Entradas

Premio Huertos Educativos Ecológicos: una fuente de recursos para los centros escolares

Actividades pedagógicas para trabajar en el huerto

Por Montse Escutia, coordinadora técnica de Asociación Vida Sana.

El huerto educativo ecológico es una excelente herramienta pedagógica que puede relacionarse con gran variedad de contenidos curriculares en todas las etapas escolares.

Su presencia ha crecido exponencialmente en los centros que lo utilizan en mayor o menor grado en función de sus posibilidades. En algunos centros el huerto está totalmente integrado en el currículum como proyecto. Otros lo utilizan como apoyo a determinadas asignaturas o etapas escolares. Pero sea cual sea el uso que se le dé, los alumnos siempre reciben el beneficio de una actividad que fomenta el contacto con la tierra y el desarrollo de muchos valores como el respeto, el trabajo en grupo, la paciencia, la creatividad o la igualdad.

Desde que en 2013 se puso en marcha el Premio Huertos Educativos Ecológicos, han participado más de 350 centros de todo el país lo que pone de manifiesto el potencial del huerto como herramienta pedagógica. Además de premiar las mejores iniciativas, el premio tiene otro objetivo claro: crear una base de datos colaborativa con actividades y proyectos donde el huerto escolar ecológico sea el protagonista. De esta forma se comparten experiencias de muchos centros que, aunque no hayan resultado premiados, no por ello no resultan interesantes y muy útiles como modelo para otros.

Con este espíritu, desde el proyecto Mamaterra de la Asociación Vida Sana, entidad co-organizadora del premio, se ha hecho una primera selección de actividades pedagógicas útiles para todos los centros que pueden consultarse en su web y están disponibles para cualquier persona interesada.

actividades pedagogicas

Se incluyen diferentes documentos organizados de la siguiente forma:

  • Documentos para el registro de datos y seguimiento del huerto con ejemplos de calendarios.
  • Cuadernos de campo o fichas de plantas.
  • Construcción de estructuras y elementos para el huerto como invernaderos, semilleros, hoteles de insectos o espantapájaros.
  • Actividades sobre el compostaje, actividades artísticas, alimentación ecológica y salud, dinámicas de grupo, actividades experimentales y prácticas agrícolas.

El objetivo es ir añadiendo nuevas actividades de centros que se postulan en las nuevas ediciones. Por ello animamos a todos los centros del país a presentarse al Premio, sea cual sea el nivel de desarrollo de su proyecto, ya que seguro que hay algún aspecto que puede servir de ejemplo y aporte su granito de arena a este proyecto que es posible gracias a la colaboración de todos.

Premiar y reconocer el trabajo de los huertos ecológicos

Por Fundación Triodos.

En la Fundación somos conscientes del esfuerzo que supone poner en marcha un proyecto de huerto educativo ecológico. Los promotores de estos proyectos, en ocasiones, tienen primero que justificar su puesta en marcha ante los órganos de decisión de cada centro, tienen que buscar aliados y tienen que esforzarse todo el año para que el proyecto siga vivo, tenga sentido, adquiera protagonismo y realmente aporte los resultados esperados.

Pero detrás de todo este esfuerzo hay un objetivo y unos resultados que conllevan infinidad de beneficios tanto a los promotores de los proyectos como a los usuarios de los mismos. Hasta el momento casi un centenar de colaboradores de nuestro blog han querido compartir sus experiencias positivas entorno al huerto para seguir difundiendo su valioso papel y seguir animando a la comunidad educativa a iniciar este tipo de proyectos.

Por todo ello desde la Fundación Triodos y en colaboración con la Asociación Vida Sana, queremos premiar el esfuerzo y la dedicación de estos colectivos, con la puesta en marcha por cuarto año consecutivo de una nueva convocatoria del Premio Nacional Huertos Educativos Ecológicos.

Premio Huertos_Educativos_Ecológicos¿En qué consiste el premio?

