Entradas

Un premio que ha dado mucha vida

Por Lourdes Abellán, coordinadora de actividades medioambientales del EEI de Verducedo, Moaña (Pontevedra). Ganador del 1er premio de infantil del concurso nacional Huertos Educativos Ecológicos 2017.

El día 17 de noviembre del año pasado viajamos a Madrid, acompañados de varias familias, a la jornada “Huertos que transforman” para recoger el primer premio en nuestra categoría del concurso nacional de Huertos Educativos Ecológicos. Fue un día inolvidable para todos nosotros.

Este maravilloso galardón, además del reconocimiento y de la dotación económica, nos trajo sorpresas de colaboración inesperadas. Durante la jornada pudimos conocer a otros maestros inquietos, curiosos, solidarios… de esos que luchan día a día por hacer una educación más viva, experiencial y respetuosa con el medio ambiente.

Cuando finalizó la entrega de los premios surgió el primer chispazo de un proyecto increíble. Chus, Julia y Berta, profesoras del IES Aguas Vivas de Guadalajara, habían barajado la posibilidad de ofrecer su ayuda después de los terribles incendios que asolaron Galicia y Portugal en octubre de 2017. Nuestro encuentro fue la clave para gestar un proyecto común basado en la reforestación de las zonas quemadas de Moaña. Después de charlar un rato con ellas, enseguida surgió la propuesta: “¿qué os parece si vamos a repoblar con vosotros?”

A partir de esa fecha comenzaron los contactos y los preparativos para recibirlos en Verducedo. También empezamos a compartir información y tutoriales.

Finalmente, la última semana de junio, los recibimos en Moaña y juntos realizamos múltiples tareas en común:

  • Limpiar la playa de la Junquera.
  • Marcar y señalizar el arbolado del Mirador da Fraga.
  • Con el lema “Eu tamén reforesto” (Yo también reforesto) plantamos 180 robles y castaños, que nosotros recogimos e hicimos germinar, en un espacio forestal que nos tiene reservado la Comunidad de Montes de Moaña
  • Y muchas otras actividades compartidas.

No deja de ser increíble para nosotros esta conjunción de los extremos educativos: Infantil, Secundaria, Bachiller…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otro de los momentos estupendos que vivimos en nuestro viaje a Madrid fue conocer a Miriam y otras profesoras del CEIP San Blas de Salamanca, ganadoras del accésit del premio en la categoría de Primaria. Nos pidieron que les mandásemos bellotas desde Moaña. Así lo hicimos, y ellos realizaron la plantación de una forma maravillosa: organizaron una actividad de concienciación sobre los fuegos en Galicia, y en concreto en Moaña, con el lema “San Blas pinta Moaña de verde”.

Invitaron a un equipo de la “Oficina Verde de Salamanca” y a un bombero. Después se juntaron con los alumnos del Centro de Educación Especial Aspace de Salamanca, y todos plantaron las bellotas con idea de enviarlas convertidas en pequeños árboles a nuestra escuela para que pudiéramos trasplantarlas en los montes de nuestra localidad.

Muchísimas, muchísimas gracias amigos del CEIP San Blas, por esta idea fantástica y entrañable. Nosotros estamos muy orgullosos de haber participado en este proyecto tan chulo.

La convocatoria para presentarse a la 5ª edición del premio nacional Huertos Educativos está abierta hasta el próximo 15 de julio.

Más información.

Cooperativa Sol de Riu

Una cooperativa de producción ecológica en torno al Huerto Escolar

Por Carlos Salvado, coordinador del proyecto del huerto del IES Sol de Riu de Tarragona, ganador del primer premio en la categoría de Secundaria de la 4ª edición del Premio Nacional de Huertos Educativos Ecológicos.

El Instituto Sòl de Riu es un centro de enseñanza secundaria de titularidad pública dependiente del Departamento de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña. Nuestro centro se encuentra en Alcanar, municipio situado en el extremo más meridional de Cataluña en la comarca del Montsià, formando parte de las Terres de l’Ebre. Por esta ubicación estratégica en el cruce con las Terres del Sènia, por sus instalaciones y por el equipo de profesionales que desde hace veinte años ofrecen sus servicios, el Instituto Sòl de Riu se ha consolidado como un referente de la enseñanza de ESO, Ciclos Formativos y Bachillerato tanto en las comarcas del sur de Cataluña como de las vecinas del norte de la Comunidad Valenciana.

El Instituto Sòl de Riu tiene como propósito transformarse en un agente educativo y cultural de primer orden a nivel local, reforzando relaciones, colaboraciones y estableciendo acuerdos específicos con otras entidades educativas y culturales de Alcanar. Por lo tanto, nuestro centro promocionará y facilitará la participación del alumnado en actividades culturales y educativas siempre que sea posible.

Por este motivo se promueven acciones de colaboración con el tejido económico y empresarial, tanto a nivel local como comarcal. También se impulsan iniciativas de participación en ferias sectoriales y de promoción educativa, así como la realización de actividades extraescolares que conllevan la visita a empresas y centros de producción y servicio en todo el país.

Nuestro proyecto GreenTeam está liderado por alumnos de Educación Secundaria Obligatoria, concretamente alumnos de cuarto de ESO que han interactuado con toda la comunidad educativa y entorno social y económico de la zona.

Directamente participan diez profesores que imparten docencia con el grupo de alumnos de 4º de ESO y los acompañan en el desarrollo integral del proyecto. A su vez, el resto de profesorado del centro apoyado desde el equipo directivo participa de forma directa e indirecta en las actividades desarrolladas por el GreenTeam.

La metodología utilizada para el desarrollo del proyecto se realiza mediante adaptación curricular en cada una de las materias cursadas en el último curso de la ESO. En esta adaptación entra en colaboración activa el Departamento de Orientación que se encarga de que esta adaptación curricular se realice atendiendo a la diversidad del alumnado. La idea base se fundamenta en la creación de una Cooperativa de producción Ecológica que regentan los propios alumnos y alumnas.

Instalaciones del proyecto

En este apartado pasaremos a describir las instalaciones utilizadas para el desarrollo del proyecto GreenTeam teniendo en cuenta que todas ellas se encuentran ubicadas en el propio centro:

  • Aulas ordinarias: son el espacio de trabajo donde los alumnos y alumnas realizan las partes escritas (revisión de documentos y cuentas, realización de actividades docentes, etc.) y donde se imparten los contenidos teóricos.
  • Aula informática: el ordenador y sus diversas aplicaciones son necesarias para que los alumnos se desenvuelvan y realicen actividades relacionadas con su proyecto en un entorno de nuevas tecnologías de la información y comunicación. Al mismo tiempo es un punto de comunicación y divulgación de su proyecto.
  • Laboratorio: es el lugar donde los alumnos pueden realizar el seguimiento y observación del control de plagas y enfermedades de los cultivos y, al mismo tiempo, elaborar algunos productos fitosanitarios y analizar el suelo y los fertilizantes ecológicos utilizados (restos de poda y compostaje).
  • Aula taller: espacio donde los estudiantes realizan las actividades tecnológicas de carácter práctico y que posteriormente podrán aplicar y utilizar (elaborar aperos para eliminación mecánica de malas hierbas, carritos porta plantas, etc.).
  • Huerto escolar: con una superficie de unos 300 m2 el centro dispone de un terreno dedicado a la producción de plantas hortícolas y de otro espacio de unos 50 m2 para la producción de plantas ornamentales. Toda esta producción se realiza mediante protocolos de agricultura ecológica.

Finalmente, los beneficios económicos y excedentes de producción obtenidos por este proyecto se distribuyen de la siguiente forma:

  • Excedentes de producción: son donados a organizaciones locales (La Onada, Cruz Roja).
  • Beneficios económicos: después de cuadrar el balance de gastos e ingresos el excedente económico se destina a el viaje de fin de curso para los alumnos de cuarto de ESO.

 

5º convocatoria del premio Huertos Educativos Ecológicos

Por Fundación Triodos.

Desde la Fundación Triodos y en colaboración con la Asociación Vida Sana, por quinto año consecutivo, queremos premiar el esfuerzo y la dedicación de los centros educativos y asociaciones que han trabajado en un proyecto de huerto ecológico durante este último año.

Animamos a todos los lectores y seguidores de este blog a presentar sus proyectos a esta quinta edición, que pretende dar visibilidad y reconocimiento a iniciativas de todo el territorio nacional en el ámbito de la agricultura social a través de huertos educativos ecológicos.

Queremos que el premio sirva para reconocer el éxito de cada proyecto, para valorar el esfuerzo de los promotores y para dar visibilidad a iniciativas ejemplares con la intención de que puedan servir de inspiración a todos los centros que estén diseñando su proyecto de huerto ecológico.

¿En qué consiste el premio?

El objetivo de premio, en el que ya han participado más de 500 centros educativos y sociales de todo el país en ediciones anteriores, es aflorar proyectos que actualmente se están llevando a cabo para continuar potenciando el huerto ecológico como herramienta educativa que favorece un aprendizaje global y fomenta los valores del respeto por el medio ambiente, la producción sostenible de hortalizas, así como una alimentación sana.

Se establecen cuatro categorías:

  1. Educación Infantil (sólo centros que trabajen con alumnos hasta los 6 años)
  2. Educación Primaria (centros que trabajan conjuntamente con alumnos de infantil y primaria y, si es el caso, secundaria)
  3. Educación Secundaria (centros que trabajen con niños a partir de 12 años)
  4. Agricultura Social (proyectos y experiencias que fomenten la regeneración social a través de la agricultura ecológica), incluidos los centros de educación especial para adultos y los de educación secundaria no obligatoria (Bachillerato y Ciclos Formativos

¿Cómo se puede participar?

Para solicitar la participación en el premio deberá:

  1. Rellenar el formulario de inscripción en la web mamaterra.info.
  2. Adjuntar la memoria del proyecto con los anexos correspondientes en un único documento. El tamaño máximo aceptado de la memoria es de 10Mb.
  3. Plazo de presentación de proyectos: del 01/06/2018 al 15/07/2018.

¿Qué aporta a los premiados?

Para cada una de las categorías hay un Primer Premio de 1.000 € y un accésit con material para el huerto ecológico. Además, se elegirán siete finalistas por cada categoría a los que se les entregará un diploma acreditativo.

Si queréis conocer más detalles del premio podéis consultar las Bases y el Funcionamiento del jurado.

Con un simple guisante…

Por el Aula de Olba del CRA Javalambre, ganador del 1er premio en la categoría de Primaria de la 4ª edición del Premio Nacional de Huertos Educativos Ecológico.

Os contamos cómo fue la siembra de guisantes en nuestro centro el curso pasado y todo lo que trabajamos a raíz de ello, así como el aprendizaje que supuso. Es un ejemplo para que se entienda el enfoque global de las actividades del centro:

Sembramos en hileras diferentes tres tipos de semillas, una de rastreros y dos de enramar. Dos de ellas eran de propia cosecha (rastrero y Lincoln) y otra semilla era procedente de Galicia (Redondela). Aquí trabajamos las diferentes comunidades autónomas y sus provincias. Con esto también valoramos la ayuda que recibimos de otras partes del mundo (trabajo del ámbito natural y social).

Tardaron más de lo previsto en germinar por lo que decidimos cantarles (trabajo del ámbito artístico y plástico).

Cuando nacieron, comenzamos a darles seguimiento semanal para ver el crecimiento (trabajo del ámbito matemático).

Aprovechamos las ramas de la poda de los árboles del huerto para enramarlos (trabajo del ámbito natural y social).

Cuando dejaron de crecer dimos por acabado el seguimiento y llegamos a la conclusión de que habíamos cometido un error importante en la investigación, porque no habíamos medido siempre las mismas plantas (trabajo del ámbito matemático).

Realizamos la cosecha por grupos separando los distintos tipos de guisantes y planteamos un juego: al recoger 100 vainas nos premiamos con unos minutos saltando en la cama elástica que tenemos en el centro (trabajo del ámbito matemático y psicomotor).

Inspirados por la cosecha, cada niño inventó una historia en la que se convertía en un guisante y expresaba como se sentía durante el proceso (trabajo del ámbito de lenguaje y artístico).

Una vez recogidos los guisantes pesamos por separado cada clase para calcular la producción obtenida. Separamos un kilo de cada tipo, los desgranamos, estimamos qué parte se aprovechaba y lo comprobamos pesándolo de nuevo. La parte que no era aprovechable para cocinar la compostamos (trabajo del ámbito matemático y social y natural).

Los guisantes desgranados los utilizamos en el taller de cocina que mensualmente hacemos con las familias, utilizando recetas específicas (trabajo del ámbito lingüístico).

Hicimos empanada de guisantes que vendimos en el mercadillo dominguero del mes de mayo, y los beneficios obtenidos pasaron a incrementar la economía de la microempresa “Lusanai-Olba”, y actualizamos el cuaderno de contabilidad (trabajo del ámbito matemático).

Con el resto de la cosecha elaboramos paquetes de un kilo y los vendimos a familias del Valle (trabajo del ámbito matemático).

Además, todo esto que os hemos contado lo hemos ido plasmado en el blog del huerto (trabajo del ámbito lingüístico).

Con los beneficios de los guisantes y del resto de los productos del huerto hemos costeamos el viaje de inicio de curso 2017-2018 (trabajo del ámbito «que gustito da esto…»).

¿Os animáis a plantar guisantes?

La fiesta de los huertos educativos y la agricultura social

Por Ricardo Colmenares, director de la Fundación Triodos.

La Casa Encendida, en Madrid, ha sido este año el marco para encontrarse, celebrar y premiar las mejores iniciativas en agricultura social y escolar de toda España. Por cuarto año consecutivo, la Asociación Vida Sana y la Fundación Triodos han entregado las dotaciones económicas y los trofeos a cada uno de los proyectos galardonados, dos por categoría: Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria y Agricultura Social.

La jornada de este año, “Huertos que transforman”, se puso en valor el papel de los huertos que, además de acercarnos a los procesos de la naturaleza, nos ayudan a desarrollar una nueva mirada al mundo. Una mirada creativa, realista y humana en torno a valores como el respeto, la tolerancia y el trabajo en equipo.

La ponencia inaugural de Jorge de Dios, director de Salarca (grupo ASPRODES), nos llevó del concepto de los huertos que transforman al de los huertos en movimiento, para terminar con la visión de los huertos como espacio que invita al activismo. Para no dejar lugar a dudas, terminó con una frase de Gandhi: “Tú debes ser el cambio que deseas ver en el mundo”.

En un auditorio que completó su aforo de casi 200 personas, Paula Ortiz, del colectivo Germinando, moderó la mesa de experiencias y ayudó a que los cuatro premiados compartieran los puntos clave de sus experiencias, repletas de motivos entrañables y humanos como no podía ser de otro modo:

  • Lourdes Abellán, coordinadora de huerta y actividades medioambientales de la Escuela Infantil Verducedo en Moaña, Pontevedra.
  • Maria Niubó, madre de la escuela y miembro de la Comisión del Huerto de Olba, del Colegio Rural Agrupado Javalambre en Olba, Teruel.
  • Carlos Salvadó, coordinador del proyecto del huerto del Instituto Sol de Riu en Alcanar, Tarragona.
  • Carles Guirado técnico de proyectos de la Associació Espigoladors en El Prat de Llobregat, Barcelona.

Mientras estábamos inmersos en sus relatos, los 50 niños de 5 a 12 años que asistieron al evento disfrutaban de unas actividades paralelas, donde compartían conocimientos propios de la vida en los huertos.

Posteriormente, y ya todos juntos, entramos en la fase del alborozo y los aplausos, cuando nombramos uno por uno a los premiados y los accésits para que subieran al escenario a recibir los trofeos y premios correspondientes. Muchas fotos y alegría para llevarse de vuelta a casa.

Terminamos a buena hora, bien entrada la tarde, degustando un cóctel con productos ecológicos a la par que departíamos con los premiados sobre posibles desarrollos y vínculos para acciones en el futuro. Les rodeamos en las mesas de presentación de cada iniciativa había preparado con todo detalle para el evento.

La Fundación Triodos aprovechó el momento para presentar ante los asistentes la experiencia de actividades en el huerto que está promoviendo entre los trabajadores de Triodos Bank. En los jardines de la sede central en Las Rozas se ha iniciado un trabajo de huerto en el entorno de la empresa para aprovechar sus efectos sanadores como lugar de encuentro e inspiración. Invitamos a conocerlo tanto los empleados de Triodos Bank como a clientes o vecinos que quieran acercarse a compartir la belleza que surge de la creación de un paisaje comestible y medicinal propio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si estáis interesados en ver cómo fue la jornada podéis consultar el enlace a la grabación del evento en nuestro Facebook.

Plantar para curar la naturaleza herida

Por Lourdes Abellán, coordinadora de huerta y actividades medioambientales del EEI de Verducedo, Moaña (Pontevedra). Ganador del 1er premio de infantil del concurso nacional Huertos Educativos Ecológicos 2017.

El lunes 16 de octubre, amanece en Vigo, en Moaña. tras tensas horas en un largo día y una terrible noche de llamas, humo, confusión, comunicados y mucha, mucha tensión e impotencia.

Lunes. Ojerosos, algunas ausencias… Llegamos a nuestra escuela después de esta negra ola de incendios que ha asolado Galicia, Asturias y Portugal. Llamas que han rodeado nuestra comarca durante el pasado fin de semana, llamas que durante la noche nos tocaban de cerca y salían de todas partes en la ciudad de Vigo que tenemos enfrente. Estamos desolados, cansados, tristes, incrédulos…

Pensamos qué hacer, cómo poner una tirita a esta naturaleza herida desde nuestra pequeña escuela de Verducedo.

Decidimos ponernos de acuerdo una vez más con la Comunidad de Montes de Moaña y todos juntos: alumnos, profes, familias, vecinos y todos los que nos quieran acompañar…¡VAMOS A PLANTAR!

Plantar muchas de las bellotas que tenemos en los privilegiados robles de nuestro jardín, en la tierra quemada o baldía por incendios de otros años anteriores. También nuestros árboles quieren ser solidarios con sus hermanos caídos en este sinsentido. Esta semana recogimos, seleccionamos y plantamos más de 80 bellotas en semilleros, estarán sobre 3 meses en el invernadero. Será a principios de febrero cuando hayan crecido lo suficiente y la tierra esté preparada para recibir nuevos retoños. Allá iremos todos.

Nuestros pequeños alumnos piensan y sienten de una forma increíble.

Ahora nos toca remontar y curar. Y reflexionar sobre lo ocurrido, ¿será posible un “nunca más”? Es nuestro deseo.

ganadores pemio hertos educativos

Ganadores del IV Premio Nacional Huertos Educativos Ecológicos

Por Fundación Triodos.

El jurado del Premio Nacional Huertos Educativos Ecológicos, que impulsan Asociación Vida Sana y Fundación Triodos, ha elegido a los ganadores de este año entre un total de 148 proyectos presentados.

En esta edición es destacable el gran número de iniciativas que surgen desde el entorno rural fomentando el emprendimiento y el desarrollo de estas zonas.

La entrega de premios tendrá lugar el próximo 17 de noviembre en La Casa Encendida de Madrid dentro de la Jornada: Huertos que transforman, a la que os animamos a todos a venir. Información e inscripciones en http://www.fundaciontriodos.es/

El listado completo de centros finalistas puede consultarse en http://www.mamaterra.info/

Centros ganadores:

Premio Huertos_Educativos_EcológicosCATEGORÍA EDUCACIÓN INFANTIL

Primer premio: EEI de Verducedo. Moaña (Pontevedra)

Los animales son los grandes protagonistas de este proyecto de centro de título “Los bichos”. Durante este curso, el centro ha organizado un gran número de actividades con pequeños animales que han aportado un gran aprendizaje, los beneficios que aportan en nuestro entorno y en el del huerto en concreto, para respetar la naturaleza en su conjunto.

Accésit: EEI Los Ángeles. Madrid

Proyecto impulsado desde el AMPA que cuenta con el apoyo de toda la comunidad educativa, de modo que el huerto se ha convertido en un espacio abierto en el que las familias de la escuela trabajan conjuntamente y en comunidad con el personal docente. De este modo, contribuyen a aumentar la conciencia de desarrollo sostenible así como conectar a los más pequeños con el cuidado del medio ambiente y su entorno más inmediato a través de la creatividad y la participación.

 

CATEGORÍA EDUCACIÓN PRIMARIA

Primer premio: CRA Javalambre. Olba (Teruel)

El huerto es el eje central del proyecto de innovación que llevan a cabo en el Aula de Olba del CRA Javalambre. Se fomenta así una escuela abierta, sin paredes, donde los menores aprenden de forma práctica a cuidar su entorno y su alimentación, adquiriendo herramientas para crear su futuro diseñando empresas respetuosas, ecológicas, sostenibles y locales.

Accésit: CEIP San Blas. Santa Marta de Tormes (Salamanca)

Con la ayuda de entidades públicas, como el Ayuntamiento y la Universidad de Salamanca, de inclusión social, como ASPRODES, o de organizaciones ambientales como Fundación Tormes, se ha puesto en marcha el proyecto “El huerto de Blas”. En él se ha implicado todo el centro destacando la organización de los alumnos en una comisión de delegados que toma las decisiones sobre el trabajo del huerto.

 

CATEGORÍA EDUCACIÓN SECUNDARIA

Primer premio: IES Sol de Riu. Alcanar (Tarragona)

Instituto situado en un entorno socioeconómico que gira en torno al sector agrícola. Por ello a través de su proyecto Agro-verd han diseñado una estrategia formativa que tiene como finalidad la creación de un grupo cooperativo que produzca y comercialice productos ecológicos típicos de la zona. Los alumnos de 4º de ESO son los protagonistas y participan en todas las actividades que van desde las propias de diseño y mantenimiento del huerto hasta la estrategia de marketing para la venta de productos.

Accésit: IES Gregorio Prieto. Valdepeñas (Ciudad Real)

Proyecto en el que destaca el valor del huerto ecológico como espacio inclusivo donde trabajar la autoestima y la motivación además de ser un lugar de convivencia y de trabajo en equipo con alumnos con capacidades diferentes matriculados en el centro.

 

CATEGORÍA AGRICULTURA SOCIAL

Primer premio: Associació Espigoladors. El Prat de Llobregat (Barcelona)

El jurado ha valorado el carácter innovador de este proyecto basado en la antigua tradición de entrar a los campos una vez finalizada la cosecha para recoger lo que todavía es aprovechable. A partir del aprovechamiento de frutas y verduras imperfectas, Espigoladors desarrolla un modelo productivo que impacta positivamente en tres problemáticas sociales: el despilfarro de comida, la dificultad de acceso a una alimentación sana para algunos colectivos en riesgo de exclusión social y la falta de oportunidades de los mismos.

Accésit: Centro de desarrollo Rural Portas Abertas. Vilardevós (Ourense)

Proyecto centrado en el mundo rural y con un marcado carácter agroecológico con un enfoque muy participativo. A partir de la recuperación de semillas autóctonas, la educación y la formación en agricultura ecológica se pretende luchar contra el despoblamiento de zonas rurales y enseñar a las personas en riesgo de exclusión social a cultivar sus propios alimentos.

 

Desde la Fundación Triodos queremos dar la enhorabuena a todos los premiados y agradecer la participación a todos los centros, cada uno con su proyecto cargado de ilusión y esfuerzo.

Premio Huertos Educativos Ecológicos: una fuente de recursos para los centros escolares

Actividades pedagógicas para trabajar en el huerto

Por Montse Escutia, coordinadora técnica de Asociación Vida Sana.

El huerto educativo ecológico es una excelente herramienta pedagógica que puede relacionarse con gran variedad de contenidos curriculares en todas las etapas escolares.

Su presencia ha crecido exponencialmente en los centros que lo utilizan en mayor o menor grado en función de sus posibilidades. En algunos centros el huerto está totalmente integrado en el currículum como proyecto. Otros lo utilizan como apoyo a determinadas asignaturas o etapas escolares. Pero sea cual sea el uso que se le dé, los alumnos siempre reciben el beneficio de una actividad que fomenta el contacto con la tierra y el desarrollo de muchos valores como el respeto, el trabajo en grupo, la paciencia, la creatividad o la igualdad.

Desde que en 2013 se puso en marcha el Premio Huertos Educativos Ecológicos, han participado más de 350 centros de todo el país lo que pone de manifiesto el potencial del huerto como herramienta pedagógica. Además de premiar las mejores iniciativas, el premio tiene otro objetivo claro: crear una base de datos colaborativa con actividades y proyectos donde el huerto escolar ecológico sea el protagonista. De esta forma se comparten experiencias de muchos centros que, aunque no hayan resultado premiados, no por ello no resultan interesantes y muy útiles como modelo para otros.

Con este espíritu, desde el proyecto Mamaterra de la Asociación Vida Sana, entidad co-organizadora del premio, se ha hecho una primera selección de actividades pedagógicas útiles para todos los centros que pueden consultarse en su web y están disponibles para cualquier persona interesada.

actividades pedagogicas

Se incluyen diferentes documentos organizados de la siguiente forma:

  • Documentos para el registro de datos y seguimiento del huerto con ejemplos de calendarios.
  • Cuadernos de campo o fichas de plantas.
  • Construcción de estructuras y elementos para el huerto como invernaderos, semilleros, hoteles de insectos o espantapájaros.
  • Actividades sobre el compostaje, actividades artísticas, alimentación ecológica y salud, dinámicas de grupo, actividades experimentales y prácticas agrícolas.

El objetivo es ir añadiendo nuevas actividades de centros que se postulan en las nuevas ediciones. Por ello animamos a todos los centros del país a presentarse al Premio, sea cual sea el nivel de desarrollo de su proyecto, ya que seguro que hay algún aspecto que puede servir de ejemplo y aporte su granito de arena a este proyecto que es posible gracias a la colaboración de todos.

Premiar y reconocer el trabajo de los huertos ecológicos

Por Fundación Triodos.

En la Fundación somos conscientes del esfuerzo que supone poner en marcha un proyecto de huerto educativo ecológico. Los promotores de estos proyectos, en ocasiones, tienen primero que justificar su puesta en marcha ante los órganos de decisión de cada centro, tienen que buscar aliados y tienen que esforzarse todo el año para que el proyecto siga vivo, tenga sentido, adquiera protagonismo y realmente aporte los resultados esperados.

Pero detrás de todo este esfuerzo hay un objetivo y unos resultados que conllevan infinidad de beneficios tanto a los promotores de los proyectos como a los usuarios de los mismos. Hasta el momento casi un centenar de colaboradores de nuestro blog han querido compartir sus experiencias positivas entorno al huerto para seguir difundiendo su valioso papel y seguir animando a la comunidad educativa a iniciar este tipo de proyectos.

Por todo ello desde la Fundación Triodos y en colaboración con la Asociación Vida Sana, queremos premiar el esfuerzo y la dedicación de estos colectivos, con la puesta en marcha por cuarto año consecutivo de una nueva convocatoria del Premio Nacional Huertos Educativos Ecológicos.

Premio Huertos_Educativos_Ecológicos¿En qué consiste el premio?

El objetivo de premio, en el que ya han participado cerca de 400 centros educativos y sociales de todo el país, es aflorar proyectos que actualmente se están llevando a cabo para continuar potenciando el huerto ecológico como herramienta educativa que favorece un aprendizaje global y fomenta los valores del respeto por el medio ambiente, la producción sostenible de hortalizas, así como una alimentación sana.

Se establecen cuatro categorías:

  1. Educación Infantil (sólo centros que trabajen con alumnos hasta los 6 años)
  2. Educación Primaria (centros que trabajan conjuntamente con alumnos de infantil y primaria, y si es el caso secundaria)
  3. Educación Secundaria (centros que trabajen con niños a partir de 12 años)
  4. Agricultura Social (proyectos y experiencias que fomenten la  regeneración social a través de la agricultura ecológica),  incluidos los centros de educación especial para adultos y los de educación secundaria no obligatoria (Bachillerato y Ciclos Formativos)

¿Cómo se puede participar?

Para solicitar la participación en el premio deberá:

  1. Rellenar el formulario de inscripción en la web www.mamaterra.info.
  2. Adjuntar la memoria del proyecto  con los anexos correspondientes en un único documento. El tamaño máximo aceptado de la memoria es de 10Mb.
  3. Plazo de presentación de proyectos: del 01/06/2017 al 15/07/2017.

¿Qué aporta a los premiados?

Para cada una de las categorías hay un Primer Premio de 1.000 € y un accésit con material para el huerto ecológico. Además se elegirán siete finalistas por cada categoría a los que se les entregará un diploma acreditativo.

Pero, más allá de la aportación económica, lo que queremos otorgar a los centros seleccionados es un reconocimiento. Queremos que el premio sirva para reconocer su éxito, para valorar el esfuerzo de los promotores y para dar visibilidad a su iniciativa con la intención de que pueda servir de ejemplo a todos los centros que estén diseñando su proyecto de huerto ecológico.

Si quiere conocer más detalles del premio consulte las Bases y el Funcionamiento del jurado.

Evento

foto trofeos ganadores_III edición huertos educativos ecológicos

Fiesta de los Huertos Educativos Ecológicos

Por Montse Escutia, coordinadora técnica de Asociación Vida Sana

Cuando trabajas en una asociación como Vida Sana la mayoría de los proyectos son muy agradecidos. Aunque tengas que dedicar tiempo y esfuerzo, aunque  las relaciones humanas a veces resultan complicadas, al final siempre tienes la sensación de que ha valido la pena, que has aportado un granito de arena más para conseguir un mundo mejor. Pero si me hicieran escoger sólo uno de los muchos proyectos en los que participamos, el premio Huertos Educativos Ecológicos sería el elegido. Descubrir año tras año el trabajo llevado a cabo por maestros y profesores (maestras y profesoras), muchas veces en condiciones muy precarias, con entornos sociales muy duros y ver lo que son capaces de hacer con un simple huerto, la transformación y el impacto que tiene en los alumnos, en los padres, en el conjunto de la comunidad educativa… es casi un milagro. A eso hay que añadir la nueva categoría de horticultura social que me ha devuelto la confianza en la humanidad a cada proyecto que llegaba.

El pasado viernes 25, en la sala de actos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de la Universidad Politécnica de Madrid,  tuvo lugar el acto de entrega de los premios de la tercera edición. En una sala abarrotada de gente, maestros, familias, niños y niñas, representantes de los centros y entidades premiadas y sus acompañantes, pudimos conocer un poco más a las personas que hay detrás de cada proyecto. Dieron la bienvenida a los presentes  Luis Ricote, director de la ETSIAAB, Mikel García-Prieto presidente de la Fundación Triodos y Angeles Parra presidenta de la Asociación Vida Sana. Paralelamente, en el edificio del  Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano, se llevaron a cabo talleres destinados a los niños que habían asistido al acto organizado por Mamaterra y la cooperativa Germinando.

Apertura de la jornada con luis ricote, director de la ETSIAAB, mikel garcía-prieto presidente de la fundación triodos y angeles parra presidenta de la asociación vida sana y ricardo colmenares director de la fundación triodos

Fueron casi dos horas en las que se contó con un interesante debate inicial en el que participaron los expertos José Carlos Tobalina, experto en Educación Infantil y Ambiental; Rafael Ruiz, jefe del departamento de Educación Ambiental del ayuntamiento de Madrid; y David Pereira, profesor titular de la Universidad Politécnica de Madrid. Seguidamente los premiados hicieron una breve explicación de sus proyectos que, tanto a ellos como a algunos de nosotros, se nos hizo corta. Pero éramos muchos y algunos con un billete de tren de regreso a sus casas que no podía esperar. Como cierre una actuación en directo de los alumnos del colegio Huerta Santa Ana de Sevilla, premiados en la edición anterior, cantando su “Rap del Hortelano”.

Como cada año, fue un acto muy emotivo porque todas esas personas trabajan duro y es un acto público de reconocimiento, es premiarles y decirles que son un ejemplo para la sociedad y que no están solos, porque hay muchas otras personas que, como ellos, trabajan silenciosamente para que nuestros hijos e hijas y para que las personas con más dificultades  tengan en el huerto ecológico un aliado para que su vida sea un poco más fácil y el futuro mucho mejor.