Entradas

app-huertarea

Huertarea: una app para organizar el trabajo de cultivar en grupo

Por Raquel Gálvez, coordinadora del proyecto Parcel·les

Si eres parte de un huerto urbano es que “huertareas”. ¡Vale! el verbo “huertarear” nos lo hemos inventado, pero es una palabra que nos gusta y ha servido para darle nombre a las tareas compartidas que se hacen en un huerto urbano comunitario.

Y es que de ahí surge la idea de la aplicación Huertarea, que ayuda a hacer una gestión más compensada del trabajo en comunidad de un huerto urbano a través de una comunicación sencilla de las tareas, y a visibilizar la contribución que cada uno hace al proyecto mediante un sistema sencillo y lúdico.

¿Cómo surge Huertarea?

Nuestro propósito fue averiguar qué era lo más complicado de llevar adelante un huerto urbano colectivo. Nos dimos cuenta de que lo más difícil no era tanto aquello de “¿Sabré hacerlo? No he plantado un tomate en mi vida” que algunos urbanitas nos decían, ya que como nos contaron agrourbanitas veteranos al hacerlo de forma colectiva “se aprende por ósmosis”, porque siempre tienes vecinos y compañeros de huertos que te enseñan, o tienes una persona que te acompaña y resuelve dudas.

Descubrimos que lo que les preocupa de verdad es que “el trabajo común suele recaer siempre sobre los mismos, a los demás parece que se les olvida que es ocio para todos y con el tiempo los de siempre se queman”. Según nos cuentan, detrás de esto está el hecho de que “la mayoría ya no estamos acostumbrados a trabajar en comunidad, (para muchas personas el huerto urbano es su primera experiencia de proyecto en comunidad) o que la ilusión del principio se va desvaneciendo.

Esto no es tan diferente de otros proyectos colectivos, pero en el caso de un huerto urbano además del proyecto y las personas, también implica el cuidado de la tierra y el espacio. El reto era trabajar y cuidar el grupo para tener un huerto con futuro. Teníamos claro que esto no se soluciona con una app, porque tiene que ver con algo más de fondo, como la gobernanza, la facilitación y mediación de la comunidad, como muy bien explican en Ciudad Huerto. Pero sí pensamos que podíamos poner nuestro grano de arena para lograrlo con una herramienta que ayudará en la organización y visualización del día a día, que respondiera a esta pregunta:

¿Cómo podríamos incentivar la participación y reforzar la comunicación necesaria del trabajo en comunidad? Nuestra idea fue crear una app sencilla y con un elemento lúdico que se pudiera adaptar al funcionamiento de cada huerto urbano comunitario.

 

huertarea

Pero ¿qué se puede hacer con Huertarea?

Estos son algunos ejemplos:

  • Crear y comunicar tareas de forma más fácil y visual para todos, ver quién puede asistir y quién no, ver si nos faltan manos para actuar a tiempo…
  • Revisar el estado y cuidado de parcelas o zonas del espacio, poner sobre aviso para que nadie se duerma ni se descuide nada.
  • Incentivar y motivar a la participación a través de la elección de ciertas tareas y con un sistema de logros que se consiguen por participar y que sea acorde al sistema de gobernanza y participación de la comunidad o proyecto

 ¿Quieres probarla para poner en común y organizar las tareas y actividades del huerto comunitario en el que participas? Descárgarte gratis la app para Android.

Nos gustaría mucho seguir mejorando Huertarea, que además es Open Source para que más personas puedan disfrutarla y también mejorarla. Por favor, si detectas algún error o quieres proponernos mejoras cuéntanos: hola@parcelllesnostres.com. Y si quieres saber más sobre el proceso de investigación detrás de la app, échale un vistazo a Parcel·les.

 

huerto comunitario

El huerto comunitario, lugar de aprendizaje y encuentro

Por Mercè Gil Viñas, profesora del INS Fort Pius de Barcelona.

Un grupo de alumnos de 3º de ESO del Institut Fort Pius de Barcelona participa en un proyecto de aprendizaje-servicio en el huerto comunitario de Fort Pienc, un huerto autogestionado por los vecinos del barrio donde cada martes se encuentran vecinos y jóvenes. Allí se enseña a nuestros alumnos nociones de siembra, preparación de semilleros, a distinguir tipos de hortalizas, la asociación de cultivos, calendario del huerto, compostaje, etc. y, a su vez, los jóvenes ayudan en las labores habituales del huerto.

Fort Pius es un instituto público ubicado en el barrio de Fort Pienc, en una zona muy céntrica de Barcelona, con mucho tráfico de vehículos. El proyecto de aprendizaje-servicio pretende tejer lazos con la comunidad cercana al centro educativo, para que los alumnos desarrollen las competencias sociales y ciudadanas en el entorno más cercano.

El huerto de Fort Pienc ocupa un terreno de titularidad pública, recuperado por los vecinos para el cultivo de hortalizas agroecológicas en una organización espontánea, asamblearia y sin ánimo de lucro. Organizan periódicamente actividades abiertas al barrio para dar a conocer este espacio y favorecer la participación comunitaria. La mayoría de nuestro alumnado desconocía la existencia de este espacio verde, su funcionamiento alternativo y posibilidades que ofrece de mejora del entorno a nivel socio ambiental. Se nos ocurrió que tal vez podríamos colaborar con ellos, nos pusimos en contacto y rápidamente llegamos a un acuerdo.

Cada semana, rotativamente, un alumno se encarga de redactar la crónica de la sesión in situ, mientras que otro toma fotografías y graba pequeños vídeos para complementar la noticia, que se publica en el blog de Medio Ambiente del instituto.

Podéis conocer más sobre este proyecto consultando nuestro Blog o la web del Huerto de Fort Pienc.

Huerto comunitario