Entradas

Plantas aromáticas

Plantas aromáticas para mantener el huerto

Por Fundación Triodos

Las plantas aromáticas no sólo desprenden de sus hojas y flores aromas que pueden ayudar a controlar los insectos de forma ecológica, sino que además, si se plantan de manera estratégica, nos pueden servir para ayudar a aprevenir enfermedades y tener un control biológico del huerto. Este tipo de plantas suelen ser fáciles de cultivar y no suelen ser muy exigentes en cuanto al riego.

A continuación mostramos algunas variedades de plantas que ayudarán a combatir plagas dejando un aroma intenso en vuestro huerto ecológico y aportando además toques de color:

albahaca berenjenas Borraja

 

 

 

 

 

Albahaca: Planta herbácea muy olorosa que atrae polinizadores como las abejas, potenciando su crecimiento. A su vez, repele la mosca blanca de los tomates y pimientos, ahuyenta mosquitos.

Berenjena: Es una planta de fruto comestible, generalmente anual  que ahuyenta el escarabajo de la patata.

Borraja: Ayuda contra el ataque del gusano del tomate. Esta planta se cultiva con bastante facilidad y por regla general en el mes de abril en el hemisferio norte, siendo recolectada tras las primeras lluvias otoñales.

caléndula cebollas hierbabuena

 

 

 

 

 

Caléndula: Son hierbas de poca altura que ahuyentan el escarabajo del espárrago.

Cebollas y cebollinos: Planta herbácea bienal muy útil para proteger el suelo de plagas y enfermedades.  Además estimula el crecimiento de las zanahorias y las rosas.

Hierbabuena: Es una hierba aromática muy empleada en gastronomía y perfumería por su aroma. Si se siembra entre tomateras mantiene alejados a los pulgones y atrae a insectos beneficiosos. También se utiliza como ahuyentador de ratones.

jazmin lavanda manzanilla

 

 

 

 

 

Jazmín: Es una planta eficaz contra los mosquitos. Hay que tener en cuenta que en general soportan mal las heladas.

Lavanda: Esta planta ahuyenta a las polillas, moscas y mosquitos. Las flores se utilizan como hormiguicida. Además, la lavanda es también una planta medicinal que se caracteriza por sus propiedades calmantes, siendo su aceite esencial muy beneficioso para la salud.

Manzanilla: Esta planta atrae a las abejas y se usa como repelente de hongos y pulgones y tiene buena reputación como médico de otras plantas.

menta orégano ortiga

 

 

 

 

 

Menta: Se incluye entre las hierbas aromáticas de mayor difusión y es apreciada por su aroma refrescante, que ayuda contra las plagas de hormigas, pulgones, insectos dañinos y roedores. Se asocia bien con el tomate y las lechugas.

Orégano: Las hojas de esta planta normalmente se utilizan como condimento tanto secas como frescas, aunque secas poseen mucho más sabor y aroma. Plantado en el huerto ayuda a repeler hormigas y moscas.

Ortiga: Esta planta ayuda a repeler pulgones y los hongos en las planta cultivadas cerca de esta.

perejil romero tomillo

 

 

 

 

 

Perejil: Es una de las plantas aromáticas más populares de la gastronomía mundial y favorece el crecimiento de espárragos, tomates y maíz y se suele encontrar naturalizado en huertos.

Romero: Esta planta desprende una fuerte fragancia debido a la presencia de aceites esenciales en sus hojas y flores, y este fuerte olor es excelente para repeler las pulgas. Además estimula el crecimiento de las zanahorias, coles y judías.

Tomillo: Esta planta ahuyenta la mosca que ataca el repollo y atrae abejas y abejorros que ayudan a controlar plagas de insectos. Favorece además el crecimiento de coles, patatas y tomates. El tomillo es además una hierba aromática muy habitual en la cocina mediterránea.

Aparte de las plantas aquí mencionadas hay muchas otras que pueden ayudar contra las plagas y enfermedades del huerto de forma natural y a las que además podréis dar otras utilidades. Antes de seleccionar el tipo de planta aromática que se quiere plantar es recomendable tener en cuenta las características específicas de cada una, para ayudarlas a desarrollar plenamente sus funciones.

 

 

Plantas aromáticas

Soluciones ecológicas para proteger los cultivos

Por Fundación Triodos.

Uno de los problemas que nos podemos encontrar en el huerto ecológico son las posibles plagas o enfermedades que afectan a las hortalizas. Mantener un correcto equilibrio ecológico será fundamental para el buen funcionamiento del huerto, de forma que no solo se evite la aparición de plagas sino también frenar su propagación.

Las plantas aromáticas ofrecen muchas soluciones a las posibles plagas que puedan producirse en el huerto. Algunas de ellas actúan como repelentes para los insectos y frenarán en un buen porcentaje el aumento de cualquier tipo de plaga de una forma ecológica, como romero, lavanda, tomillo, menta, salvia y albahaca. Otras atraerán insectos beneficiosos que se encargarán de devorar a aquellos causantes de plagas: eneldo, borraja, hinojo o mejorana.

Proyecto de plantas aromáticas del colegio Maristas de Girona.

Proyecto de plantas aromáticas de los alumnos de ESO del Colegio Prínceps de Girona.

En el colegio Maristas de Girona han utilizado las plantas aromáticas para realizar un proyecto concreto con los alumnos de primero de ESO, donde se trabajan sus usos, propiedades y las 10 principales aplicaciones con la ayuda de pequeños instrumentos como por ejemplo el alambique. Han plantado en los márgenes del huerto diferentes tipos de plantas medicinales, que también son utilizadas por los más pequeños para entender las relaciones entre los diferentes elementos de la naturaleza y los seres vivos e, incluso, para elaborar pequeñas recetas como Requesón con plantas aromáticas.

El aceite de Neem es otro tratamiento ecológico que nos puede ser útil para nuestro huerto. Como insecticida, el aceite de Neem es un producto totalmente natural, sin riesgos para la planta o la persona que lo emplee, que interrumpe el desarrollo de los huevos y larvas. Al ser biodegradable si se aplica en el suelo actuará dentro de la planta, siendo mucho más eficaz en climas cálidos.

El agua jabonosa, es decir, agua en la que se ha disuelto detergente, es también eficaz contra pulgones si pulverizamos con ella. El Ceip Vicenta Ruso utilizó esta solución, entre otras, para proteger a los cultivos de los pulgones y fueron los propios alumnos los que pulverizaron las plantas con una solución preparada con jabón potásico.

Además en este centro también usaron ceniza y cerveza para proteger a las plantas de caracoles y babosas. Estos moluscos herbívoros pueden afectar a las hojas y a los frutos de casi todas las plantas, sobre todo a los de hojas tiernas: acelgas, albahaca, espinacas, lechuga…y convertirse en plaga si no se controlan. Con la ceniza aplicada sobre la tierra se pueden crear barreras alrededor del huerto o de las hortalizas que queramos proteger y la cerveza debemos usarla colocándola en un cuenco o vaso pequeño que deberemos ubicar en sitios oscuros y húmedos del huerto. Tanto los caracoles como las babosas se ven atraídos por la cerveza y, cuando llegan al vaso, resbalan por sus paredes y caen dentro sin poder salir.

Las infusiones de ortiga es otra solución que han usado muchos de los centros premiados en el Premio Nacional Huertos Escolares Ecológicos, como el colegio Huerta Santa Ana, o el colegio Maristas de Girona, cuyos alumnos aprovecharon este taller de preparación de la infusión para trabajar contenidos de muy diversas áreas como matemáticas, educación física y conocimiento del medio natural, social y cultural, entre otros. Estas infusiones son eficaces contra los pulgones, ácaros y algunos hongos. Para realizar la infusión se deja macerar alrededor de un kilo de ortigas en unos 5 litros de agua durante unos 20 días y después se incorpora a la planta. El preparado se debe remover diariamente.

Con todas estas claves, ¿te atreves ahora a luchar contra las plagas? ¿Conoces alguna otra receta ecológica para contribuir con ella a este post?

Colegio Huerta Santa Ana

Alumnos del colegio Huerta Santa Ana