Entradas

Alumnos de CEIP Cervantes - Premio Huertos Escolares

Las plagas, una oportunidad para aprender

Por José Marín Gil, profesor del CEIP Cervantes, Molina de Segura, Murcia.

Nuestro proyecto “El bancalico del Cervantes” nace en pleno corazón de la huerta de Molina de Segura, en Murcia, y se presenta como una propuesta educativa con una clara y asumida perspectiva naturalista, ecológica y ambientalista, cuyo objetivo es conocer, entender y recuperar prácticas, modos, costumbres, experiencias y estilos de vida, que a lo largo de la historia, en nuestro municipio, se han practicado en su huerta.

Desde nuestro huerto escolar ecológico intentamos concienciar a nuestros alumnos y alumnas sobre la importancia de la sostenibilidad y respeto del medio ambiente. En este sentido, en todas las prácticas y acciones que se llevan a cabo priman modos y conductas naturales y ecológicas que no dañan ni alteran nuestro huerto como medio natural.

Cuando apareció el reto de las plagas

La aparición de plagas es algo inherente a la agricultura y obviamente, a los cultivos de plantas. En nuestro huerto escolar, no se hicieron esperar, y pronto nos encontramos con el pulgón negro en las habas y el gusano de la col en el brócoli, coliflor y coles. Pero lejos de ser una molestia o incordio, ha resultado ser una experiencia enriquecedora y de extraordinario valor educativo.

Hemos aprovechado el pulgón negro y el gusano de la col para que  nuestro huerto escolar, más allá de ser un espacio donde sembramos, plantamos, regamos y cosechamos, se convierta en un auténtico laboratorio. Así, hemos explotado las plagas para fomentar actividades interactivas y desarrollar la capacidad reflexiva de los niños.

Destacamos de nuestra experiencia:

  1. Los alumnos han aprendido qué se entiende por plaga y ha supuesto una oportunidad para explicar qué son los agroquímicos.
  2. Han tenido oportunidad de ampliar y profundizar en conocimientos sobre estos dos tipos de plagas: características, curiosidades y mecanismos de destrucción de las plantas.
  3. Se han analizado las partes de la planta que dañan o perjudican y sus consecuencias.
  4. Han aprendido mediante la práctica distintos modos de combatir la aparición de una plaga: destruyendo las primeras generaciones y pulverizando con fungicidas naturales.
  5. El alumnado ha conocido cómo se realiza el “Cebollajo”, plaguicida natural elaborado mediante la cocción de ajo y cebolla, y su posterior maceración.

CEIPCervantes - Huertos Escolares Para la elaboración de “Cebollajo”, los tutores y tutoras han contado con algunas familias que estaban dispuestas a hacerlo en casa y con ayuda de sus hijos lo trajeron a la escuela. A las familias que estaban interesadas y comprometidas se les entregó la receta para su elaboración.

Con nuestro proyecto no hemos tratado de eliminar las plagas que aparecen en nuestro huerto escolar, sino de enseñar modos para poder controlarlas, utilizando medios y recursos naturales que no dañen el medio ni el entorno. Y al mismo tiempo, hemos considerado esta experiencia como un excelente instrumento y recurso didáctico y formativo.

Para conocer más actividades desarrolladas en nuestro huerto escolar, visite el blogEl bancalico del Cervantes