Plantas aromáticas

Soluciones ecológicas para proteger los cultivos

Por Fundación Triodos.

Uno de los problemas que nos podemos encontrar en el huerto ecológico son las posibles plagas o enfermedades que afectan a las hortalizas. Mantener un correcto equilibrio ecológico será fundamental para el buen funcionamiento del huerto, de forma que no solo se evite la aparición de plagas sino también frenar su propagación.

Las plantas aromáticas ofrecen muchas soluciones a las posibles plagas que puedan producirse en el huerto. Algunas de ellas actúan como repelentes para los insectos y frenarán en un buen porcentaje el aumento de cualquier tipo de plaga de una forma ecológica, como romero, lavanda, tomillo, menta, salvia y albahaca. Otras atraerán insectos beneficiosos que se encargarán de devorar a aquellos causantes de plagas: eneldo, borraja, hinojo o mejorana.

Proyecto de plantas aromáticas del colegio Maristas de Girona.

Proyecto de plantas aromáticas de los alumnos de ESO del Colegio Prínceps de Girona.

En el colegio Maristas de Girona han utilizado las plantas aromáticas para realizar un proyecto concreto con los alumnos de primero de ESO, donde se trabajan sus usos, propiedades y las 10 principales aplicaciones con la ayuda de pequeños instrumentos como por ejemplo el alambique. Han plantado en los márgenes del huerto diferentes tipos de plantas medicinales, que también son utilizadas por los más pequeños para entender las relaciones entre los diferentes elementos de la naturaleza y los seres vivos e, incluso, para elaborar pequeñas recetas como Requesón con plantas aromáticas.

El aceite de Neem es otro tratamiento ecológico que nos puede ser útil para nuestro huerto. Como insecticida, el aceite de Neem es un producto totalmente natural, sin riesgos para la planta o la persona que lo emplee, que interrumpe el desarrollo de los huevos y larvas. Al ser biodegradable si se aplica en el suelo actuará dentro de la planta, siendo mucho más eficaz en climas cálidos.

El agua jabonosa, es decir, agua en la que se ha disuelto detergente, es también eficaz contra pulgones si pulverizamos con ella. El Ceip Vicenta Ruso utilizó esta solución, entre otras, para proteger a los cultivos de los pulgones y fueron los propios alumnos los que pulverizaron las plantas con una solución preparada con jabón potásico.

Además en este centro también usaron ceniza y cerveza para proteger a las plantas de caracoles y babosas. Estos moluscos herbívoros pueden afectar a las hojas y a los frutos de casi todas las plantas, sobre todo a los de hojas tiernas: acelgas, albahaca, espinacas, lechuga…y convertirse en plaga si no se controlan. Con la ceniza aplicada sobre la tierra se pueden crear barreras alrededor del huerto o de las hortalizas que queramos proteger y la cerveza debemos usarla colocándola en un cuenco o vaso pequeño que deberemos ubicar en sitios oscuros y húmedos del huerto. Tanto los caracoles como las babosas se ven atraídos por la cerveza y, cuando llegan al vaso, resbalan por sus paredes y caen dentro sin poder salir.

Las infusiones de ortiga es otra solución que han usado muchos de los centros premiados en el Premio Nacional Huertos Escolares Ecológicos, como el colegio Huerta Santa Ana, o el colegio Maristas de Girona, cuyos alumnos aprovecharon este taller de preparación de la infusión para trabajar contenidos de muy diversas áreas como matemáticas, educación física y conocimiento del medio natural, social y cultural, entre otros. Estas infusiones son eficaces contra los pulgones, ácaros y algunos hongos. Para realizar la infusión se deja macerar alrededor de un kilo de ortigas en unos 5 litros de agua durante unos 20 días y después se incorpora a la planta. El preparado se debe remover diariamente.

Con todas estas claves, ¿te atreves ahora a luchar contra las plagas? ¿Conoces alguna otra receta ecológica para contribuir con ella a este post?

Colegio Huerta Santa Ana

Alumnos del colegio Huerta Santa Ana

3 comentarios
  1. María del Carmen Vaca Peña
    María del Carmen Vaca Peña Dice:

    Hola:
    Nosotros, en Almería, hemos iniciado este curso un huerto ecológico.
    Por el momento no hemos tenido que tratar nada (parece que las plagas aún no saben que exixtimos, jeje) pero tenemos 5 olivos y este año hemos recogido la aceituna. Algunas estaban picadas por la mosca del olivo. Esta primavera les hemos puesto trampas: una botella de plástico con agua y vinagre. En la parte superior se le hacen unos agujeros, no muy grandes. Las moscas son atraidas por el olor y caen en el agua al no poder salir de nuevo.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario