Entradas

Conectar con la naturaleza, un buen plan como campamento de verano

Por Mónica Pérez-Solero, Fundadora de NewPa Inmersiones Inglés.

En abril Google nos recordaba el Día Internacional de la Tierra mediante una animación de Jane Goodall. Curiosamente en una época donde vivimos bombardeados por la información, que debería servirnos para ser más conscientes sobre el cuidado del medio ambiente, lo que como mucho hace la mayoría de la gente, es reciclar en sus casas y colgar algo en redes de vez en cuando.

Para nosotros ésta era una realidad no tan lejana. Sin embargo, llevábamos mucho tiempo con la idea en la cabeza de que había que hacer mucho más. Y sabíamos que tenía que estar orientado hacia las nuevas generaciones, impulsoras del cambio. De ahí nace NewPa, de la búsqueda de Nuevos Caminos (New Paths) para transmitir esta necesidad de reconectar con el mundo de una forma más sana, con más cabeza, sin dejar atrás el corazón y, sobre todo, con más conciencia.

Viniendo desde el mundo de la educación, en concreto desde la enseñanza del inglés como segunda lengua, fue sencillo visualizar el idioma como un elemento de aprendizaje transversal para alcanzar nuestros objetivos. Por eso centramos nuestras inmersiones en la educación en valores y la concienciación ambiental, combinándolos en uno para transmitir a los pequeños lo que llamamos “Econciencia”.

Siendo conscientes de la distancia cada vez más presente entre los niños y la naturaleza, nos vimos movidos y atraídos hacia un proyecto que pudiera reconectarles con el medio natural. Es por ello que nuestras Jornadas de Acampada y Campamentos se desarrollan en un entorno inigualable en la infinita Cantabria, con un planteamiento  móvil y transportable.

Con este mismo enfoque abordaremos también próximos proyectos en terrenos rurales en Inglaterra.

Son abundantes los estudios que nos dan a conocer los múltiples beneficios de la exposición de los niños a la naturaleza y nos gustaría mencionar algunos de ellos:

  • Apoya múltiples aspectos del desarrollo (cognitivo, motor…)
  • Estimula la creatividad y resolución de problemas
  • Mejora la capacidad cognitiva y el rendimiento académico
  • Reduce los síntomas del Trastorno de Déficit de Atención (TDA)
  • Aumenta la actividad física
  • Mejora la nutrición, la visión y las relaciones sociales
  • Favorece la autodisciplina
  • Reduce el estrés

Durante nuestras experiencias de inmersión, conectaremos de nuevo con la naturaleza en un entorno excepcional donde trabajaremos para desarrollar la autonomía personal y sacaremos partido a todos esos beneficios que hemos mencionado. Para ello disfrutaremos de aprender a cuidar del huerto y las gallinas, seremos Masterchefs responsables, haremos la compra en el NewPa supermarket, montaremos las tiendas donde dormiremos y haremos muchísimas actividades (Forest Survivor, Acrobatics, Musical Exprience, etc.) y talleres (Soap making, Woodwork, Sewing, Recycling arts, etc.).

Muchas familias nos preguntan si realmente es posible para niños con distinto nivel de inglés sacar el máximo partido de este tipo de experiencias. Para los que tengan sus dudas pueden leer nuestra entrada en el blog Mi hijo no sabe mucho inglés, ¿no se enterará en el campamento? ¿lo pasará mal? A nosotros no nos cabe ninguna duda de ello.

El proyecto NewPa ha reunido un precioso equipo multidisciplinario con gran experiencia con niños, responsable y dedicado.

¡Vienen cargados de ganas para plantar la semilla de la “Econciencia” en los corazones de los más pequeños!

¿Por qué sembrar tus propios alimentos puede beneficiar al medio ambiente?

Por Edith Gómez, editora en Gananci, portal online que tiene como objetivo ayudar a jóvenes emprendedores a iniciar un negocio o a buscar un empleo.

Comprar alimentos cultivados localmente en el mercado de agricultores o en el supermercado local, es una buena manera de minimizar el impacto ambiental. Pero, además, cultivar tus propios alimentos te permite dar un paso más.

La manera más fácil de pensar en porqué cultivar tus propios alimentos y cómo reduces tu huella de carbono beneficiando al planeta, es imaginando la producción y la distribución de alimentos en términos de un recipiente vacío. Cuanto más lleno esté el recipiente, mayor será su impacto medioambiental y habrá más componentes implicados en la producción y el transporte de estos alimentos.

Combustibles fósiles y productos frescos

Cuando se tiene en cuenta el coste energético normal para transportar los alimentos a las tiendas locales, se estima que se recorre una distancia promedio de 2.414 kilómetros antes de que se consuma la comida.

Este transporte, a gran escala y a larga distancia, depende en gran medida de la quema de combustibles fósiles. De hecho, se estima que actualmente ponemos cerca de 10 kilocalorías de energía de combustibles fósiles en nuestro sistema de alimentos, por cada kilocaloría que obtenemos como alimento. ¿Por qué esto no es saludable?

De los muchos riesgos para salud pública y el medio ambiente asociados con la quema de combustibles fósiles, el más grave, en términos de consecuencias potencialmente irreversibles, es un fenómeno con el que todos nos hemos familiarizado, el cambio climático.

Plaguicidas y fertilizantes

Otro factor que hay que tener en cuenta es el uso de pesticidas y fertilizantes sintéticos en cultivos convencionales. En Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) aprobó el uso de pesticidas que aún no se habían estudiado de manera exhaustiva, y desafortunadamente, se relacionaron con el cáncer y otras enfermedades después.

Ahora se considera que el 60% de todos los herbicidas, el 90% de todos los fungicidas y el 30% de todos los insecticidas son carcinogénicos. Para que puedas hacerte una mejor idea del uso de estos químicos fíjate en esto: tan solo en Estados Unidos se utilizan más de 1.000 millones de toneladas al año.

Este es el 22% de los 5,9 millones de euros ende pesticidas que se usan en todo el mundo. ¿Qué quiere decir esto? Que, si tú mismo cultivas tu comida, puedes intervenir en la calidad de los alimentos que forman parte de tu dieta.

Los monocultivos

Los monocultivos, por ser un sistema de producción agrícola que emplea toda la tierra disponible al cultivo de una sola especie, reduce la biodiversidad y tiene mayor dependencia de pesticidas y fertilizantes comerciales.

Esta metodología conlleva unas prácticas agrícolas muy mecanizadas, incorpora semillas genéticamente modificadas y da como resultado la pérdida de nutrientes del suelo. Por lo tanto, cultivar tu propia comida permite evitar todas las repercusiones negativas que acompañan a los monocultivos, a la vez que proteges tu salud y la del medio ambiente.

Otros beneficios

Plantar, escardar, regar y cuidar de tus plantas te anima a salir de tu zona de confort y te proporcionará un entrenamiento significativo. Si tienes niños, incentívales a ayudarte. De esta manera valorarán más lo que se llevan a la boca, aprenderán a comer bien y sobre todo a cuidar el entorno que les rodea.

¿Qué opinas? ¿Te animas a cultivar tus propios alimentos? ¡Yo creo que sí!