El objetivo de premio, en el que ya han participado cerca de 400 centros educativos y sociales de todo el país, es aflorar proyectos que actualmente se están llevando a cabo para continuar potenciando el huerto ecológico como herramienta educativa que favorece un aprendizaje global y fomenta los valores del respeto por el medio ambiente, la producción sostenible de hortalizas, así como una alimentación sana.

Se establecen cuatro categorías:

  1. Educación Infantil (sólo centros que trabajen con alumnos hasta los 6 años)
  2. Educación Primaria (centros que trabajan conjuntamente con alumnos de infantil y primaria, y si es el caso secundaria)
  3. Educación Secundaria (centros que trabajen con niños a partir de 12 años)
  4. Agricultura Social (proyectos y experiencias que fomenten la  regeneración social a través de la agricultura ecológica),  incluidos los centros de educación especial para adultos y los de educación secundaria no obligatoria (Bachillerato y Ciclos Formativos)

¿Cómo se puede participar?

Para solicitar la participación en el premio deberá:

  1. Rellenar el formulario de inscripción en la web www.mamaterra.info.
  2. Adjuntar la memoria del proyecto  con los anexos correspondientes en un único documento. El tamaño máximo aceptado de la memoria es de 10Mb.
  3. Plazo de presentación de proyectos: del 01/06/2017 al 15/07/2017.

¿Qué aporta a los premiados?

Para cada una de las categorías hay un Primer Premio de 1.000 € y un accésit con material para el huerto ecológico. Además se elegirán siete finalistas por cada categoría a los que se les entregará un diploma acreditativo.

Pero, más allá de la aportación económica, lo que queremos otorgar a los centros seleccionados es un reconocimiento. Queremos que el premio sirva para reconocer su éxito, para valorar el esfuerzo de los promotores y para dar visibilidad a su iniciativa con la intención de que pueda servir de ejemplo a todos los centros que estén diseñando su proyecto de huerto ecológico.

Si quiere conocer más detalles del premio consulte las Bases y el Funcionamiento del jurado.

Evento

foto trofeos ganadores_III edición huertos educativos ecológicos

Fiesta de los Huertos Educativos Ecológicos

Por Montse Escutia, coordinadora técnica de Asociación Vida Sana

Cuando trabajas en una asociación como Vida Sana la mayoría de los proyectos son muy agradecidos. Aunque tengas que dedicar tiempo y esfuerzo, aunque  las relaciones humanas a veces resultan complicadas, al final siempre tienes la sensación de que ha valido la pena, que has aportado un granito de arena más para conseguir un mundo mejor. Pero si me hicieran escoger sólo uno de los muchos proyectos en los que participamos, el premio Huertos Educativos Ecológicos sería el elegido. Descubrir año tras año el trabajo llevado a cabo por maestros y profesores (maestras y profesoras), muchas veces en condiciones muy precarias, con entornos sociales muy duros y ver lo que son capaces de hacer con un simple huerto, la transformación y el impacto que tiene en los alumnos, en los padres, en el conjunto de la comunidad educativa… es casi un milagro. A eso hay que añadir la nueva categoría de horticultura social que me ha devuelto la confianza en la humanidad a cada proyecto que llegaba.

El pasado viernes 25, en la sala de actos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de la Universidad Politécnica de Madrid,  tuvo lugar el acto de entrega de los premios de la tercera edición. En una sala abarrotada de gente, maestros, familias, niños y niñas, representantes de los centros y entidades premiadas y sus acompañantes, pudimos conocer un poco más a las personas que hay detrás de cada proyecto. Dieron la bienvenida a los presentes  Luis Ricote, director de la ETSIAAB, Mikel García-Prieto presidente de la Fundación Triodos y Angeles Parra presidenta de la Asociación Vida Sana. Paralelamente, en el edificio del  Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano, se llevaron a cabo talleres destinados a los niños que habían asistido al acto organizado por Mamaterra y la cooperativa Germinando.

Apertura de la jornada con luis ricote, director de la ETSIAAB, mikel garcía-prieto presidente de la fundación triodos y angeles parra presidenta de la asociación vida sana y ricardo colmenares director de la fundación triodos

Fueron casi dos horas en las que se contó con un interesante debate inicial en el que participaron los expertos José Carlos Tobalina, experto en Educación Infantil y Ambiental; Rafael Ruiz, jefe del departamento de Educación Ambiental del ayuntamiento de Madrid; y David Pereira, profesor titular de la Universidad Politécnica de Madrid. Seguidamente los premiados hicieron una breve explicación de sus proyectos que, tanto a ellos como a algunos de nosotros, se nos hizo corta. Pero éramos muchos y algunos con un billete de tren de regreso a sus casas que no podía esperar. Como cierre una actuación en directo de los alumnos del colegio Huerta Santa Ana de Sevilla, premiados en la edición anterior, cantando su “Rap del Hortelano”.

Como cada año, fue un acto muy emotivo porque todas esas personas trabajan duro y es un acto público de reconocimiento, es premiarles y decirles que son un ejemplo para la sociedad y que no están solos, porque hay muchas otras personas que, como ellos, trabajan silenciosamente para que nuestros hijos e hijas y para que las personas con más dificultades  tengan en el huerto ecológico un aliado para que su vida sea un poco más fácil y el futuro mucho mejor.

 

Los huertos educativos se merecen un premio

Por Fundación Triodos

Siguiendo nuestro oPremio Huertos Educativos Ecológicosbjetivo de fomentar el uso del huerto ecológico como herramienta pedagógica y de mejora social, hemos lanzado por tercer año consecutivo y en colaboración con la Asociación Vida Sana, una nueva edición del Premio Nacional para Huertos Educativos Ecológicos.

Después de dos exitosas ediciones en las que han participado cerca de 300 centros de todo el país, el objetivo es afianzar el premio como una referencia entre las escuelas e institutos y seguir aflorando proyectos que actualmente se están llevando a cabo para continuar potenciando el huerto ecológico como herramienta educativa, capaz de hacer llegar a los más pequeños los valores del respeto por el medio ambiente, la producción sostenible de hortalizas, así como una alimentación sana.

Además en esta edición, se da un paso adelante y se amplía el premio a una nueva categoría destinada a proyectos de horticultura social y educación no obligatoria. La agricultura ecológica aporta también valiosos servicios sociales al entorno natural y humano que vinculan la propia producción de alimentos con la salud y el empleo, la educación o la terapia. Estas son actividades promotoras de regeneración y salud social, que no queríamos dejar fuera en este premio nacional.

En esta nueva categoría, podrán optar al premio todas aquellas entidades que hayan desarrollado un proyecto o una experiencia relacionados con la agricultura social, cuyo objetivo sea generar un proyecto educativo, formativo, de inserción laboral, inclusión social o de mejora de la salud física y mental de las personas, a través del trabajo agrario y la promoción de la agricultura y la alimentación ecológica.

El premio establece 4 categorías:

  1. Educación Infantil: solo centros que trabajen con alumnos hasta los 6 años.
  2. Educación Infantil y Primaria: centros que trabajan conjuntamente con alumnos de infantil y primaria, y si es el caso secundaria.
  3. Educación Secundaria: centros que trabajen con niños a partir de 12 años.
  4. Agricultura social: proyectos y experiencias que fomenten la regeneración social a través de la agricultura ecológica, incluyendo los centros de Educación Especial que trabajen con adultos, Bachillerato y Ciclos Formativos.

Para cada una de las categorías hay un primer premio de 1.000 €, y un accésit que incluye material para el huerto ecológico.

Os animamos a todos los centros que tengáis en marcha un proyecto de este tipo a presentar vuestro proyecto desde el 1 de junio al 15 de julio del 2016.

Consulte las bases y todos los detalles del premio en el siguiente enlace.