alumnos trabajando la extracción de semillas

La extracción de semillas en la escuela

Por José Marín Gil, profesor del CEIP Cervantes, Molina de Segura, Murcia

El progreso y el desarrollo del ser humano a lo largo de la historia está íntimamente ligado a las semillas. Los seres humanos en el Paleolítico subsistían de la caza de animales salvajes y de la recolección de frutos, raíces, granos, etc., pero fue en el Neolítico cuando se dieron cuenta de que los granos y semillas que recolectan para su alimentación germinan de manera espontánea y generan nuevas especies vegetales y que, incluso, en los lugares que lo hacen, se desarrollan y crecen mejor que en otro sitio. Es así, como las semillas y los granos silvestres comienzan a ser cultivados en las cercanías de sus asentamientos produciendo nuevos frutos y nuevas semillas y así nace la agricultura.

En nuestro municipio de Molina de Segura y a lo largo de muchísimos años, los huertanos dependían del abastecimiento propio de sus semillas. Es por ello que algunos de sus cultivos de tomates, pimientos, acelgas, cebollas, pepinos, berenjenas, melones,…los dejaban madurar para luego recoger sus semillas. Todo ello ha ido permitiendo que estos trabajadores de la huerta fueran produciendo plantas con las mejores características y eligiendo las más convenientes. Plantas fuertes y sanas, sin plagas ni enfermedades y adaptadas al clima de nuestro municipio, que ha hecho que se hayan ido preservando a lo largo del tiempo determinados cultivos locales y consiguiendo con ello las mejores plantas.

alumnas trabajando la extracción de semillas

alumnas trabajando la extracción de semillas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En nuestro centro hemos revivido estas prácticas que antaño y aún hoy día, siguen utilizando los hombres y mujeres de nuestra huerta.

Razones por las que llevamos a cabo esta experiencia:

  1. El propio alumnado conocerá cómo determinadas hortalizas y verduras que cultivamos en nuestro huerto son susceptibles de dejarlas espigar o que maduren sus frutos para posteriormente, sacar sus semillas, conservarlas y sembrarlas en nuestro propio huerto.
  2. Introducir a los niños en el conocimiento de prácticas que, a lo largo de muchos años, huertanos de nuestro municipio han llevado a cabo, y aún siguen haciendo, para apropiarse y disponer de semillas con las que poder hacer sus semilleros y obtener las plantas que proporcionarán excelentes cosechas.
  3. Tratamos de sensibilizar y despertar el interés a nuestros alumnos para que puedan llevar y desarrollar dicha experiencia, fascinante y mágica, y que puedan realizar sus propios semilleros.
  4. Ampliarán y profundizarán sobre conocimientos y despertarán la curiosidad, entusiasmo y saber.
  5. Experimentarán sobre la técnica del abastecimiento propio de semillas: extracción de semillas en distintos frutos, secado y almacenado.

En nuestra experiencia, destacamos que es una actividad atractiva que permite obtener semillas sin ningún coste, asegurando que las que sembremos son las especies deseadas y las que mejor se adaptan a nuestro entorno, obteniendo las variedades de hortalizas y verduras de la mejor calidad y garantizando su pervivencia.

alumnos observando semillas

Después de la experiencia el alumnado habrá observado y comprobado:

  1. Ciertas plantas son susceptibles de poderles extraer sus semillas. Además, según la especie, el modo de extracción varía.
  2.  Los alumnos observan los distintos tipos de semillas y perciben sobre la diferencia de semillas (tamaño, forma y color) según el fruto que se trate.
  3. Aprenden de una técnica que en nuestro entorno, aún huertanos siguen practicando.
  4. Experimentan sobre la sencillez de la tarea y de la importancia que tiene para poder disponer de semillas y hacer sus siembras, sin necesidad de comprarlas.
  5. Se conciencian de la posibilidad de cultivar un huerto y cosechar frutos, hortalizas y verduras perfectamente sanas y de auténtico sabor y aroma a partir de las semillas que ellos mismos pueden extraer y conservar.

Conclusión

Nuestros alumnos tienen la oportunidad de experimentar y tomar conciencia sobre la importancia de extraer semillas y poder aprovecharlas en sus propios cultivos. Además comprenden lo que suponen las semillas como elementos esenciales en la renovación, perpetuación y difusión de distintas especies de plantas, lo que les lleva a valorar la propia naturaleza, amarla y respetarla.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario