Protección de cultivos

Alternativas para proteger los cultivos en invierno

Por Elena de Celis, profesora de infantil y coodinadora del huerto escolar del CEIP Nicomedes Sanz, de Santovenia de Pisuerga, Valladolid.

El “Nicohuerto” es el huerto de nuestro cole, el CEIP Nicomedes Sanz, de Santovenia de Pisuerga, un pueblo a 5 km de Valladolid.

Este es el tercer curso que nuestros alumnos y alumnas aprenden con este proyecto gracias a la colaboración de algunas familias y del ayuntamiento.

El primer curso plantamos y sembramos en primavera y disfrutamos de una gran cosecha a la vuelta del verano.

El curso pasado empezamos un poco antes haciendo talleres de semilleros en clase y trasplantándolos en marzo.

Este curso hemos querido dar un paso más y aprovechar esta gran experiencia educativa también en invierno, con cultivos propios de esta estación y construyendo invernaderos para proteger a las plantas, ya que en Valladolid alcanzamos muchas veces temperaturas bajo cero por las noches.

Cuando volvimos de vacaciones de verano plantamos berza, coliflor, escarola, lechugas, cebollas y espinacas que son cultivos de invierno. También sembramos rabanitos, zanahorias y ajos.

BidonesEn el agujero de los ajos echamos un poco de ceniza de chimenea que es un buen abono natural.

Los cultivos crecieron enseguida así que antes de Navidad recogimos lechugas y rábanos e hicimos un “MasterChef” con diferentes ensaladas.

Para proteger los cultivos inicialmente usamos garrafas de plástico cortadas por la mitad.

Este año, cuando empezó a hacer frío, propusimos una actividad a nuestros alumnos y alumnas de 3º para que ellos investigasen cómo hacer un invernadero para que nuestras plantas no muriesen congeladas. En solo una semana ya teníamos diseños que parecían de verdaderos profesionales.

Entre todos votamos la mejor opción y nos pusimos manos a la obra para conseguir los materiales: tubos flexibles de pvc y plástico de invernadero.

InvernaderoFueron los propios alumnos los que montaron la estructura y lo colocaron. Además aprovechamos para hacer una actividad artística y entre todos hicimos bonitos dibujos para decorar el plástico de nuestro nuevo invernadero. Ahora una vez a la semana lo levantamos para regar y aprovechamos para que se ventilen las plantas y para que los alumnos investiguen observando su crecimiento.

Nuestro último descubrimiento ha sido la “manta térmica”, que permite filtrar el agua y la ventilación a la vez que protege a las plantas del frío. De esta manera no hay que levantarlo cada semana como el plástico.

Esperamos que os sirva nuestra experiencia.

¡Hasta pronto!

IMG_1032

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario