La fiesta de los huertos educativos y la agricultura social

Por Ricardo Colmenares, director de la Fundación Triodos.

La Casa Encendida, en Madrid, ha sido este año el marco para encontrarse, celebrar y premiar las mejores iniciativas en agricultura social y escolar de toda España. Por cuarto año consecutivo, la Asociación Vida Sana y la Fundación Triodos han entregado las dotaciones económicas y los trofeos a cada uno de los proyectos galardonados, dos por categoría: Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria y Agricultura Social.

La jornada de este año, “Huertos que transforman”, se puso en valor el papel de los huertos que, además de acercarnos a los procesos de la naturaleza, nos ayudan a desarrollar una nueva mirada al mundo. Una mirada creativa, realista y humana en torno a valores como el respeto, la tolerancia y el trabajo en equipo.

La ponencia inaugural de Jorge de Dios, director de Salarca (grupo ASPRODES), nos llevó del concepto de los huertos que transforman al de los huertos en movimiento, para terminar con la visión de los huertos como espacio que invita al activismo. Para no dejar lugar a dudas, terminó con una frase de Gandhi: “Tú debes ser el cambio que deseas ver en el mundo”.

En un auditorio que completó su aforo de casi 200 personas, Paula Ortiz, del colectivo Germinando, moderó la mesa de experiencias y ayudó a que los cuatro premiados compartieran los puntos clave de sus experiencias, repletas de motivos entrañables y humanos como no podía ser de otro modo:

  • Lourdes Abellán, coordinadora de huerta y actividades medioambientales de la Escuela Infantil Verducedo en Moaña, Pontevedra.
  • Maria Niubó, madre de la escuela y miembro de la Comisión del Huerto de Olba, del Colegio Rural Agrupado Javalambre en Olba, Teruel.
  • Carlos Salvadó, coordinador del proyecto del huerto del Instituto Sol de Riu en Alcanar, Tarragona.
  • Carles Guirado técnico de proyectos de la Associació Espigoladors en El Prat de Llobregat, Barcelona.

Mientras estábamos inmersos en sus relatos, los 50 niños de 5 a 12 años que asistieron al evento disfrutaban de unas actividades paralelas, donde compartían conocimientos propios de la vida en los huertos.

Posteriormente, y ya todos juntos, entramos en la fase del alborozo y los aplausos, cuando nombramos uno por uno a los premiados y los accésits para que subieran al escenario a recibir los trofeos y premios correspondientes. Muchas fotos y alegría para llevarse de vuelta a casa.

Terminamos a buena hora, bien entrada la tarde, degustando un cóctel con productos ecológicos a la par que departíamos con los premiados sobre posibles desarrollos y vínculos para acciones en el futuro. Les rodeamos en las mesas de presentación de cada iniciativa había preparado con todo detalle para el evento.

La Fundación Triodos aprovechó el momento para presentar ante los asistentes la experiencia de actividades en el huerto que está promoviendo entre los trabajadores de Triodos Bank. En los jardines de la sede central en Las Rozas se ha iniciado un trabajo de huerto en el entorno de la empresa para aprovechar sus efectos sanadores como lugar de encuentro e inspiración. Invitamos a conocerlo tanto los empleados de Triodos Bank como a clientes o vecinos que quieran acercarse a compartir la belleza que surge de la creación de un paisaje comestible y medicinal propio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si estáis interesados en ver cómo fue la jornada podéis consultar el enlace a la grabación del evento en nuestro Facebook.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario