preparando la tierra del huerto

Sacha que te sacha: preparando la tierra

Por Antonia Cantero Macedo, maestra del CEIP Ángel Santos, Alburquerque (Badajoz)

Desde el CEIP Ángel Santos de Alburquerque (Badajoz) queremos servir de ayuda y contaros cómo hemos preparado la tierra para sembrar en nuestro huerto escolar.

Surcos para la siembraOtoño es el momento ideal para hacerlo. De forma tradicional, en nuestra zona, a esta época del año se la denomina “sementera”. Los cultivos típicos que suelen sembrarse son simientes de cereales, guisantes y habas, fundamentalmente. Nosotros, para comenzar, nos decantamos por los dos últimos.

Primero hicimos los grupos de trabajo y debido a la escasez de material específico para trabajar en el huerto, pedimos a los niños que trajeran guantes, sachos y abono. Los padres, viendo esta carencia y queriendo ayudar, nos arreglaron dos de los cuatros sachos de los que disponemos en estos momentos y mandaron abono.

Así, con guantes y sachos, muy contentos, bajamos al patio donde está ubicado el huerto. Arrancamos casi todas las malas hierbas con las manos, otras con los sachos y cuando terminamos subimos al aula. Con la emoción no nos percatamos de que habíamos llenado las escaleras y los pasillos de tierra. Esto debíamos solucionarlo. Así que compramos un par de alfombras para limpiarnos bien los pies antes de subir, y decidimos sacudir las herramientas y llevarlas a la clase dentro de una bolsa, a partir de ese momento.

Al día siguiente, empezamos a remover la tierra. Nos encontramos varios animalitos y dos tipos de tierra: una capa de tierra vegetal de unos 4 centímetros y debajo granito molido. Todos puestos en faena mezclamos bien las tierras e incorporamos el abono orgánico

Mejorar la tierra con los cultivos

Realmente no importa mucho la calidad de la tierra, el huerto se irá haciendo poco a poco e irá mejorando con los años gracias al trabajo con ella. Precisamente los cultivos que sembramos, en esta ocasión, habas y guisantes, tienen la característica de acumular nitratos en sus raíces y enriquecer la tierra.

Un buen truco para hacer surcos de plantación

Surcos para la siembraUna vez removida la tierra, libre de hierbas y abonada, comenzamos a hacer los surcos para sembrar. Aquí nos encontramos con otro problema. Los surcos quedaban muy torcidos. Recordé que mi padre en el campo solía colocar unos palos en los extremos de los surcos con cuerdas, creando una línea recta para que los surcos quedaran derechos y los cultivos estuvieran en línea, y eso mismo hicimos. De esta forma nos hemos guiado y conseguido que los surcos estuvieran rectos.

Por último hemos puesto las semillas en la tierra, las hemos tapado con tierra y regado. La cuerda queda exactamente encima de donde se encuentra la siembra. Así sabemos donde están y no las pisaremos.

 

 

3 comentarios
  1. Carmen Santiago
    Carmen Santiago Dice:

    Me encanta!! Cómo me gustaría estar disfrutando de esa experiencia con los niños. Aplaudo toda iniciativa que tenga que ver con la educación de valores. Gracias y me encantará ver crecer esas semillas.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario