tulbaghia_queso. principal

Plantas multifuncionales para enriquecer el huerto

Por Alberto Jiménez y María Vela socios fundadores de Ecoherencia, cooperativa sin ánimo de lucro.

Las PlaM, Plantas Multifuncionales, son plantas comestibles de muy fácil cultivo que, además de servir de apoyo en el huerto, son medicinales y suponen una estrategia de lucha contra el cambio climático.

Se estima que el 95% de la dieta mundial está compuesta por unas 30 especies vegetales diferentes. Sin embargo, diversos estudios afirman que la lista de plantas comestibles en el planeta puede rondar entre las 27.000 y las 65.000 especies.

IMG_1221En 2012 parte del equipo de Ecoherencia tuvimos la suerte de viajar a la amazonía brasileña. Allí nos esperaba el Dr. Valdely Kinupp, especialista en el fomento de plantas alimenticias no convencionales, con quien compartimos tres meses de aprendizaje agroecológico.

Cuál fue nuestra sorpresa al ver que la oferta de frutas y verduras en la amazonía brasileña era idéntica a la de cualquier mercado europeo. Gracias a ellos supimos que muchas de estas cosechas eran exportadas desde otra zona del país o de otros países. La producción de hortalizas convencionales en Brasil tiene un alto coste social y ambiental debido al uso descontrolado de químicos para evitar las enfermedades propias de la humedad y temperatura tropical. ¿Cómo podía ocurrir esto si la Amazonia está repleta de recursos?

A nuestro regreso a España nos sentíamos invadidos de ganas de continuar con el trabajo del profesor Kinnup y adaptarlo a nuestra realidad. La ortiga, la malva, la caléndula, el aloe, se presentaban como candidatas seguras. Plantas con muy bajos requerimientos y todas ellas comestibles.

Nuestra afición por la permacultura nos ayudó, además, a ver la multifuncionalidad en cada una de estas plantas.

Algunas plantas multifuncionales de nuestro entorno.

En nuestras investigaciones conocimos plantas como la tulbaghia o ajo social, que a pesar de no ser autóctonas, se adaptan con gran facilidad a nuestras condiciones climáticas. Es muy común encontrarlas decorando las zonas ajardinadas de la ciudad, donde son inconfundibles gracias a su característico olor a ajo. Sus propiedades medicinales y de apoyo en el huerto son superiores a las del ajo, pero además, aportan un par de ventajas, puesto que si la comemos no se “repiten” y contamos con sus hojas para poder incluirlas en nuestros platos durante todo el año, cosa que no podemos conseguir con el cultivo del ajo.

Otro gran descubrimiento para nosotros fue la verdolaga, tan poco querida por los agricultores convencionales al ser considerada una de las invasoras de los cultivos veraniegos. Sin embargo, es una planta que forma parte de la cocina tradicional de numerosos países mediterráneos, con un contenido omega3/omega 6 que la hace muy interesante para el control del colesterol y que puede servir de acolchado vivo en nuestros huertos.

Si al igual que nosotros, eres un amante de la biodiversidad y quieres aprender a fomentarla en tu huerto, te invitamos a conocer más sobre estas y otras plantas en nuestros talleres y conferencias.

Además, puedes conseguir nuestro libro “Plantas Multifuncionales: Guía de usos, cultivos y recetas” solicitándolo aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario