Entradas

Huerto escolar del Colegio Fernández de Moratín

Calabazas, la delicia de Halloween

Por el grupo Huerteamos, del CEIP Fernández de Moratín, Madrid.

El Huerto escolar del Colegio Fernández de Moratín renace de la ilusión de unos padres y madres para que un pequeño terreno del colegio fuese un aula más para los niños y niñas. Un aula abierta donde el aprendizaje esté basado en la observación, el trabajo, la paciencia y el disfrute del resultado.

Desde un principio el proyecto contó con el apoyo de dirección, del AMPA y de todo el personal del colegio.

Con esa intención el curso 2016/2017 estuvo dedicado a reconstruir los bancales, para que los alumnos tuvieran mejor acceso, y una tierra preparada, con la idea de que el tiempo que pasaban con la monitora del huerto escolar fuera más efectivo y divertido.

Se hicieron pequeñas inversiones en material, pero sobre todo se consiguió aumentar enormemente la participación implicando a padres y a alumnos que apoyaban le iniciativa también fuera del horario lectivo.

Las plantaciones de invierno funcionaron muy bien: los niños comieron un plato en el comedor del centro con lechuga y acelgas del huerto escolar, lo que les hizo mucha ilusión, y muchos de los voluntarios pudieron llevarse algunas a casa.

Esto fue un nuevo impulso para ir un paso más allá, preparando un sistema de riego, limpiando zonas anexas a los bancales y plantando las aportaciones que nos llegaban desde el Huerto del Retiro.

Tuvimos algunas fresas que encantaron a niños y mayores, y surgieron proyectos como un pequeño bancal cuadrado gestionado por alumnos de infantil para plantar un jardín que atrajera a las mariposas, o el hotel de las mariquitas para ayudarnos a mermar la comunidad de pulgones que nos acompañó una temporada.

En febrero toda la comunidad del Huerto del Fernández Moratín colaboró en la construcción de un bancal profundo.

Se decidió dedicarlo a la siembra de patatas y calabazas y han sido estas últimas las que nos dieron una grata sorpresa invadiendo todo el huerto y permitiendo llevar acabo la actividad que os dejamos a continuación para el deleite de los alumnos del Colegio Fernández Moratín durante la fiesta de Halloween, muy celebrada en nuestro colegio.

Cultivo de calabazas y fiesta de Halloween

La calabaza pertenece junto al calabacín, el pepino y la sandía a la familia de las cucurbitáceas; es una especie bastante ruda y productiva en el huerto, que se planta a la vez que el resto de especies del “huerto de verano”, en abril,mayo o junio.

Su maduración se produce una vez entrado el otoño, y por ello es una decoración tradicional en la fiesta de Halloween, además de un ingrediente estrella en muchas recetas de otoño.

Otra de las ventajas es que su plantación es directa (en semilla) por lo que todos los alumnos serán espectadores del proceso completo.

Os proponemos una bonita actividad con las calabazas de vuestro huerto:

Cada clase plantará dos plantas de calabaza en el huerto y las acompañará y cuidará durante toda la temporada. Identificarán sus plantas en el huerto con los temas de sus clases; la clase de los dinosaurios, la de los patos etc. y se despedirán de ellas durante el verano.

A la vuelta del verano, las plantas de calabaza ya tendrán flores y pequeños frutos que irán creciendo hasta convertirse en las calabazas que ellos mismos recogerán del huerto a finales de octubre para decorar su aula.

Cada clase plantará sus calabazas, pero ¿qué pasará con los recién llegados de 1 º de infantil en septiembre?

No hay problema, los antiguos alumnos de 3º de infantil al encontrarse ya en primaria podrían realizar un acto simbólico en el que recogerán y cederán sus calabazas a los recién llegados al colegio, así, por un momento, habrán dejado de ser los pequeños de primaria para volver a convertirse en los mayores de infantil.

La recogida se complementa con dibujos en clase que muestren sus diversas formas y colores.

¿Qué os parece? ¡Esperamos que os animéis a poner en marcha esta actividad!

logo-granito-arena

Pon tu granito de arena para salvaguardar el planeta

Equipo de la Asociación Eco de la Tierra – Eco of the Earth.

Eco de la Tierra es una organización con sede en Madrid dedicada principalmente a la conservación de la biodiversidad y de los ecosistemas mediterráneos.

Con el objetivo fomentar la sensibilización de los más pequeños (de 5 a 12 años de edad) sobre la importancia que tiene la naturaleza urbana que les rodea, y por ende, promover este aprendizaje en las escuelas primarias de la zona noroeste de Madrid, hemos puesto en marcha la primera edición del concurso En “Mi granito de arena”.

Buscamos proyectos infantiles “verdes” urbanos, que tengan un impacto medioambiental y social, como proyectos de huertos urbanos, jardines comunitarios, la limpieza verde de un barrio, o cualquier otro proyecto desarrollado por niños que impliquen biodiversidad y naturaleza urbana. ¡Todos los proyectos son más que bienvenidos!

La convocatoria estará abierta entre el 15 de noviembre y el 22 de diciembre y para participar solo es necesario enviar vuestro proyecto a la dirección info@eco-tierra.org o a proyecto.granitoarena@gmail.com.

¿Quién puede participar en el concurso Mi Granito de Arena?

Cualquiera de las siguientes personas u organizaciones pueden participar: proyecto-mi-granito-de-arena

1. Niños con sus padres

2. Escuelas públicas y privadas

3. Organizaciones no gubernamentales (ONG);

4. Grupos de ciudadanos e iniciativas de base que trabajan con los niños;

5. Organizaciones que representen las autoridades locales, regionales y municipales;

6. Otras autoridades públicas o mixtas;

7. Empresas privadas;

8. Instituciones de investigación y académicas.

¿Qué tipo de proyectos pueden presentarse?

Cualquier proyecto o iniciativa en curso o completado, desarrollado por niños o en la cual participan niños, que está directamente asociado con la biodiversidad y naturaleza urbana. Ejemplos pueden incluir pequeños jardines comunitarios escolares, proyectos de flores, pequeños huertos escolares, y cualquier proyecto medioambiental infantil. Lo más importante es que aborde el tema de naturaleza urbana.

Los proyectos serán calificados de la siguiente manera:

  • Proyectos individuales – Proyectos presentados por niños (potencialmente ayudados por sus padres)
  • Proyectos en grupo / de escuela – Proyectos presentados por un grupo de niños o por una escuela específica
  • Organizaciones locales medioambientales – Proyectos presentados por organizaciones medioambientales, lo cuales tengas una participación infantil considerable.

Para más información, puedes encontrar nuestros datos de contacto y todos los detalles del concurso aquí.

Premiar y reconocer el trabajo de los huertos ecológicos

Por Fundación Triodos.

En la Fundación somos conscientes del esfuerzo que supone poner en marcha un proyecto de huerto educativo ecológico. Los promotores de estos proyectos, en ocasiones, tienen primero que justificar su puesta en marcha ante los órganos de decisión de cada centro, tienen que buscar aliados y tienen que esforzarse todo el año para que el proyecto siga vivo, tenga sentido, adquiera protagonismo y realmente aporte los resultados esperados.

Pero detrás de todo este esfuerzo hay un objetivo y unos resultados que conllevan infinidad de beneficios tanto a los promotores de los proyectos como a los usuarios de los mismos. Hasta el momento casi un centenar de colaboradores de nuestro blog han querido compartir sus experiencias positivas entorno al huerto para seguir difundiendo su valioso papel y seguir animando a la comunidad educativa a iniciar este tipo de proyectos.

Por todo ello desde la Fundación Triodos y en colaboración con la Asociación Vida Sana, queremos premiar el esfuerzo y la dedicación de estos colectivos, con la puesta en marcha por cuarto año consecutivo de una nueva convocatoria del Premio Nacional Huertos Educativos Ecológicos.

Premio Huertos_Educativos_Ecológicos¿En qué consiste el premio?

El objetivo de premio, en el que ya han participado cerca de 400 centros educativos y sociales de todo el país, es aflorar proyectos que actualmente se están llevando a cabo para continuar potenciando el huerto ecológico como herramienta educativa que favorece un aprendizaje global y fomenta los valores del respeto por el medio ambiente, la producción sostenible de hortalizas, así como una alimentación sana.

Se establecen cuatro categorías:

  1. Educación Infantil (sólo centros que trabajen con alumnos hasta los 6 años)
  2. Educación Primaria (centros que trabajan conjuntamente con alumnos de infantil y primaria, y si es el caso secundaria)
  3. Educación Secundaria (centros que trabajen con niños a partir de 12 años)
  4. Agricultura Social (proyectos y experiencias que fomenten la  regeneración social a través de la agricultura ecológica),  incluidos los centros de educación especial para adultos y los de educación secundaria no obligatoria (Bachillerato y Ciclos Formativos)

¿Cómo se puede participar?

Para solicitar la participación en el premio deberá:

  1. Rellenar el formulario de inscripción en la web www.mamaterra.info.
  2. Adjuntar la memoria del proyecto  con los anexos correspondientes en un único documento. El tamaño máximo aceptado de la memoria es de 10Mb.
  3. Plazo de presentación de proyectos: del 01/06/2017 al 15/07/2017.

¿Qué aporta a los premiados?

Para cada una de las categorías hay un Primer Premio de 1.000 € y un accésit con material para el huerto ecológico. Además se elegirán siete finalistas por cada categoría a los que se les entregará un diploma acreditativo.

Pero, más allá de la aportación económica, lo que queremos otorgar a los centros seleccionados es un reconocimiento. Queremos que el premio sirva para reconocer su éxito, para valorar el esfuerzo de los promotores y para dar visibilidad a su iniciativa con la intención de que pueda servir de ejemplo a todos los centros que estén diseñando su proyecto de huerto ecológico.

Si quiere conocer más detalles del premio consulte las Bases y el Funcionamiento del jurado.

Evento

red universidades cultivadas

Soberanía alimentaria para enriquecer la formación universitaria

Por Francisco Javier Bravo, de la Red Universidades Cultivadas e Ingeniería Sin Fronteras Castilla y León.

Con el fin principal de dar a conocer en el ámbito universitario los principios de la Soberanía Alimentaria, Ingeniería Sin Fronteras Castilla y León (ISF CyL) decidió promover un proyecto participativo y eminentemente práctico. Gracias a la colaboración de la Escuela de Ingenierías Agrarias de Palencia, se inició en el año 2012 el proyecto de mini-huertos en las instalaciones de la misma.

ISF CyL se encarga de la gestión, coordinación y dinamización de los diez huertos creados. Cada año se abre la solicitud a toda la comunidad universitaria para participar de forma gratuita en ellos, y hasta la fecha han formado parte del proyecto unas 100 personas.

Nuestro proyecto educativo

El programa anual incluye, por una parte, el aprendizaje práctico en las técnicas de cultivo agroecológico. Con una periodicidad semanal se llevan a cabo una serie de tareas explicativas orientadas a aprender las labores básicas del huerto (laboreo, siembra, riego, mantenimiento, obtención de semillas, realización de semilleros, etc.), pero sobre todo con el objetivo de quitar el miedo a mancharse y trabajar la tierra,  familiarizarse con la naturaleza que nos rodea y atreverse a aprender por uno mismo contando siempre con la ayuda de las demás personas.

Por otra parte se llevan a cabo una serie de trabajos comunitarios. Son aquellos que repercuten en el bien general de las instalaciones como puede ser el vallado, mantenimiento de herramientas, montaje del sistema de riego y delimitación de parcelas.

Finalmente y como bloque fundamental de la programación, se desarrolla una serie de contenidos relativos tanto a las técnicas como a las políticas de la Soberanía Alimentaria, que incluye charlas, conferencias y talleres sobre agroecología, obtención de semillas, compostaje, planificación del huerto, montaje de riego por goteo, bioconstrucción, cooperación al desarrollo y otras temáticas relacionadas. Con todo esto, se pretende que las personas sientan la cercanía a la tierra, conozcan los principios de la agroecología, valoren la sabiduría popular, aprendan a trabajar en grupo, compartan recursos y conocimiento y sean conscientes de la injusta realidad mundial.

Las herramientas que más se han utilizado para la organización del proyecto han sido el listado de correo electrónico (la vía por donde se convocan todas las reuniones, se resuelven dudas, se facilita información interesante, se comunican eventos de interés etc.) y el blog de actividad del huerto.

Reconocimientos y colaboraciones

Taller planificación cultivos

Taller sobre planificación de cultivos

En este marco se han desarrollado de forma paralela dos ediciones del curso de “Introducción al diseño permacultural”, realizando las prácticas en estas instalaciones y generando sinergias entre unos y otros participantes. Además se han aprovechado las instalaciones como posible ejemplo y banco de semillas para otras iniciativas afines de huertos urbanos y escolares, así como para llevar a cabo diferentes actividades puntuales de educación ambiental.

Aunque la vocación del proyecto no es ser una formación reglada, los dos últimos años ha sido reconocido por la Universidad de Valladolid con créditos formativos en concepto de “actividades solidarias y cooperación al desarrollo”. Además han sido varios los Proyectos de Innovación Docente en los que se ha participado relacionados con la Responsabilidad Social. También hemos colaborado en algunos “Trabajos Fin de Grado” de la Facultad de Educación, apoyando la elaboración de contenidos para la plataforma educativa de juego online dirigida a escolares de primaria.

Nuestra asociación

ISF CyL es una organización no gubernamental (ONG) dedicada a la cooperación al desarrollo y que busca poner la tecnología al servicio del desarrollo, para construir una sociedad mundial justa y solidaria.

En su interés por dinamizar, promover y aprovechar sinergias de otras iniciativas similares de huertos educativos, en 2015, junto con colectivos afines se creó la Red Universidades Cultivadas, siendo socia fundadora y participando de forma activa en su actual funcionamiento.

Para más información consulta nuestra web o escríbenos a este correo.

Los huertos educativos se merecen un premio

Por Fundación Triodos

Siguiendo nuestro oPremio Huertos Educativos Ecológicosbjetivo de fomentar el uso del huerto ecológico como herramienta pedagógica y de mejora social, hemos lanzado por tercer año consecutivo y en colaboración con la Asociación Vida Sana, una nueva edición del Premio Nacional para Huertos Educativos Ecológicos.

Después de dos exitosas ediciones en las que han participado cerca de 300 centros de todo el país, el objetivo es afianzar el premio como una referencia entre las escuelas e institutos y seguir aflorando proyectos que actualmente se están llevando a cabo para continuar potenciando el huerto ecológico como herramienta educativa, capaz de hacer llegar a los más pequeños los valores del respeto por el medio ambiente, la producción sostenible de hortalizas, así como una alimentación sana.

Además en esta edición, se da un paso adelante y se amplía el premio a una nueva categoría destinada a proyectos de horticultura social y educación no obligatoria. La agricultura ecológica aporta también valiosos servicios sociales al entorno natural y humano que vinculan la propia producción de alimentos con la salud y el empleo, la educación o la terapia. Estas son actividades promotoras de regeneración y salud social, que no queríamos dejar fuera en este premio nacional.

En esta nueva categoría, podrán optar al premio todas aquellas entidades que hayan desarrollado un proyecto o una experiencia relacionados con la agricultura social, cuyo objetivo sea generar un proyecto educativo, formativo, de inserción laboral, inclusión social o de mejora de la salud física y mental de las personas, a través del trabajo agrario y la promoción de la agricultura y la alimentación ecológica.

El premio establece 4 categorías:

  1. Educación Infantil: solo centros que trabajen con alumnos hasta los 6 años.
  2. Educación Infantil y Primaria: centros que trabajan conjuntamente con alumnos de infantil y primaria, y si es el caso secundaria.
  3. Educación Secundaria: centros que trabajen con niños a partir de 12 años.
  4. Agricultura social: proyectos y experiencias que fomenten la regeneración social a través de la agricultura ecológica, incluyendo los centros de Educación Especial que trabajen con adultos, Bachillerato y Ciclos Formativos.

Para cada una de las categorías hay un primer premio de 1.000 €, y un accésit que incluye material para el huerto ecológico.

Os animamos a todos los centros que tengáis en marcha un proyecto de este tipo a presentar vuestro proyecto desde el 1 de junio al 15 de julio del 2016.

Consulte las bases y todos los detalles del premio en el siguiente enlace.

Huerto Waldorf

El arte de la horticultura

Por Alicia Sainz Rodrigo, maestra de horticultura y paisaje de la Escuela-Secundaria Tretzevents Waldorf Steiner de la Floresta, Barcelona.

Hort y cultura, así llaman mis alumnos del centro de Secundaria Tretzevents Waldorf-Steiner, la Floresta, a la clase. También, de forma irónica, a veces la llaman “hortotortura”, pero en realidad les encanta salir del aula, poder sentirse bajo el cielo abierto y que el frío o el sol les toque, “es un momento de respiración”, me han expresado algunos de ellos.

Bidón de dinamizaciones

Bidón de dinamizaciones

Salimos y construimos bancales profundos y escalones en la tierra, para evitar resbalones, picando y reteniendo la tierra, nivelando. Y trabajamos en equipo, con picos, palas, azadas, bici aradas y fangas. Hacemos las vallas que protegen los huertos de los animales, ¡y las rehacemos!, puesto que los jabalís son insistentes. Nosotros también.

En la Escuela Waldorf, horticultura es el momento de conexión y observación de la naturaleza y sus ciclos. Somos “Jardineros del Cosmos” y a través del huerto aprehendemos que todo está relacionado, tal y como lo explican las propias palabras a través de su significado: Bio Dinámica (ritmo natural), Perma Cultura (cultura permanente), Fractal Natural (porción que se repite en distintas escalas y nos da la secuencia “Pi”), Trans Génicos (Transgredir los genes), Compost (diversidad), Dinamización (acción de iniciar un movimiento), Inpermanencia (Wabi-Sabi, el arte natural de lo que no permanece), Agrimensura (la medida de la agricultura), Paisaje (entorno), Injertos (para la nueva vida).

HorticulturaEl huerto escolar se puede usar para innumerables actividades a nivel pedagógico. Para nosotros es muy importante fomentar el arte a través de la horticultura. Hacemos semillas de barro, a las que les damos cualidades que nos gustaría tener a nosotros mismos, que cultivamos en nuestro interior, como si fuésemos fractalmente un planeta Tierra también. Pintamos con acuarelas la metamorfosis de las plantas, para ser capaces de crecer sanos en nuestra propia metamorfosis.

En los huertos podemos ver una proyección de la sociedad:

Los huertos masivos, transgredidos genéticamente y llenos de pesticidas van a parar a una sociedad masiva, llena de necesidades sintéticas y farmacológicas.

Los huertos ecológicos escolares nos enseñan acerca de la sensibilidad del mundo vegetal y de las necesidades de la tierra, aprehendiendo con los ritmos y patrones naturales.

El huerto ecológico escolar permite a los jóvenes vivenciar los alimentos más allá de la tienda, acercándoles a la realidad de la Tierra y el humano en armonía con el cosmos.

Superberenjena

La superberenjena, el héroe de nuestro huerto escolar

Por José Manuel Rodríguez Pérez, coordinador del huerto escolar del CEO Bethencourt y Molina, Barranco Grande, Santa Cruz de Tenerife.          

Este es el tercer año consecutivo que trabajamos conjuntamente con el alumnado el huerto escolar ecológico, un espacio natural que nos proporciona grandes satisfacciones personales y enriquecedores aprendizajes.

Desde que iniciamos el proyecto contamos con una mascota, la Superberenjena, que representa a nuestro huerto escolar. Pensamos que es un recurso muy valioso ya que nos permite educar en hábitos de alimentación saludable de una forma divertida y favorecer la comunicación entre las distintas etapas educativas de nuestro CEO, desde Infantil hasta Secundaria.

Mascota SuperberenjenaLa mascota del huerto escolar tiene un papel muy activo en la vida del CEO. Tenemos una mascota en el comedor formando parte de gran panel diseñado por el alumnado como principal protagonista del “Rincón de la salud del CEO”, tenemos tres Superberenjenas realizadas en madera por los alumnos y alumnas en un taller interdisciplinar entre Tecnología y Educación Plástica y Visual y también contamos con dos berenjenas corpóreas (una grande construida con lana de punto y con fieltro de diferentes colores de 73 cm y el otra más pequeñita) que están siempre disponibles para realizar diferentes actividades con el alumnado.

La Superberenjena ha protagonizado obras teatrales creadas y representadas por los alumnos y ha vivido aventuras de lo más didácticas, es la “autora” del blog de salud del centro, y convoca el concurso de “Fruta Creativa” dirigido a toda la comunidad educativa.

A petición del alumnado de Secundaria la Superberenjena tiene su propia cuenta en Instagram.

En el huerto realizamos talleres con el alumnado de Infantil, Primaria y Secundaria. Cada año el huerto escolar ha despertado el interés de más profesorado y lo incluyen en sus programaciones didácticas ya que se dan constantes situaciones de aprendizaje en diferentes materias. Como ejemplo podemos hablar del aprendizaje de conceptos Matemáticos midiendo las parcelas del huerto, de Biología ya que lo alumnos usan el huerto para estudiar la metamorfosis de la mariposa monarca o de Lengua Castellana, Educación Plástica y Visual a través del teatro para Infantil “Las aventuras de Berenjeneitor”.

Huerto Escolar Nos parece muy importante enseñar y cultivar de manera ecológica en nuestro huerto escolar. No utilizamos ningún tipo de pesticida, sólo algo de azufre; abonamos con estiércol de caballo y mantillo. Hemos encontrado dificultades ya que los utensilios de labranza que tenemos son muy escasos, no disponemos de una dotación presupuestaria y la ayuda que nos brinda el Ayuntamiento y el Cabildo se ha limitado a quitar la maleza cuando pusimos en marcha el proyecto. Pero aun así, durante estos tres años hemos plantado una gran variedad de cosa y hemos disfrutado del proyecto. Hacemos las cosas de forma altruista y con mucha ilusión y amor, dedicando muchas horas de trabajo e implicación en este proyecto.

SuperberenjenaNuestra valoración a nivel personal es muy satisfactoria. Disfrutamos con nuestros logros y experiencias. Siempre estamos ilusionados con nuevas metas. Es un proyecto que gusta a toda la comunidad educativa y es altamente valorado.

Podéis leer muchos más detalles de nuestro trabajo consultando nuestro blog, el cual se ha convertido en un recurso educativo de la Red Canaria de Escuelas Promotoras de la Salud.

crowdfunding huertos escolares

Financia mi huerto educativo, colectivamente

Por Ricardo Colmenares, director de la Fundación Triodos

Poco más de un mes después de que la Fundación Triodos lanzara la primera plataforma de financiación colectiva para huertos educativos ecológicos, a través de este portal, podemos hablar de éxito en las dos primeras campañas activas. Más de 200 pequeños donantes han contribuido a sumar, a través de pequeñas aportaciones, un total de 4.700 euros. La Escuela Ideo ha conseguido el 100% de los fondos para su proyecto de huerto escolar, mientras que el CEIP Federico García Sanchiz está muy cerca de lograr los fondos para su gallinero ecológico, a un 30% para ser exactos. Aún quedan unos días para que puedan lograr el 100% propuesto.

otro tipo de educación

La comida siempre ha sido una fuente de creación de vínculos sociales entre los seres humanos, de creación de comunidades, también en lo económico, algo que permanece hoy día. Pensemos en actividades como la caza, la trashumancia, la siembra, la cosecha, la cocina y la degustación de la comida. No se puede pensar en una buena fiesta sin comida que compartir.

La creación de comunidades asociativas para la colaboración entre productores y consumidores constituyó el corazón del posterior desarrollo de la agricultura ecológica tal como la conocemos hoy en día. Esta concepción multifuncional de producir alimentos proporciona un espacio único para la educación, la terapia, la integración y, en definitiva, para la regeneración de la vida social y del paisaje.

La actividad agraria en sentido amplio: agricultura, ganadería y silvicultura; es la base de toda economía pues sin ellas no podríamos vivir. La industria, los servicios y el comercio son sus complementos, y se sustentan en ella.

El huerto, actividad agraria a pequeña escala, se muestra como un lugar excelente para crear y regenerar comunidades educativas, terapéuticas y de integración social, de forma simultánea en la mayoría de casos. Todos servicios sociales.

Lo social implica a lo económico y viceversa, por lo que los huertos, constituyen lugares idóneos para practicar también la cooperación en lo económico, la fraternidad en comunidad. Donde es posible el reconocimiento de la dependencia mutua para conseguir un resultado determinado con sentido.

Desde la Fundación Triodos les animamos a participar en esta plataforma mediante la donación de pequeñas cantidades, para promover colectivamente, con ese pequeño gesto, otro tipo de educación, de alimentación, de relación con la naturaleza y de economía también, en el entorno de las comunidades educativas.