un reto tanto para docentes como discentes y, por si fuera poco, revierte en beneficio del taller y en una educación integral con buen hacer y alto grado de responsabilidad.

Os animamos a ponerlo en práctica. ¡El ÉXITO ESTÁ ASEGURADO!

Podéis seguirnos en el Perfil de Facebook: Pepe Romero Huerto

bolsa de agua

Un día para reflexionar sobre el Agua

Por el equipo de Esferic Better Things.

El 22 de marzo, por ser el día mundial del agua, es un buen momento para reflexionar. Dejar correr el agua fría mientras esperamos a que salga caliente, es un hábito propio del mundo occidental que pone de manifiesto que disfrutamos de muchas cosas cada día que no valoramos lo suficiente.

¿Qué medidas podemos poner en marcha para ahorrar de forma consciente?

En Esferic Better Things hemos diseñado la primera regadera plegable que permite recoger, transportar cómodamente y reutilizar el agua que desperdiciamos cada vez que abrimos el grifo: la Bolsa del Agua o Waterdrop.

Nuestra Waterdrop, no ocupa espacio cuando no lo utilizas y además te recuerda cada día que tienes que cuidar el agua; pero también puedes poner un cubo, que seguro ya tienes en casa. Cada vez que lo hagas estarás ahorrando un montón de agua, unos 3 litros por día, lo que suman 1.100 litros al año solo para una persona. Multiplica por familias, por ciudades, por países… Si cada persona en España hiciera ese gesto de manera regular, hablaríamos de unos 40.000 millones de litros de agua. O sea, una “milmillonada” de litros, sin perder nada de calidad de vida.

Ya tenemos 500.000 visitas en uno de nuestros vídeos en YouTube para ahorrar de manera sencilla el agua fría. Lo que más nos reconforta es que estamos seguros de que cada persona que ve o ha visto alguno de nuestros vídeos ya no se queda indiferente respecto al agua y aunque no comience, desde ese mismo momento, a ahorrar agua, es más que probable que cada día mientras espera al agua caliente piense que quizá podría hacer algo más por un consumo responsable. Todos necesitamos nuestros tiempos para cambiar hábitos y ese devenir para hacer las cosas mejor, suele ser inevitable.

Queremos resaltar también la importancia de la educación en este aspecto ya que consideramos que los hábitos responsables hay que impulsarlos desde los más pequeños. Una de las partes más enriquecedoras de nuestro trabajo son las charlas que impartimos en los colegios sobre la importancia del ahorro de agua. ¡Nadie tiene más energía ni más poder de prescripción que un niño cuando entiende las cosas y sabe que tiene razón! . Desde Esferic os invitamos a que este 22 de marzo reflexionéis no solo sobre el agua, sino sobre las innumerables cosas que tenemos la suerte de disfrutar y que a veces no valoramos lo suficiente.

¿Por qué sembrar tus propios alimentos puede beneficiar al medio ambiente?

Por Edith Gómez, editora en Gananci, portal online que tiene como objetivo ayudar a jóvenes emprendedores a iniciar un negocio o a buscar un empleo.

Comprar alimentos cultivados localmente en el mercado de agricultores o en el supermercado local, es una buena manera de minimizar el impacto ambiental. Pero, además, cultivar tus propios alimentos te permite dar un paso más.

La manera más fácil de pensar en porqué cultivar tus propios alimentos y cómo reduces tu huella de carbono beneficiando al planeta, es imaginando la producción y la distribución de alimentos en términos de un recipiente vacío. Cuanto más lleno esté el recipiente, mayor será su impacto medioambiental y habrá más componentes implicados en la producción y el transporte de estos alimentos.

Combustibles fósiles y productos frescos

Cuando se tiene en cuenta el coste energético normal para transportar los alimentos a las tiendas locales, se estima que se recorre una distancia promedio de 2.414 kilómetros antes de que se consuma la comida.

Este transporte, a gran escala y a larga distancia, depende en gran medida de la quema de combustibles fósiles. De hecho, se estima que actualmente ponemos cerca de 10 kilocalorías de energía de combustibles fósiles en nuestro sistema de alimentos, por cada kilocaloría que obtenemos como alimento. ¿Por qué esto no es saludable?

De los muchos riesgos para salud pública y el medio ambiente asociados con la quema de combustibles fósiles, el más grave, en términos de consecuencias potencialmente irreversibles, es un fenómeno con el que todos nos hemos familiarizado, el cambio climático.

Plaguicidas y fertilizantes

Otro factor que hay que tener en cuenta es el uso de pesticidas y fertilizantes sintéticos en cultivos convencionales. En Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) aprobó el uso de pesticidas que aún no se habían estudiado de manera exhaustiva, y desafortunadamente, se relacionaron con el cáncer y otras enfermedades después.

Ahora se considera que el 60% de todos los herbicidas, el 90% de todos los fungicidas y el 30% de todos los insecticidas son carcinogénicos. Para que puedas hacerte una mejor idea del uso de estos químicos fíjate en esto: tan solo en Estados Unidos se utilizan más de 1.000 millones de toneladas al año.

Este es el 22% de los 5,9 millones de euros ende pesticidas que se usan en todo el mundo. ¿Qué quiere decir esto? Que, si tú mismo cultivas tu comida, puedes intervenir en la calidad de los alimentos que forman parte de tu dieta.

Los monocultivos

Los monocultivos, por ser un sistema de producción agrícola que emplea toda la tierra disponible al cultivo de una sola especie, reduce la biodiversidad y tiene mayor dependencia de pesticidas y fertilizantes comerciales.

Esta metodología conlleva unas prácticas agrícolas muy mecanizadas, incorpora semillas genéticamente modificadas y da como resultado la pérdida de nutrientes del suelo. Por lo tanto, cultivar tu propia comida permite evitar todas las repercusiones negativas que acompañan a los monocultivos, a la vez que proteges tu salud y la del medio ambiente.

Otros beneficios

Plantar, escardar, regar y cuidar de tus plantas te anima a salir de tu zona de confort y te proporcionará un entrenamiento significativo. Si tienes niños, incentívales a ayudarte. De esta manera valorarán más lo que se llevan a la boca, aprenderán a comer bien y sobre todo a cuidar el entorno que les rodea.

¿Qué opinas? ¿Te animas a cultivar tus propios alimentos? ¡Yo creo que sí!