Entradas

Los huertos escolares gaditanos también trabajan en red

Por Agustín Cuello, Área de Desarrollo Sostenible de la Diputación de Cádiz.

El programa de Huertos Escolares que desarrolla la Diputación de Cádiz, en el contexto de los programas de Educación Ambiental del Área de Desarrollo Sostenible, lleva en marcha desde 2009 y, cada año, se supera con éxito el número de centros que forman parte de la red.

En este curso han participado en el programa 78 centros escolares de todos los niveles educativos y toda la provincia, manteniéndose en activo más de cincuenta.

Toda la actividad de los huertos se apoya en unas instalaciones de educación ambiental, La Casa de los Colores, creadas en el Centro Agrícola Ganadero donde nació el programa. En ellas se reciben visitas de grupos, se imparten talleres, se acogen reuniones formativas y debates y se producen plantones y semillas que van destinadas a los huertos escolares participantes.

¿Cuáles son los objetivos?

El planteamiento actual del programa difiere del diseñado en un principio, ya que se ha ido perfilando y reorientando en base a la experiencia y a las aportaciones de los grupos participantes.

grupo huertos escolares cadiz

De manera general y simplificada, los objetivos del programa de Huertos Escolares son los siguientes:

  1. Provocar y facilitar la creación de espacios de huerta en los centros educativos de la provincia de Cádiz, priorizando aquellos de poblaciones menores de 20.000 habitantes.
  2. Fomentar el trabajo colaborativo de profesorado, alumnado y demás componentes de la comunidad educativa en torno al huerto, entendiendo este como espacio de convivencia, aprendizaje y relación intergeneracional e intercentros.
  3. Contribuir al aprendizaje de contenidos escolares y a la adquisición de las competencias básicas en base al trabajo en el huerto.
  4. Acercar a alumnos y profesorado al mundo agrario en todas sus facetas y niveles de complejidad.
  5. Relacionar el huerto escolar con los huertos de ocio de la localidad, facilitando la realización de actividades conjuntas con colectivos locales, jubilados, etc., conectando la actividad escolar con la realidad local y la vida cotidiana.

Organización y características del programa

El programa de Huertos Escolares se inicia en octubre con una convocatoria a los centros educativos de la provincia. Los centros interesados en participar deben inscribirse en la página web de la Diputación e incluir de forma obligatoria un proyecto de creación del huerto, que permite evaluar la solidez de la decisión. Los centros que ya se presentan por segundo año solo tienen que elaborar un pequeño informe de la situación y de los objetivos que se pretenden para el nuevo curso.

Tras la admisión, se mantiene una reunión inicial de información y recogida de necesidades materiales que se van a suministrar a cada centro. Esta reunión inicial es clave para el desarrollo del programa. En ella se produce el primer intercambio de información entre nuevos y “viejos” huertos, en el que la experiencia de estos anima y abre caminos a aquellos. En la reunión se da a conocer el huerto y el equipamiento desde el que se coordinan todas las actividades y al que tienen que ir a recoger las sucesivas entregas de utillaje, abono y material vivo.

Cuando se hace la primera entrega de material a los centros, consistente en herramientas básicas y abono, se hace también el primer reparto de plántulas y semillas de temporada otoño/invierno y se programa el asesoramiento y las visitas a los centros. En marzo se lleva a cabo la segunda entrega de plantas para primavera/verano y se convoca el encuentro final de curso.

La secuencia de tareas exige un ajuste temporal muy minucioso, que se lleva a cabo por personal de plantilla de la Diputación de Cádiz.

Encuentro: tenderetes y talleres

Una de las dificultades del programa es la evaluación y el instrumento tradicional de la redacción de memoria por parte de cada grupo pareció desde el inicio un sistema tedioso. Por ello se decidió diseñar una actividad acorde con la filosofía del proyecto, que sirviera más para enriquecerlo que para comprobar objetivos: el formato es un mercadillo en un espacio público al que se despoja su carácter comercial y se incorpora un espacio de debate. Así, en los primeros días del mes de junio de cada año elegimos una pequeña localidad rural que cuente con un espacio para albergar los 30 o 40 tenderetes que montan los grupos de escolares participantes con los que dan a conocer su producción hortelana y de actividad escolar. Para el encuentro se diseñan dos programas de actividades paralelas, uno para los alumnos y alumnas y otro, que incluye jornadas de debate didáctico, para profesores y profesoras. Finalmente tiene lugar una asamblea conjunta para el reparto de títulos de “propiedad compartida” del huerto, el reparto de algún recuerdo y la comida con una fiesta dedicada a las ensaladas y legumbres.

evento huertos escolares cadiz

Conclusiones

En estos años, el programa de Huertos Escolares se ha consolidado y ha generado un grupo de usuarios que va más allá de la simple pertenencia a un proyecto común, ya que se ha creado una red de intercambio de experiencias de enorme interés educativo. Han sido más de ciento cincuenta centros escolares los que de manera continuada o intermitente han participado en el programa, lo que supone una enorme diversidad de líneas metodológicas, desarrollos didácticos y tipologías de huerto, tan variados como las características de los grupos participantes.

Los objetivos originales se basaban fundamentalmente en aspectos ambientales, dando prioridad al uso del huerto para el tratamiento de contenidos de áreas relacionadas con las ciencias. Pero pronto nos dimos cuenta de la importancia que adquieren también las cuestiones sociales en estos espacios y hemos aprendido a valorar cuestiones como la calidad

alumnas de la escuela de olba, eruel

Huerto ecológico escolar de Olba, Teruel

Por Maria Niubó Caselles, Comisión huertos, Escuela de Olba. Finalista de la categoría primaria del premio nacional Huertos Educativos Ecológicos, 2013-2014.

Hace tres cursos llegamos a Olba con nuestras dos hijas. Casi desde entonces, mi marido y yo participamos en el huerto ecológico de la Escuela de las niñas, en la comisión creada para el huerto junto con otros padres. La escuela rural de Olba pertenece al CRA-Javalambre (Colegio Rural Agrupado) de la comarca Gúdar-Javalambre y comparte CRA con 6 pueblos más, en total, 28 menores de infantil y primaria.

Con los niños marcamos los primeros bancales y plantamos las primeras plantas. Labrando, regando o sembrando. En poco tiempo el huerto fue dando sus frutos y hemos logrado también cultivar el cariño de los niños y sobretodo de las maestras que tenían claro que era una herramienta básica en su día a día.

huerto ecológico escolar de olbaEn el huerto los más pequeños aprenden la diferencia entre una cebolla y un puerro, qué semillas plantar en primavera, qué flores atraen más a los insectos, cuántas semillas de tabaco hay en una flor, cómo calcular la superfície del huerto, el proceso de la fotosíntesis, aprenden geografía con las lombrices de “California”, a compartir y repartir, a entender las reglas de tres y tantas otras cosas integrándolas de forma natural y en una aula sin paredes al aire libre. Con el huerto escolar ecológico de Olba pretendemos que los niños aprendan de forma práctica, a cuidar su entorno y su alimentación, que crezcan sanos, libres y que tengan unas herramientas para crear su futuro, un futuro basado en unas empresas respetuosas, ecológicas, sostenibles y locales.

El huerto es un gran aprendizaje para ellos, en él se puede aprender la alquimia de la vida, todas las materias que forman el currículum de la escuela las vemos y aprendemos en el huerto. A parte de trabajar todas las materias curriculares en el huerto, los niños realizan todas las tareas necesarias en él con la ayuda de los padres que formamos la comisión de huerto.

Aquí en Olba queremos que los niños vivan la tierra y vean que todo puede salir de ella con unas maestras y unos padres implicados. Y como resaltó Clemente, miembro de la comisión del huerto, en un reportaje que nos hicieron en el Diario de Teruel, “es muy importante que los niños sepan cultivar, el valor que tiene la tierra. Tan importante es que conozcan los alumnos cómo utilizar la azada como el ratón del ordenador. Todo viene de la tierra. Siguiendo las enseñanzas del físico, educador y ecologista F. Capra”.

 

El huerto y el emprendimiento

El huerto está ligado a unos talleres de cocina y alimentación, en los que se elaboran platos que se consumen en la propia escuela, se venden en el mercadillo local, o se venden algunos excedentes en la tienda del pueblo. Queremos que los niños sean autosuficientes a partir de la tierra, teniendo en cuenta los recursos locales y cuidando la tierra sin maltratarla con productos que la perjudiquen.

A partir del trabajo en el huerto los niños han puesto en marcha una pequeña empresa llamada “Lusanai Olba” con la que gestionan sus gastos e ingresos para poder comprar semillas y plantas, ingredientes para los talleres de cocina, y sufragar sus gastos para viajes. El curso pasado fuimos un fin de semana a Amposta a compartir con el CEIP Consol Ferré y este año hemos realizado un viaje de inicio de curso compartiendo con tres escuelas de Navarra y Cantabria, además de visitar diferentes cuevas y un parque natural.

huerto ecológico escolar de olbaEn estos tres últimos cursos hemos conseguido poner en funcionamiento tres huertos que nos han cedido vecinos del pueblo, todos ellos colindantes a la escuela. El curso pasado inauguramos un gran invernadero que conseguimos gracias al Ayuntamiento de Olba, a la Asociación para el desarrollo de la comarca Gúdar-Javalambre, AGUJAMA y al esfuerzo de toda nuestra “Comunidad Educativa Marina”. Con este proyecto queremos abastecernos de planteles tanto nosotros como otras escuelas y personas del pueblo y todo el valle, además de poder ver todo el ciclo de algún cultivo, antes de terminar el curso escolar.

En uno de los huertos estamos construyendo un domo con cañas y pallets. El objetivo del domo es su utilización como aula de naturaleza, sitio para cuentos, relajación y desarrollo de la educación emocional.

En nuestros huertos también tenemos árboles frutales que vamos cuidando, aprendiendo a realizar la poda, a realizar injertos con personas entendidas del pueblo, recoger su fruta y aprender a conservarla.

Desde el curso 2013-2014 participamos también con AGUJAMA en el proyecto PON ARAGÓN EN TU MESA que es un proyecto de colaboración al amparo del programa LEADER, que incluye la actividad de los huertos escolares.

Ahora mismo, el huerto escolar es un orgullo para todos los integrantes de nuestra “Comunidad Educativa Marina”. Puesto que los niños están contentos y sienten suyo el huerto, las maestras desarrollan su trabajo con una pedagogía innovadora y los padres podemos colaborar, en la medida de nuestras posibilidades, de forma directa, en la educación de nuestros hijos. Ya que, no sólo estamos en el huerto sino que participamos en talleres de encuadernación, de relajación, en la biblioteca con la lectura, en carpintería, en el teatro… En nuestra trayectoria se da mucha importancia a la participación de padres y madres, ya en una de nuestras primeras reuniones de la “Comunidad Educativa Marina” expusimos cada família y maestras cómo queríamos que fuese nuestra escuela, y esto es lo que se dijo:

Érase una vez, un grupo de familias y maestras que se juntaron para soñar…
En los bajos de un colegio, de un pequeño pueblo,
mientras sus pequeñas y pequeños jugaban con las  piedras
de su pequeño patio,
dentro, en el aula se ideaban y exponían grandes sueños,
grandes ideas y gran compromiso de cambio y mejora para su recién creada,
comunidad educativa.

Queremos una escuela rural pública donde los niños sean escuchados y tenidos en cuenta. Donde se les transmita una serie de conocimientos pero además se les acompañe en el proceso evolutivo de crecer y formarse como personas. Queremos una escuela rural abierta, inclusiva, donde las personas y el entorno se mezclen, sin fronteras.

 

Más información:

Folleto huerto escolar ecológico de Olba Proyecto de innovación del Aula de Olba ; Corto “Pequeños, grandes agricultores” ; Crowfunding Casetas Herramientas

 

asociacion edau

Sembrando Oportunidades para personas con autismo

Por Fundación Triodos

La Asociación EDAU, especializada en ofrecer recursos a personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) en Antequera, Málaga, es la protagonista de la nueva campaña de crowdfunding para huertos educativos en la plataforma promovida por la Fundación Triodos y Vida Sana.

A decir verdad, los protagonistas serán los 6 jóvenes, todos ellos con TEA o alguna discapacidad intelectual que, gracias a la Asociación EDAU y a las donaciones que reciba su proyecto, disfrutarán del huerto ecológico donde ampliar las actividades que hasta ahora trabajan en un programa de jardinería. La información detallada sobre proyecto ya se encuentra publicada en la plataforma de crowdfunding a través de la cual podemos colaborar haciendo una donación desde 5 euros.

asociacion edau“No solo es una actividad educativa. Es la primera piedra para crear el derecho a desarrollar una ocupación en la vida adulta. El trabajo dignifica y ellos quieren y pueden”.

Así valoran los responsables la actividad en marcha y en la que trabajan estos 6 jóvenes de entre 18 y 24 años. Hasta ahora, estos usuarios se ocupaban del cuidado de las plantas de interior y exterior en la sede de la asociación, pero el objetivo es habilitar una zona de huerto en la que sembrar plantas de fácil recolección.

Tal y como EDAU describe en el apartado de Necesidades del proyecto, la finalidad de la financiación mínima solicitada (500 euros) es adquirir herramientas y equipamientos básicos para el trabajo en el huerto. Si la campaña llega a la cantidad óptima (2.000 euros), el espacio se mejorará, se completará con una valla, se comprará pequeña maquinaria y se contará con un profesional que se encargue de formar a los jóvenes en las tareas que tienen que realizar.

Puedes ayudarles a conseguirlo donando aquí

 

 

 

campañas de exito sobre huertos educativos

Once campañas de éxito sobre Huertos Educativos

Por Fundación Triodos

A finales de 2015 lanzamos con la Asociación Vida Sana el proyecto de huertoseducativos que incluye la primera plataforma de crowdfunding para colegios y entidades sociales que trabajan el huerto ecológico con fines educativos. Este año cerramos el curso escolar cosechando con éxito 11 campañas de crowdfunding para huertos educativos. En total, más de 18.000 euros conseguidos gracias a la participación de 756 donantes comprometidos con otro modelo de educación y alimentación, han hecho posible que estos proyectos saliesen adelante.

Resumimos a continuación las historias de los protagonistas:

  • La Escuela IDEO, un proyecto educativo de reciente creación en la zona de las Tablas de Madrid que apuesta por pedagogías activas para el desarrollo de las inteligencias múltiples, quería mejorar el equipamiento del huerto escolar que tenían, y destinar los fondos recaudados al Colectivo Basurama, con los que comenzaron a transformar y decorar el patio durante el curso pasado. Gracias a las aportaciones de 102 donantes consiguieron alcanzar su objetivo recaudando 3.000 €.
  • La Fundación MAP que trabaja con personas con discapacidad en Girona, necesitaba conseguir nuevas herramientas para los niños y un invernadero que les permitiese cultivar en invierno y preparar el plantel para las escuelas. Gracias a las aportaciones de 117 donantes superaron ampliamente su objetivo llegando a recaudar 2.275 €.
  • El CEIP Federico García Sanchiz, situado en Alzira, Valencia, quería construir un gallinero en el huerto escolar para fomentar la responsabilidad del alumnado en el cuidado de las aves de granja. Gracias a las aportaciones de 141 donantes consiguieron alcanzar su objetivo recaudando 2.626 €.
  • El Centro Educativo de Educación Especial – La Purísima para niños sordos de Zaragoza, necesitaba colocar una valla de seguridad para poder mejorar y ampliar la zona de trabajo de la terraza y huerto escolar. Gracias a las aportaciones de 49 donantes consiguieron superar con creces su objetivo recaudando 2.790 €.
  • La Escuela de Secundaria Tretzevents Waldorf-Steiner de La Floresta, de Barcelona, necesitaba proteger su huerto de los jabalís que constantemente visitan la zona y destruyen los cultivos. Gracias a las aportaciones de 12 donantes consiguieron recaudar 700 €.
  • El colegio Cooperativa Son Verí Nou en las Islas Baleares, necesitaba ajardinar el patio, las zonas comunes y accesos con plantas aromáticas autóctonas para hacer más presente la naturaleza en el centro. Gracias a las aportaciones de 47 donantes consiguieron superar su objetivo recaudando 1.000 €.
  • El Colegio Público Ciudad de Badajoz situado en el barrio madrileño de Aluche, quería hacer crecer su Ecohuerta y ampliarla para poder crear un bosque comestible, convirtiéndolo en un lugar de innovación pedagógica. Gracias a las aportaciones de 67 donantes consiguieron superar su objetivo recaudando 935 €.
  • La Universidad Rovira i Virgili, de Tarragona necesitaba apoyo para realizar mejoras en los huertos sociales que tienen dentro de la universidad, en los cuales fomentan una educación basada en valores sociales y ambientales. Gracias a las aportaciones de 90 donantes consiguieron superar su objetivo recaudando 1.835 €.
  • El Centro Ocupacional APADEMA de Madrid, necesitaba fondos para poner en marcha un Huerto Ecológico, fomentando una alimentación saludable y desarrollando capacidades para la inserción laboral. Gracias a las aportaciones de 33 donantes consiguieron superar ampliamente su objetivo recaudando 1.045 €.
  • El I.E.S. Joaquín Romero Murube de Sevilla, quería continuar con su huerto como herramienta educativa y de apertura del centro al entorno del Polígono Sur, para favorecer la integración social. Gracias a las aportaciones de 56 donantes consiguieron superar su objetivo recaudando 905 €.
  • La escuela Els Raiers de la Pobla de Segur en Lérida, quería hacer dos espirales de plantas aromáticas y medicinales, siguiendo el modelo práctico que ofrece la permacultura. Gracias a las aportaciones de 41 donantes consiguieron superar su objetivo recaudando 974 €.huertos educativos ecológicos

Todos los proyectos que se han llevado a cabo son un ejemplo de esfuerzo e ilusión que han conseguido movilizar y sensibilizar a sus comunidades contribuyendo a que otro tipo de educación y alimentación es posible. Desde la Fundación Triodos queremos felicitaros de nuevo por el esfuerzo realizado y por la generosidad demostrada por los donantes.

Podéis encontrar información completa de cada uno de los proyectos en el siguiente enlace.

Os recordamos que a través de la web de crowdfunding para huertos educativos podéis colaborar con los nuevos proyectos que van a necesitar apoyo, o presentar vuestra propia iniciativa para crear o mejorar un huerto educativo.

sistemas de riego

Mantener el huerto en verano

Por Fundación Triodos

Mantener el huerto en verano se puede volver una tarea compleja con las altas temperaturas y más aún si nos vamos de vacaciones. Lo más cómodo suele ser utilizar un sistema de riego automatizado como son las goteras conectadas a un tubo principal, que permiten que cada planta reciba exactamente la cantidad de agua que necesita. No obstante, como esta opción no siempre es posible, queremos compartir algunos consejos caseros de riego automático fáciles de implementar y económicos y así marcharnos tranquilos de vacaciones.

-Riego por goteo con una botella: necesitarás reciclar varias botellas de plástico, tantas como macetas tengas. Haremos una pequeña perforación en el tapón (es recomendable poner unos guijarros en la boca de la botella para que el agua no salga de golpe y una tela de algodón). Se coloca la botella boca abajo enterrada en la tierra, el agua irá saliendo lentamente y las raíces de la planta o cultivo irán a buscarla. Con este sistema no hay peligro de encharcamiento, ni de que el cultivo se quede sin agua. No obstante, si la ausencia va a ser larga se recomienda poner botellas más grandes para asegurar el riego por goteo.

-Conos de plástico o de cerámica: Este sistema es similar al riego por goteo pero en lugar de utilizar una botella de plástico emplearemos un cono de plástico o de cerámica. Se introduce el cono en la tierra por el lado en punta hacia abajo y se coloca una botella pinchada para que entre el aire. Los distintos tipos de rosca que venden con estos conos permiten que se adapten a la mayoría de botellas de plástico. Según el tipo de planta irá demandando más o menos humedad y el cono irá dejando salir el agua de la botella.

-Cono de cerámica con cable al agua: Se trata de una variante del sistema de riego por goteo, su funcionamiento es similar pero en este caso lo que varía es la alimentación del agua al cono. El suministro de agua se realiza a través de un tubo muy fino gracias al efecto de capilaridad. La ventaja de este sistema es que se puede disponer de un depósito mayor y no necesita depender de roscas para adaptarlas a la botella.

-Cubo y cordel de algodón: Consiste en enterrar un extremo del cordel de algodón en la tierra mientras que el otro extremo se introduce en el cubo/jarrón lleno de agua. Es recomendable que el cubo esté ligeramente más alto que las macetas o la mesa de cultivo para permitir mejor la circulación del agua. Esta opción permite disponer de más litros de agua, lo cual favorece si las estancias van a ser más largas.

-Agua gelificada o en gel: Se trata de un gel de composición acuosa presentado en bolsas o cajas de plástico que permite que la planta pueda ir succionando el agua, según lo necesite, pudiendo llegar a durar hasta un mes, según el tipo de planta. Esta acción requiere hacer un pequeño orificio en la tierra para enterrar el tubo, permitiendo que una pequeña porción quede en la superficie. Después se vacía dentro del tubo el agua en gel y se tapa para evitar contaminaciones. El sistema funciona mejor si además se utiliza un sustrato llamado hidrocontrol que cuenta con polímeros que ayudan a que el sustrato conserve la humedad.

Esperamos que os sea útil y que podáis mantener vuestro huerto durante el periodo vacacional. Si tenéis un huerto escolar siempre es una buena solución que algún grupo de personas echen un vistazo regularmente para asegurarse que todo está funcionando correctamente.

huertos de soria

Huertos terapéuticos para mejorar la salud mental

Por Roberto Ortega, responsable de comunicación de Huertos de Soria.

¿Puede la actividad en un huerto ayudar a mejorar la salud de las personas con enfermedad mental? La respuesta es sí. Las enfermedades mentales nos pueden afectar a cualquiera de nosotros en algún momento de nuestras vidas, desde una depresión, tan habituales en nuestra sociedad, hasta cuestiones más graves.

Huertos de Soria, es una empresa social con sede en Soria,  que cultiva y comercializa verduras y hortalizas con certificación ecológica con el principal objetivo de dar acceso al empleo a personas en  riesgo de exclusión del mercado laboral. Otros objetivos son el  fomentar el desarrollo del medio rural y crear conciencia sobre la importancia de los hábitos de consumo saludable.

Desde su nacimiento, Huertos de Soria, ha trabajado con enfermos mentales, a los que ha proporcionado empleo tanto en su tienda como en su centro de producción.

Los resultados han sido espectaculares, tal y como nos han contado los propios enfermos. Las tareas repetitivas que son necesarias para trabajar en una finca, unidas al propio esfuerzo físico, ayudan significativamente a estos enfermos. Están más tranquilos, duermen mejor por el simple hecho de llegar a casa cansados, pueden en muchos casos rebajar la medicación que están tomando y además, mientras trabajan con nosotros no registran episodios de hospitalización.

Collage

Esto es lo que nos hace estar más orgullosos de Huertos de Soria, dar una oportunidad laboral a estas personas en riesgo de exclusión, a las que no solo se les ayuda a ganarse la vida, sino que el trabajo en el huerto mejora sustancialmente su salud.

Huertos de Soria tiene también otra vertiente que podríamos llamar también ‘terapéutica’, aunque en este caso para la provincia de Soria, una de las más despobladas de España. Esta terapia está relacionada con la fijación de la población gracias a una red de agricultores asociados que producen bajo el paraguas de nuestra marca. En la provincia de Soria, con una población que ronda los 90.000 habitantes, colaborar en el mantenimiento de la población, en la recuperación de tierras de labor y en el desarrollo rural, es una labor muy importante.

Todo esto es posible gracias a la comercialización de productos ecológicos, que se venden a través de un grupo de consumo, de una tienda física en Soria capital y también a través de una tienda online con distribución en toda España.