Entradas

Cultivando la Universidad Complutense

Por Belén Martínez, miembro de la HuertAula Comunitaria de Agroecología “Cantarranas” y profesora de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid

Ayer amanecimos con la triste noticia de la muerte de Javier Garrido, profesor de Sociología de la UCM que impulsó el Huerto de Sabia Bruta en el Campus de Somosaguas, miembro fundador de la de la Red de Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid, y actualmente Delegado del Rector para Campus y Medioambiente de la UCM, desde donde supo transformar las dinámicas y estrategias de este espacio institucional para caminar hacia una Universidad más cultivada, participativa y respetuosa.

Javi, compañero en la universidad y en los movimientos sociales, nos dejas con la tarea de seguir regando los huertos que tú sembraste.

Vayan como homenaje y recuerdo a tu coraje, cordura y cordialidad, este texto publicado hoy en el blog de Huertos Educativos y el publicado ayer en el blog de la Red de Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid.

 

Javier Garrido

Javier Garrido, junto a varios compañeros de la Red de Huertos Urbanos de Madrid.

En el año 2010, tres profesores de la Universidad Complutense de Madrid (en adelante UCM), apoyados por el entonces Director de la Casa del Estudiante, actualmente Vicerrector de Estudiantes, iniciamos el Proyecto de Innovación Educativa “HuertAula Comunitaria de Agroecología Cantarranas”. La HuertAula Cantarranas surgió para acercar la universidad a las dinámicas y luchas de los movimientos sociales por la soberanía alimentaria y la agroecología, planteándolo como un espacio de reflexión, formación e investigación y de acción para la socialización.

Tras siete años, la HuertAula Cantarranas es a fecha de hoy un espacio consolidado donde sus frutos ya maduran. Se trata de una Huerta Comunitaria perteneciente a la Red de Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid, donde vecinos/as y miembros de la comunidad universitaria aprendemos juntos a cultivar y a organizarnos de manera colectiva, mejorando su biodiversidad (semillero comunitario), la fertilidad del suelo y la sostenibilidad del sistema (huerto biointensivo demostrativo). Al mismo tiempo es un Aula de Agroecología, con una amplia oferta abierta a estudiantes UCM y público en general, que incluye jornadas de agroecología, talleres mensuales de autoformación, formación continua sobre el método de “Cultivo Biointensivo”, tutorización de estudiantes UCM con reconocimiento de créditos e, incluso este año, de un joven belga con un contrato en prácticas dentro del programa movilidad Europass.

Sembrando valores

De manera trasversal trabajamos la inclusión social, organizando diversas acciones con entidades que trabajan con personas con diversidad funcional. Por ejemplo, durante la Semana de la Ciencia, el proyecto de semillero comunitario y las Jornadas de Agreocología, estuvieron dedicadas este año a la Agricultura Social Inclusiva, colaborando estrechamente con la Unidad de Apoyo a la Diversidad e Inclusión (UCMd+i).

La aproximación a la agroecología para niños y niñas es otra de las líneas transversales que desarrollamos a través de visitas de grupos escolares durante la Semana de la Ciencia para realizar talleres de agroecología adaptados a sus edades, con la participación semanal de familias en la huerta, e incluso hemos realizado algún campamento urbano en verano.

La HuertAula Cantarranas se integra a su vez en la recién creada Red sobre Urbanismo, Alimentación y Agroecología, impulsada por el GIAU+S (UPM), para poner en común investigaciones relacionadas con estos temas desarrolladas desde universidades públicas, centros de investigación, colectivos, asociaciones y actores de la economía social de la región.

Y seguimos creciendo

Pero Cantarranas no es el único espacio cultivado en la UCM. En 2010 se inició el huerto comunitario de Sabia Bruta en el Campus de Somosaguas, impulsado por tres estudiantes y por el actual Delegado del Rector para Campus y Medio Ambiente UCM, como proyecto de aprendizaje colectivo y de experimentación en agroecología, centrado en el cultivo biointensivo. En 2014, un grupo de estudiantes de la Facultad de Educación iniciaron la Huerta de la Oprimida, para formarse tanto en la creación de futuros huertos escolares como en trabajo en equipo y toma de decisiones en horizontal. Y finalmente, en 2016, se constituyó el Grupo de Voluntariado Ambiental, formado principalmente por estudiantes de la Facultad de Veterinaria, con apoyo de Decanato, profesorado y PAS, para mejorar la biodiversidad de un espacio utilizado como zona de reunión, transformándolo en un “Arboreto veterinario”, es decir, una colección de árboles, arbustos y herbáceas de interés veterinario.

La Delegación de Rector para Campus y Medio ambiente de la UCM ofrece un importante apoyo académico a sus huertos eco-didácticos, mediante el Programa de Actividades Medioambientales, que reconoce créditos a aquellos estudiantes que participen en las diversas actividades y formaciones realizadas en los mismos. Además, tiene en proyecto la creación de un espacio de una hectárea que combine huertos de investigación, de educación, comunitarios y de alquiler, en la zona conocida como los “Viveros Populeto” junto al parque de la Dehesa de la Villa.

El efecto contagio de los huertos eco-didácticos se deja notar, y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), que comparte campus con la UCM, está recogiendo ideas para desarrollar otros huertos universitarios con el objetivo de lograr campus saludables, dentro de los planes de la Red Internacional de Campus por la Sostenibilidad de la que forma parte.

huerto ecoiidactico de la facultad de educación de soria

Los futuros maestros aprenden con el huerto educativo en el campus de Soria

Por Marcia Eugenio Gozalbo, Facultad de Educación de Soria, Universidad de Valladolid

Consolidación del Huerto EcoDidáctico de la Facultad de Educación de Soria como espacio educativo del campus

El Huerto EcoDidáctico del Campus Duques de Soria (Universidad de Valladolid) se ha consolidado como espacio educativo en este año 2017, con un cambio de localización que ha conllevado el traslado de las estructuras existentes (dos bancales elevados, un compostero doble y un vermicompostero de madera, además de un bidón para almacenaje de agua) a un espacio que se ha acondicionado en terrazas, orientado al sureste, más protegido del viento norte y con hermosas vistas al río Duero. Este espacio se ha vallado, señalizado como “Huerto EcoDidáctico” y registrado como espacio de pleno derecho del campus.

El huerto, cuyo manejo sigue los principios de la permacultura, nació en 2014 como una innovación docente del área de Didáctica de las Ciencias Experimentales para la asignatura de Ciencias Naturales, en 3º curso del Grado de Maestro de Educación Infantil, desde la que se presenta a las nuevas generaciones de maestros como un recurso muy adecuado para Infantil, que permite abordar de forma integrada, manipulativa y práctica, gran parte de los contenidos curriculares de ciencias naturales de la etapa, tanto conceptuales como actitudinales y procedimentales. En el marco de estos estudios de grado, el uso del huerto se aproxima mediante metodologías que implican un papel activo de los estudiantes, como el aprendizaje con tutoría (Eugenio M. y Aragón L. 2016), y promoviendo aprendizajes de tipo experiencial, en el que se da relevancia al trabajo de valores como la cooperación, el respeto y el cuidado de la vida, de la naturaleza y la salud.

huerto ecodidactico de la facultad de educación de soria

El cambio de localización, que se dio en febrero de 2017 ha proporcionado la oportunidad de trabajar en el huerto como proyecto, dando a los estudiantes capacidad de tomar decisiones sobre cómo mejorarlo. De este modo, se han añadido una caseta de herramientas donde guardar el material, y una mesa de exterior y algunos bancos, para mejorar su funcionalidad educativa. Además, se han plantado algunos árboles frutales, dos viñas y diversos árboles y arbustos autóctonos a modo de seto, y se ha ubicado un hotel de insectos, todo ello para aumentar su biodiversidad.

En relación a las propuestas educativas promovidas por el alumnado, se han llevado a cabo experimentos de crecimiento vegetal, se ha creado un rincón de plantas aromáticas, y se han ubicado especies “protectoras” en los bancales. Se ha trabajado también en el laboratorio midiendo el pH de los suelos, observando la mesofauna del vermicompost, estudiando la erosión de suelos mediante erosionómetros e investigando sobre los remedios naturales para las plagas.

El huerto constituye un espacio educativo facilitador de interacciones entre actores educativos. En este curso se han establecido colaboraciones con profesorado del Área de Didáctica de la Lengua y Literatura, y también con profesorado de la vecina EU de Ingenierías Agrarias. Este último llevó a cabo un análisis semicuantitativo de nutrientes en el vermicompost que obtenemos y utilizamos en los bancales, que nos permitió cerciorarnos de su excelente calidad. Además, hemos recibido la visita de un aula de Infantil de un colegio de la localidad para plantar el bancal de verano, que ha entusiasmado tanto a los alumnos/as de Infantil como a los de Grado.

Red de Huertos Escolares de la Ribera de Navarra

Por Diego Blanco Nayas, coordinador de la Red de Huertos Escolares de la Ribera de Navarra, miembro del Colectivo Helianto, técnico en jardinería y miembro de la Red de Universidades Cultivadas.

Colectivo Helianto surge a finales del 2014 con el objetivo principal de desarrollar y promover los valores medioambientales y de sostenibilidad en la Ribera de Navarra. Para cumplir con este objetivo se realizan actividades de divulgación medioambiental y proyectos que trabajen en esta línea.

Uno de los proyectos puestos en marcha es la Red de Huertos Escolares de la Ribera, un proyecto comarcal y participativo para desarrollar y promover los huertos escolares ecológicos, ofreciendo asesoramiento, formación y ayuda a los centros educativos de la comarca. Comenzó la andadura a finales del 2016 y en ella ya se han incorporado 8 huertos escolares y se ha impartido formación a más de 30 docentes de 15 colegios diferentes de la Ribera.

Entendemos el huerto escolar como un aula más dentro del centro donde se adquieren competencias y valores. Un espacio en el que las verduras, flores y plantas crean un espacio creativo y especial donde el alumnado puede acercarse a conceptos como la agroecología, soberanía alimentaria, sostenibilidad energética…es decir, un aula medioambiental.

Estructura de la Red

La estructura de la Red consta de tres partes: un huerto de referencia, un programa de actividades y una página web.

1. Huerto de referencia

20160519_180418Entendemos que es necesario un huerto escolar de referencia en el cual estén todos los elementos que consideramos esenciales como: diferentes tipos de bancales y cajones de cultivos, invernadero, charca, jardín vertical, zona de aromáticas, flores y árboles frutales, hotel de insectos, aula abierta, pared de agua, composteras etc.

Este huerto está en el colegio público de Arguedas y en él se desarrollan las actividades formativas de la red.

2. Programa de actividades

Para que el profesorado adquiera los conocimientos básicos para poder gestionar el huerto escolar se ha desarrollado un curso básico de formación que se dividió en dos partes. En la primera, se introdujo al profesorado en el manejo del huerto escolar con criterios de agricultura ecológica y fue impartida por el ingeniero técnico agrícola Gregorio Aguado Zardoya. En la segunda, se trató el huerto escolar como herramienta educativa y se contó el equipo de huerto escolar del Instituto Avempace de Zaragoza.

Aparte del curso de formación se irán desarrollando charlas y talleres relacionados con el huerto escolar como compostaje, agroecología escolar, creación de semilleros etc.

3. Web

El objetivo de la página web (http://www.redhuertosescolares.com/) es doble. Por un lado aglutinar y dar visibilidad al trabajo que se está haciendo entorno a los huertos escolares y por otro lado, ser una herramienta de intercambio de experiencias y actividades entre los huertos involucrados en la red.

En la web encontramos información referente a la red y los huertos escolares, un mapa con la localización de los huertos, una ficha con información de cada huerto escolar y un apartado de guías, recursos educativos y noticias.

Recientemente el huerto escolar que Colectivo Helianto y el Colegio Público Elvira España de Tudela pusimos en marcha fue reconocido por el Gobierno de Navarra como buena práctica medioambiental dentro los IX Premios de Buenas Prácticas de Desarrollo Local Sostenible de Navarra.

Huerto Elvira

Huerto del colegio público Elvira España, Tudela

Los retos de la Red de Huertos Escolares son muchos, pero en estos momentos nos estamos centrando en consolidar el proyecto y asesorar a los colegios que están empezando con los huertos ecológicos. Nuestro objetivo final es que los huertos formen parte del proyecto curricular del centro.

Os animamos a visitar la Red, a hacer uso de todos sus recursos y sobre todo a poner en marcha iniciativas parecidas dentro de vuestra propia Comunidad.