Entradas

Esta vuelta al cole… ¡Cultiva el aprendizaje!

Por Fundación Triodos.

Cada vez más escuelas se animan a crear su propio huerto escolar. Esta iniciativa brinda a los alumnos múltiples beneficios que favorecen su aprendizaje. Si aún no te has animado, ¡no lo dejes para el curso que viene!

Para crear tu huerto educativo, solo necesitarás las herramientas necesarias: rastrillo, palas y regadera, un terreno con suficiente luz y con acceso al agua para el riego. Si tu centro no dispone de un espacio adecuado para ello, ¡no te preocupes! Hay muchas formas de crear huertos sencillos con materiales reciclados. Por ejemplo, las latas y las botellas de plásticos son estupendas macetas, o puedes utilizar sacos para almacenar la tierra y cultivar hortalizas.

Al participar en la creación y mantenimiento del huerto, los alumnos aprenderán a ser responsables y constantes y a trabajar en equipo. También les enseñará a llevar una alimentación más sana y equilibrada, ya que al cultivar sus propios alimentos estarán más dispuestos a probarlos. Además, es una oportunidad perfecta para transmitirles los valores de respeto y cuidado por la naturaleza y el medio ambiente.

neumático con riego por goteo

Huertos para la integración escolar

Los huertos educativos pueden además ayudar a acabar con el absentismo escolar. A los niños les encanta jugar al aire libre y sentir que forman parte de algo. Un claro ejemplo de ello es la iniciativa que inició en Nueva York hace ocho años Stephen Ritz, profesor de un colegio público del Bronx.

Ritz pidió material escolar para sus clases de ciencias, pero lo que recibió fue una caja de narcisos. Aunque al principio no le pareció de gran utilidad, acabó descubriendo el entusiasmo que provocaban las plantas en sus alumnos. Su centro presentaba una de las peores tasas de rendimientos escolar de Nueva York, pero gracias al cultivo de vegetales, la asistencia a clase entre los alumnos de secundaria pasó del 40% al 93%.

A día de hoy, Ritz y sus alumnos han plantado más de 15.000 semillas por la ciudad de Nueva York a través de la organización sin ánimo de lucro Green Box Machine, que promueve el cultivo de vegetales en las escuelas como parte de una asignatura más. Además, su proyecto ha llegado hasta más de 5.000 clases de colegios de todo el país y Canadá, y en los Jardines Botánicos Nacionales de Washington se puede encontrar una réplica del huerto de su centro.

¡Anímate a crear un huerto con tus alumnos y comparte tu experiencia con nosotros!