Entradas

donación-del-ceip-san-blas

Aprendiendo economía en “Mercablás”

Por el equipo coordinador del huerto del CEIP San Blas de Salamanca, ganador del accésit en la categoría de Primaria de la 4ª edición del Premio Nacional de Huertos Educativos Ecológicos.

El fomento de la cultura emprendedora es algo que se pide dentro del ámbito educativo. Nosotros hemos encontrado en nuestro huerto y sus productos el mejor lugar para hacerlo.

Periódicamente, siempre en función de la producción hortícola, los alumnos se organizan para recoger lo obtenido en sus bancales, lo limpian y lo ordenan en lotes listos para la venta.

Todos los detalles son importantes. Hay que pensar precios, ofertas, anunciarlas y poner un cartel que avise a los padres de un nuevo día de apertura del “Mercablás”.

Es necesario también preparar una modesta caja con diferentes cambios de moneda. Los mayores ayudan a los pequeños y practican con ellos las posibles operaciones de multiplicación a realizar en el momento de la venta.

Llegado el momento de la apertura siempre hay nervios: “Yo vendo”, “yo cobro”, “yo entrego”, “yo ayudo con las cuentas”, “¿y si no viene nadie a comprar?” Pero nuestros padres siempre responden con largas colas demandando nuestros productos y los nervios poco a poco se transforman en caras de emoción en los niños y de satisfacción en sus padres.

Cuando “Mercablás” cierra su ventana, llega el momento de hacer caja, ver los ingresos sin olvidar lo antes invertido. Más tarde los delegados de cada clase valorarán qué hacer con la ganancia obtenida, ¿se deja de remanente para futuros gastos o la empleamos en algo más?

Este curso decidimos dedicar los beneficios del curso pasado al proyecto “Piratas” de la Red Ignaciana de Solidaridad, una organización benéfica que se dedica a hacer más llevadera la estancia de los niños hospitalizados. Varias voluntarias vinieron a visitarnos y los niños les hicieron entrega de los juguetes comprados con nuestra recaudación. Fue un momento bonito en el que todos nos sentimos felices y orgullosos de lo logrado con nuestro huerto.

 

crowdfunding huertos escolares

Financia mi huerto educativo, colectivamente

Por Ricardo Colmenares, director de la Fundación Triodos

Poco más de un mes después de que la Fundación Triodos lanzara la primera plataforma de financiación colectiva para huertos educativos ecológicos, a través de este portal, podemos hablar de éxito en las dos primeras campañas activas. Más de 200 pequeños donantes han contribuido a sumar, a través de pequeñas aportaciones, un total de 4.700 euros. La Escuela Ideo ha conseguido el 100% de los fondos para su proyecto de huerto escolar, mientras que el CEIP Federico García Sanchiz está muy cerca de lograr los fondos para su gallinero ecológico, a un 30% para ser exactos. Aún quedan unos días para que puedan lograr el 100% propuesto.

otro tipo de educación

La comida siempre ha sido una fuente de creación de vínculos sociales entre los seres humanos, de creación de comunidades, también en lo económico, algo que permanece hoy día. Pensemos en actividades como la caza, la trashumancia, la siembra, la cosecha, la cocina y la degustación de la comida. No se puede pensar en una buena fiesta sin comida que compartir.

La creación de comunidades asociativas para la colaboración entre productores y consumidores constituyó el corazón del posterior desarrollo de la agricultura ecológica tal como la conocemos hoy en día. Esta concepción multifuncional de producir alimentos proporciona un espacio único para la educación, la terapia, la integración y, en definitiva, para la regeneración de la vida social y del paisaje.

La actividad agraria en sentido amplio: agricultura, ganadería y silvicultura; es la base de toda economía pues sin ellas no podríamos vivir. La industria, los servicios y el comercio son sus complementos, y se sustentan en ella.

El huerto, actividad agraria a pequeña escala, se muestra como un lugar excelente para crear y regenerar comunidades educativas, terapéuticas y de integración social, de forma simultánea en la mayoría de casos. Todos servicios sociales.

Lo social implica a lo económico y viceversa, por lo que los huertos, constituyen lugares idóneos para practicar también la cooperación en lo económico, la fraternidad en comunidad. Donde es posible el reconocimiento de la dependencia mutua para conseguir un resultado determinado con sentido.

Desde la Fundación Triodos les animamos a participar en esta plataforma mediante la donación de pequeñas cantidades, para promover colectivamente, con ese pequeño gesto, otro tipo de educación, de alimentación, de relación con la naturaleza y de economía también, en el entorno de las comunidades educativas.