Asociación Troje - Triodos Bank

Semillas de variedades tradicionales: un bien que se nos escapa

Por José Luis Palomares García miembro de la Asociación La Troje

En la Asociación La Troje llevamos ya 12 años trabajando con el fin de recuperar, difundir y revalorizar las variedades tradicionales y el saber agrario campesino. Para nosotros, esta labor es un compendio de ilusión, pasión y esfuerzo.

Las variedades tradicionales han sido seleccionadas durante generaciones de agricultores adaptándolas al medio, ofreciéndonos así una mayor resistencia a las posibles plagas y una mejor adaptación al clima local.

Judia ombligo de la reina

Semillas de judía de la variedad “Ombligo de la Reina”

Es un legado, por tanto, que no podemos dejar escapar por el sumidero del olvido. Son variedades cargadas de saberes culturales que representan el resultado de un conocimiento profundo del medio donde se desarrollaron.

Además, estas semillas nos ofrecen la posibilidad de reproducirlas, año tras año, y moldearlas para que se adapten a nuestros huertos y necesidades. A diferencia de las semillas híbridas que comercializan las empresas de semillas, las nuestras, las tradicionales, son semillas libres que pueden multiplicarse y distribuirse libremente porque no están sujetas a derechos de propiedad ni patentes.

Desde La Troje entendemos que este saber tiene que ser conocido y difundido por cuantos más lugares mejor. Animamos a todas las personas a que pregunten a sus mayores más cercanos acerca de lo que se cultivaba y cómo se hacía, que intenten recuperar y conservar esas semillas que tenían nuestras abuelas y abuelos, que las planten, que las conserven y que las protejan. De esta forma estamos defendiendo el saber cultural asociado a ellas, conocemos lo que comemos y podemos intercambiar las semillas que harán que vayamos mejorando la calidad de nuestros alimentos.

Esta dimensión cultural nos ofrece un nuevo campo de trabajo en el huerto escolar: percibir el huerto como forma de conocimiento cultural y conocimiento campesino.

Además, podemos introducir la conservación de las semillas como un bien comunal, es decir, como un bien para todos. Si mantenemos las semillas, mantenemos material vegetal vivo, que se planta y reproduce y no se extingue u olvida en las trojes.

Si queréis que en vuestro proyecto de huerto escolar estén presentes algunas de las cosas con las que La Troje trabaja, estaremos encantados de poder ayudaros y de conocer vuestras experiencias que seguramente enriquecerán nuestra labor.

Muchas gracias y os esperamos.

Contacto: formacion@latroje.org

web: www.latroje.org

La Troje forma parte de Red de Semillas Resembrando e Intercambiando que aglutina organizaciones dedicadas a la conservación de la biodiversidad agrícola.

2 comentarios
  1. Esperanza
    Esperanza Dice:

    Muchas gracias por el excelente trabajo que realizais. Y como aparece en el video, si que es un trabajo necesario para la humanidad. En cuanto pueda os visito.
    Un fuerte abrazo,
    Esperanza

    Responder
  2. Marina
    Marina Dice:

    Me uno, al anterior comentario, por vuestra información , creo que es muy buena y somos muchos los que necesitamos, de vuestra informacion . Un saludo.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario